Poemas al director
Inicio Blogs Blog de Cine La Vida de Adèle
FacebookTwitterLinkedinRSS Feed

La Vida de Adèle

Escrito por José L. Hernández el día Martes, 05 Noviembre 2013. En las categorías Drama

La Vida de Adèle

La película galardonada con la Palma de Oro en el último Festival de Cannes, muestra el viaje personal lleno de emociones puras, intensas y desgarradoras de una adolescente que descubre el amor y sus consecuencias. Con sus casi tres horas de duración, asistimos a la historia secuencial eterna que lleva desde la pérdida de la inocencia hasta el choque frontal con los sinsabores de la vida adulta, pasando previamente por ese interludio efímero de pasión salvaje.

Las actrices Adèle Exarchopoulos y Léa Seydoux realizan unas interpretaciones impactantes, brillantes, profundas y tremendamente exigentes. A pesar de que la polémica acompaña a la película por la explicitud de sus escenas sexuales, lo cual no deja de sorprender estando ya en el año 2013, no son las escenas de sexo las que confirman la capacidad de estas dos actrices para desnudar su alma en pantalla. La última hora de película, donde el sexo es sólo un recuerdo, es de una intensidad emocional máxima.

Todo lo que vemos en pantalla, desde las emociones mostradas a flor de piel, las lágrimas reales y el dolor reflejado en los rostros, dejan un nudo constante en la garganta, que contrasta radicalmente con lo vivido durante la etapa de la pasión carnal y vital, donde las mejillas sonrosadas y las bellas sonrisas llenan la pantalla de dulzura.

Hay que acercarse a la película sin prejuicios morales ni esquemas predefinidos. Que la película tenga como epicentro la homosexualidad femenina no debería ser más que un mero dato anecdótico, ya que la historia en sí misma es mucho más importante e universal que cualquier combinación humana realizada en una cama.

La sexualidad es parte esencial de nuestras vidas, y como tal, debería ser mostrada siempre con naturalidad y libertad artística. Seguimos confundiendo pornografía con sexualidad en nuestra sociedad y los guardianes de la moral lo tienen fácil para marcar ciertas obras de arte como obscenas, cuando en realidad, son simple y llanamente, reales. Nadie es quien para juzgar la intimidad de las personas.

Maravillosa película.

 

lavidadeadele02

Social Bookmarks

Comentarios (0)

Déje un comentario

Usted está comentando como invitado. Autentificación opcional debajo.

Cancelar Enviando comentario...

Publica tus poemas
Difunde tus eventos
España e Hispanoamérica

Únete a la más importante...

Red Social de Poesia

Suscríbete al Boletín

museos-200-01

blog-soypoeta-home-200-01

Banner

Mario Benedetti

 

Publicidad gratuita:

Publica tu libro con Bubok

Casa del libro

Te lo edito