Soypoeta.com

Información cultural especializada en poesía. Red Social de Poesía

Inicio Especiales Concursos Temáticos I Concurso de Poemas Temáticos en la Red Social de Poesía: "El mar"
FacebookTwitterLinkedinRSS Feed

I Concurso de Poemas Temáticos en la Red Social de Poesía: "El mar"

Estado: cerrado
Fecha: 01/04/2013 - 31/05/2013

El "I Concurso de Poemas Temáticos Red Social de Poesía" tiene como temática "El mar".

Participar | Ver bases

Ordenar: más votados | más recientes

Jesús Cárdenas

  -   Publicado el Domingo, 21 Abril 2013

Del mar emergen los sueños

 

Desde lo más hondo del mar emergen

y se disponen como único telón de fondo

como el azul más destellante

y fulguran otras veces hablando

con las estrellas.

Coronan esa brisa de los mares,

una vela con el viento a favor.

Se dispersa en el mar igualador,

como se esparce en silencio la muerte.

 

El tiempo en este reino ha sido desposeído

de toda condición.

Vi, así, la sucesión de días y de noches,

sin marcas ni puntos ni nombres,

a éstos les sucedió la noche ártica,

la sombra de una montaña remota;

aquí el suelo es un imposible que se hunde.

 

Junto a mí algunos objetos:

un ancla y un espejo antiguos.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 1

Edel Romay

  -   Publicado el Sábado, 20 Abril 2013

EL MAR ESPEJO DE LA LUNA

En los opacos reflejos

de la inmensidad del mar

—La luna—  me dije—

se contempla así misma.

Sin embargo, en la cuenca,

la noche se entreteje de sueños

al continuarse mar adentro

buscando quizá, a un velero blanco

navegar sobre el espejo de la luna.

Porque la noche en el mar

lleva silencio de resonancias,

geometría de claroscuros,

superficies de redondeces,

matriz de cóncavas operaciones,

laberinto de sensaciones.

No obstante,

mientras jugábamos al amor,

la luna igualmente se entregaba al mar.

Integral y diferencial—me dije—

el cálculo de la luna en el mar.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 2

lourdes galvan

  -   Publicado el Viernes, 19 Abril 2013

TU AMAR

Cuando te veo,

solo pienso en tenerte.

En que me abrases

con esos brasos enormes y húmedos.

Amo las caricias que me haces

al encontrarme en tu regaso.

Mis ojos se llenan de emoción,

al verte tan lleno de vida.

pero a la vez...,

te temo.

Le temo a tu lugar desconocido y oscuro.

Tu grandeza inmortaliza

esa imagen que me llena de incertidumbre...

Pero a la vez...

Me exita tu secreto,

lo que nunca eh de saber de vos.

Hermoso, temible, inmenso e inexplorable MAR.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 1

Julio Recuero

  -   Publicado el Viernes, 19 Abril 2013

Solo tu adentro

Solo tu adentro por ti ausente

del ayer me queda una esperanza,

la pasión que tu dejaste

me fuerza a recordarte.

Te presiento hoy como entonces

desprevenido o consciente,

solo y acompañado

por el círculo de las horas

que baten sus alas tan frecuente,

y yo me dejo llevar por la impotencia

sin remedio, vivir sin que la vida me penetre

porque tu sigues presente.

Que yo ya sé que no hay retorno

aunque tu sientas lo mismo,

la soledad que nos persigue,

de la mar vengo a ti vuelvo

flujo y reflujo de la ola

sabiendo que nunca sera la misma,

como tu piel incandescente

y aquel deseo

que me embiste como la espuma. 

 

 

 

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 1

Víctor Salgado

  -   Publicado el Viernes, 19 Abril 2013

ALMA DE GRILLO

Vuelve,
siempre vuelve,

sin haberse ido.

 

A veces manso,

airado a veces,

veraz testigo.

 

Besos de espuma,

llanto de barro,

alma de grillo.

 

Horizonte abierto,

y en mi barca

un remo.

 

Amar,

dejarse amar,

el mar.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 1

Eva Álvaro

  -   Publicado el Viernes, 19 Abril 2013

BRISAS

 

BRISAS

 Las hijas  de la brisa mueren lentas, tempranas,

y escriben, sin tus sueños, las gotas permanentes

de esas  indiferencias que te sostienen leve.

Caminas en tus nubes  de azúcar, falsa paz,

contemplas, me contemplas  con cuidado, con mimo,

embriagado en mar blanco, mar violeta, azul.

Y  tus mentiras traen las chispas infinitas

de voces que no  entiendes, o que tal vez no escuchas.

Silenciosas mareas anuncian otras muertes

recuerdos  más inertes, marejadas de brisas.

Escribo con menudas gotas de indiferencia

los distintos destinos de pinceladas mudas.

Y mientras  tú decides morir solo y más lento,

yo decido vivir con las olas que me envuelven.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 2

Yoandy Cabrera

  -   Publicado el Viernes, 19 Abril 2013

VALENCIA O EL MAR


El mar, y nada más

Luis Cernuda

 

Caminamos la ciudad,

obstinada en esconder el mar.

Cuatro kilómetros entre edificios, calles, rostros

niegan desde la fundación romana,

a cada paso, la libertad del viento, de la ola.

Penetración imperial más interesada en la tierra

que en la costa lubricada.

Las avenidas esquivan el golpe sonoro e inevitable;

doblan, se cortan vertiginosamente,

como un terco laberinto que retrasa

el rostro de Neptuno

decidido a vivir de espaldas a unas casas

sin color e indefensas que a nada lo convidan.

Como una mujer frígida

Valencia  desconoce el orgasmo oceánico.

 

Solo por su empinada arquitectura,

por las ondas detenidas y sus dientes izados en el azul,

la ciudad de las Artes

parece en medio de una provincia casi monocroma

el testimonio más visible de la existencia del mar.

 

La Habana alterna destrucción con océano,

a cada paso uno recibe un golpe calcinado de asfalto,

techo y columnas gravitantes,

y luego un respiro intenso, inmenso entre cuadra y cuadra,

paisaje recortado pero infinito hacia el fondo,

muro y pálpito del agua en cada calle

que va a morir,

sin reservas ni miedos ni pudor,

al mar.

 

Cádiz, Palermo, La Habana,

ciudades que llevan como ofrendas las murallas,

la pobreza, el humilde don de sus pechos vencidos

hasta el inmenso corazón de la marea.

Valencia se retrae, se esconde, se oculta

de la sanadora y forzosa plenitud;

más que parecer protegida, a salvo,

se convierte en despintada vieja de provincia.

 

Es fácil borrar esta ciudad:

como si temiese al mar, Valencia se aleja, sucumbe.

Transitados los kilómetros,

cuando en el aire cada partícula niega con obstinación

toda orilla posible, toda enramada de agua,

cuando los caminos se agotan en un zigzagueo absurdo

que oculta al espejo marino,

llega, de imprevisto, la eternidad.

 

En la sombra, en la orilla, con los pies descalzos,

la noche y el mar te devoran, te asaltan, te engullen,

te salvan de la ciudad y su rara tristeza.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 3

JOSE ANTONIO PASTOR

  -   Publicado el Jueves, 18 Abril 2013

La Taberna del Mar

Murmullos de recuerdos,

desde la solitaria  taberna del mar

escucho el canto de los océanos,

oigo lejana la dulce balada del mar,

historias de gallardas fatigas marineras.

Murmullos de melancolía,

frente a la botella que embriaga los recuerdos,

convaleciente de cicatrices hostiles del alma

y evocando retratos de rebeldía adolescente

escucho la nostalgia a la luz de las velas

en la taberna del mar.

Murmullos de recuerdos,

en las noches de galerna de hierro

cuando la luna se recuesta sobre la mar

y las calmas olas, embravecidas lloran,

entonces,

oigo las voces de los hermanos extraviados.

Murmullos de añoranza,

miro la botella, a través del hermoso cristal,

navegando por los últimos  océanos de la vida

no más dóciles que las mareas de juventud

Inmisericorde gaviota ,que solitaria

muere en la arena.

Murmullos en la memoria,

a veces la  mar se ríe

flotando entre  remolinos de espuma

galopando las olas sobre la tristeza,

madre hermosa eres, mar mía.

Murmullos de juventud

Atrás quedaron mujeres hermosas,

Atrás quedaron amores perdidos,

Atrás quedaron gozos  y sombras,

Por la mar solo por la madre mar.

Murmullos al atardecer de una vida,

adoro como aman los marineros a su mar

añoro las arenas bajo mis cansados pies,

cuando las olas hendidas  por mitades,

ofrendan el fruto de su vientre cansado.

Ya solo soy un hombre de la lejana orilla

deambulando entre tempestades de tinieblas,

sollozando por los abismos desgarrados

soy como el viejo olivo que escucha la mar

ya solo soy un murmullo entre silencios

en la vieja taberna del mar.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 4

emanuel david peruchet

  -   Publicado el Jueves, 18 Abril 2013

NAVEGANDO(haiku)

Puro Timón
Que se atesoraba
En un corazón
Cerrado de más
Por Cadenas de Lento
Sufrimiento
Y Un Candado
De Malos Recuerdos
Que hice Versos.

Ir venciendo
Tan duros Eslabones
Con Palabras
Fue intenso
Pero uno a uno
Vi cediendo
Ante Mis Frases
-Hacha, muy afilada
Por El Tiempo.

Ya con cerrojo
Pero sosteniendo
Solo Pasado
Aquel Candado
Se volvió todo Mar,
Agua de mar
Que recorre Mi Barco
-Tripulación
De Joyas Poemas-
Que puso rumbo
A Su Vida: "Navegar
Libre de Penas
Donde me lleve
Una Musa Viento
A Inspirarme...
TODOS LOS DIAS
LA MISMA FELICIDAD
DE MI PRESENTE".

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 2

Arnulfo Reina Quintero

  -   Publicado el Jueves, 18 Abril 2013

EL AGUA Y EL MAR

EL AGUA Y EL MAR

¿Qué es lo que tienen el agua y el mar?

El mar se reboza,  ya no cabe más!

Pero los caudales y ríos jamás

dejan de afanarse por a él llegar.

Ha´ siglos que corren los ríos crecidos

y llueven las nubes a chorros también

y de los nevados que son más de cien,

corren arroyuelos muy embravecidos.

Agua de los mares, amarga y salada,

que aunque nos inunde nos mata de sed.

Es nido de fieras, pero mire usted:

Es musa de prosa, de rima y balada.

Pero el agua dulce,  fluido vital,

que es indispensable, no puede faltar.

Que aunque nos revive nos puede matar,

es un elemento del bien y del mal.

Hay que ver al bardo que en rudo navío,

cargado de fardos y de un arsenal,

llevando un recuerdo muy sentimental,

le da rienda suelta a su desvarío.

Y un vate de tantos en una goleta,

que va navegando por un ancho río,

plasma el sentimiento de su desvarío,

escribiendo en verso como un gran poeta.

Esas aguas, cierto, nos pueden matar.

Y son de las duras verdades que duelen,

pues siempre se juntan aunque se repelen,

como en un romance del AGUA Y EL MAR.

ICOR.-17.- 04.- 2.013

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 1

JUAN FRANCISCO SOCÍAS VARGAS

  -   Publicado el Jueves, 18 Abril 2013

MAR

Delfín, compañero de mis sueños,

Quijote de mi vida, 

el Sancho Panza de mi conciencia

pertenezco a la estirpe

de los Hombres del agua.

 

Del movimiento constante y presente

que no se anuncia rítmicamente,

a veces calmo, a veces feroz

temperamental como yo.

 

Fuerte como el roble,

dínamico como la ola,

que con su rítmico andar

calma y relaja las tensiones

nos trae los recuerdos,

nos transporta al autoconocimiento.

 

Es volátil como el viento,

ágil como un niño,

espesa como la niebla,

refrescante como la lujuria,

embriagante como el vino, 

incontrolable como la ira,

pero tierna como un perro

ruidosa y siempre presente estás

mi azul y querida Mar,

que siempre a mi lado vas.

 

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 1

Gustavo Alonso

  -   Publicado el Martes, 16 Abril 2013

Braveza

Mar luminoso, cauce del cielo, olla común, ventisquero.

Sopla ya con tu soledad virgen, justiciera.

Y adentrate salvaje, puente perpetuo de la tierra.


Mar corpulento, bañado, patriotas las olas, vuestro rebaño.

Mar penetrado, las criaturas agolpan tus aguas de manto sagrado.


Riega con tu mazo la orilla del hombre,

siembra en nuestra carne tu carne,

remece, catapulta cristalina, con tu seno de vigor, el hambre,

y agita quimera el desparpajo insaciable, devenir.


Verde mar tus memorias gloriosas,

tus embestidas trepidantes,

los milagros en tus costas.

Caverna del cielo, empuja remolino la honda voz,

júbilo salvaje, dadle tregua al coraje, aliento indefinido,

y con tus magnitudes, bebe la sangre, usurpa la terquedad,

refresca la culpa y retorna perecedera con tu agua en penumbra, serena.


Mar iracundo, errático, tus caravanas potestades,

tus desiertos embarcaciones y ciudades, fauna potente.

Desembarca la corriente, oriunda del cielo y de la tierra,

vivifica la sal, cortina del ocaso, y haz la voluntad de tus brazos,

garganta transparente, espejo claro.


Robusto mar, cola del cielo, elemento gris, manuscrito etéreo.

Ablanda ya los síntomas, jarabe de las aves, y chorrea con tu vida

la simiente.


Burbujas de silencio en tus esquinas, mar plataforma,

duna de soledades, ejercito de sombras.


Recoge tu ancla, red de la historia, enmudece los latidos,

cupido implacable, y haz de tus aposentos la tierra diferente.

Cofre mudo, fuente perdurable.


Emigra estación húmeda la braveza de tus edades, y baña mar abierto

con quietud los litorales.


Mar oscilante, te vuelcas instrumento, el viento te acaricia, te apacienta.

Abre camino al universo, aeropuerto de estrellas.


Mole indolente, de indiferencia energizada, en una guerra permanente

con tus olas en cruzada. Besa los rincones aguerridos, masa

permanente, mineral sublevado, y apresura libertaria a por el geo.
¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 2

Alejandro Leal

  -   Publicado el Martes, 16 Abril 2013

El mar y yo

Despues de un largo recorrido,

siento tu aroma y me noto distraido,

escuchando a lo lejos tu rugido,

viendote con el cielo fundido,

 

Por fin a tu orilla me arrimo,

sintiendo el ir y venir de tu palpido,

y como mi cuerpo es acariciado con tu calido ritmo,

 

He humedecido mi mente con tu azul cristalino,

olvidando todo el camino recorrido,

y solotu sinfonia es la que escucha mi oido,

 

En tu inmensidad me voy dilatando sentido a sentido,

formando ahora parte de tu ecosistema marino,

profundizando en mi alma tu mundo y el mio.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 1

Beatriz CB

  -   Publicado el Lunes, 15 Abril 2013

Mar muerta

Perdona por compararte con el mar

No soy tan original

Ni tú tan eterna

O eso quiero esperar

 

Pero es que siempre estás

Aunque parezca que desapareces

Unas veces más cerca

Otras más lejos

 

Pero siempre estás

Y lo peor de todo

Es que nunca sé

Si vienes

O te vas

 

Igual que esos trenes

Que por la distancia

Parecen no moverse

 

Igual que este tren

En el que me alejo

De ti, mar

Por fin en este caso

La muerta, no soy yo.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 4

Toni Oliver Servera

  -   Publicado el Domingo, 14 Abril 2013

¡Qué belleza la del mar!

Que la belleza del mar

su resplandor

ese bello azul marino

su magia

Neptuno que desde las profundidades

esa belleza controla

más cuando se enfada

a ella destroza

su fuerza en energía convierte

energía que Neptuno te manda

fuerza que todo lo puede

esa que en tu mente ya comanda

dureza que la vida enseña

vida que enamora y anda

vida que vive y sueña

esa que en tu cuerpo de nuevo vuelve

aprieta esos puños

manos al frente

agarra la vida

enfréntate y vence

el mundo es tuyo

tuyo y de nadie más

tu vida nadie ni nada te va a quitar

¡AGARRALA FUERTE!

Para ti y quien esa magia siente.

El azul mar todo lo puede.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 2

Publica tus poemas
Difunde tus eventos
España e Hispanoamérica

Únete a la más importante...

Red Social de Poesia

Suscríbete al Boletín

museos-200-01

blog-soypoeta-home-200-01

Banner

Mario Benedetti

 

Publicidad gratuita:

Publica tu libro con Bubok

Casa del libro