Soypoeta.com

Información cultural especializada en poesía. Red Social de Poesía

Inicio Especiales Concursos Temáticos I Concurso de Poemas Temáticos en la Red Social de Poesía: "El mar"
FacebookTwitterLinkedinRSS Feed

I Concurso de Poemas Temáticos en la Red Social de Poesía: "El mar"

Estado: cerrado
Fecha: 01/04/2013 - 31/05/2013

El "I Concurso de Poemas Temáticos Red Social de Poesía" tiene como temática "El mar".

Participar | Ver bases

Ordenar: más votados | más recientes

Kalua Coca

  -   Publicado el Martes, 28 Mayo 2013

Yo Quiero un Mar Azul

Donde yo habito, las personas sabias, de caminares lentos y posturas
curvadas, perdieron un pedacito de su alma, hace mucho, mucho tiempo, lo que les ha impreso en la mirada una tristeza interminablemente azul

Donde yo habito, los hijos de los sabios aprendieron desde pequeños a
cantar, reír, danzar y jugar, en un mundo de colores, colores menos el azul

Donde yo habito las personas pequeñas tienen triste el alma, saben que
les falta algo, algo azul

Donde yo habito los sueños, esos donde te encuentras en un contemplar
infinito, esos donde se te va el alma por una indescriptible hermosura azul, ya no están

Donde yo habito hasta los verdes, que crecieron fuertes para cubrir y
proteger con sus abrazos a la madre patria, a veces se pierden en la ausencia azul

Donde yo habito,  cada día me recuerdan que azul ya no está, nunca estuvo y jamás estará

Donde yo habito estamos todos incompletos, rotos, sin azul

Donde yo habito, despertamos cada día, buscando un poco de azul, solo un poco

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 3

JAHEL MORENO GARCIA

  -   Publicado el Martes, 28 Mayo 2013

AQUELLA LÁGRIMA NEGRA.

Llanura azul y fría, inestable es tu apariencia.
Recuerdo cada ola pasajera, aún recuerdo la primera...
Oleaje de cenefa, oleaje que tarde aprende,
aprende a amar esta playa seca.

Mar que me susurra al oido, bajito...
no te preocupes amigo, ya pronto,
muy pronto la traeré de vuelta.
Mar que ha dejado la esperanza salada,
salada pero no sedienta.

Sabe que yo espero, espero...
espero aunque siempre me mienta.
Puede que hoy la vea salir a flote y respirar,
como sólo respira una promesa.

Mar sin la "a", sin la "a" que iba primera, 
esa "a" que la hizo pasajera.
La que rompre cristales contra levante,
y aún desde el fondo clarea.

Mar que nos iguala a todos,
pon ya las cartas sobre la mesa.
Sé que me ves como un loco,
aún así cumplirás con la encomienda.

Mar en tu oficio de cartero,
entrégala mi mensaje en una botella.
Sentado, abatido, acobardado
espero que esta noche viajes con ella.
Mar donde ahogo mi grito sordo,
Mar nacido de una lágrima negra.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 2

Gerardo Vázquez

  -   Publicado el Martes, 28 Mayo 2013

La presa

LA PRESA

Es emocionante abrir la boca

y sentir, en un momento dado

Que tras la presa invisible de silencio

hay de verdad un caudal inagotable.

Hoy el dique ha cedido

Y surte un torrente maravilloso,

Acallándolo todo con su estruendo.

Comprendo por fin donde estaban las palabras

Que pedía con tanto ahínco.

Las sensaciones que no podía refrenar

Se enquistaban en la laringe,

Hacían batir el corazón con redoblado ímpetu

Como los remeros desquiciados de una galera,

Fluían con el sudor para empaparme la camisa.

Pero nunca se convertían en palabras.

Ahora llegan. Se ha roto la presa.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 2

ELENA CORINA MARINESCU

  -   Publicado el Martes, 28 Mayo 2013

YO Y UNA ROSA ALBAR

Nací a la orilla del mar

En un día primaveral;

En el agua pura de cristal

Nació también una rosa albar.

 

Mis padres me miraban con ternura

Acariciando con amor mi mejilla,

Susurrándome al oído

Palabras suaves, con mucho cariño.

 

Los pájaros comenzaron a cantar

Los grillos salieron de sus cuevas,

Las mariposas volando de flor en flor

Empezaron alegres unas felices fiestas.

 

Así nací yo, en un día primaveral,

A la orilla del puro mar,

Envuelta en la aureola ancestral

Al lado de una hermosa rosa albar.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 26

Paola Hernàndez Martinez

  -   Publicado el Martes, 28 Mayo 2013

Alma salada

Late el sol...

pálpitos de luz,

un pedacito

de viento

se traga una

gota de mar

salada.

Lágrimas rotas

de olas,

que a la orilla

no llegaban.

Un inmenso

reflejo,

espejo de

las mañanas.

El mar;

ese aire líquido

me llena el alma.

El mar;

mece y ruge,

llena mi calma.

El mar;

funambulista

de entrañas.

El mar,

ya no tiene

nombre:

se lo tragó

un sueño de arena

que recoge

las pisadas,

donde se ahondan

las huellas

y la noche

se derrama,

bailando al son

de una luna callada.   Paola

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 1

Isabel Barba

  -   Publicado el Martes, 28 Mayo 2013

" Los latidos del mar "

Cuando
las dudas se ciernen, cual bruma,

me
convierto en una ola, que aventada,

por el
viento de levante, empujada,

se
transforma en una capa de espuma.

Entonces,
el influjo de la luna

acaricia
y calma toda zozobra.

Al
anochecer, su hechizo recobra,

viento
de poniente, que calma y acuna.

Grandes
corrientes, de fuerte oleaje,

cielo
cerúleo, de agua virulenta,

cada
botella, portando un mensaje.

Toda la
noche bajo la tormenta,

corazón
roto, lucha con coraje,

busca
la felicidad que se ausenta.

Mi
cuerpo cubierto por fina arena,

lágrimas
cristalinas y saladas,

que al
caer de mis ojos, son secadas.

La
brisa disipa toda mi pena.

Blancas
velas pintan el azul cielo,

marineros
remendando sus redes,

limpiando
sus cubiertas y paredes,

soñando
con surcar el suave velo.

El
vasto mar es líquido fulgor.

Fuego
sobre roca, el atardecer.

Se
entornan los ojos del soñador.

Ovillo
de sueños, para tejer,

poco a
poco, se esfuma mi dolor,

se
esconde el sol, prometiendo volver.

Pero,
cuando el día nuevo amanece,

mi
piel, cubierta de sal todavía,

respira
libre de la cobardía.

Se
esfuma el miedo, la esperanza crece.

El mar
es un rey justo y poderoso,

respetado,
temido... lienzo oscuro.

Empapándome
de este amor tan puro,

Agitado,
se levanta orgulloso.

Me
enseña a amar con corazón furioso,

que se
agita o se calma con tu aliento.

Se
convierte en amante vigoroso.

Latido
al compás del dulce tormento,

olvidando
el momento doloroso,

eterno
destierro del sufrimiento.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 5

Maria Oreto Martínez Sanchis

  -   Publicado el Martes, 28 Mayo 2013

LA DAMA DE AZUL

Caminando entre sueños

o entre sueños despierta,

ondea tu grácil silueta

como si fueran las olas.

Se mueve tu tenue vestido,

como si bailara

al ritmo de la magia

de la espuma marina.

 

 

Dama de azul, prisionera altiva

de ensueños obsoletos

que nunca tornarán.

Tus vestidos de gala

enmascaran la pena

que tu corazón experimenta

en tu lúgubre hogar.

 

 

Dama de azul, contemplas silenciosa

la traición cometida por tu falso galán,

aquél que te prometió las estrellas

y un apasionado amor hasta la muerte,

sellando su compromiso

con un diamante para la eternidad.

 

 

Dama de azul, sigues siendo hermosa,

la más bella perla de este lugar,

pero él no te mira, ya no le interesas...

Solo eres el trofeo del que blasona

y que guarda bajo candado en su hogar.

 

 

Dama de azul, seca ya tu llanto,

que nadie debe llorar por amor.

Aparta ya esa nube y mira las estrellas,

seguro que, entre ellas, hallarás al Sol.

 

Maria Oreto Martínez Sanchis

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 7

Gonzalo Salesky

  -   Publicado el Martes, 28 Mayo 2013

Vendrá el mar

Sálvame.
Tus ojos me separan
del miedo,
de la noche,
del dolor.
Te dejo ser mi condena,
a través de tus sueños va mi espíritu.

Espérame, el naufragio
no pide nuestros nombres
y después de las dudas,
vendrá el mar.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 2

Francisco Lara

  -   Publicado el Martes, 28 Mayo 2013

Os devuelvo el mar.

Yermo paraje el que me aborda.

La calma sorda absorbe

y seca las palabras del viaje.

 

Entre falsas playas y extrañas rocas,

donde unos se desnudan, yo me pongo el traje

de quien no vuelve a casa,

de quien debe quedarse.

 

Virgen del Carmen, patrona del marinero,

del que naufraga, del que vuelve seco,

del que rompe el barco sin salir del puerto.

 

Virgen del carmen,

yo nunca fui creyente más que del desamparo.

Termina la faena,

estrella la nave,

seca las aguas y apaga el faro.

Cierra el camino,

seca el valle

y deja el mar del otro lado.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 14

Michael Benitez

  -   Publicado el Lunes, 27 Mayo 2013

RECUERDOS NOCTURNOS

El olor de tu nombre

En mi almohada

Tu calor explotó la luna entre mis brazos

Mil cigarrillos como luciérnagas artificiales

Y tu sombra tatuada en mis parpados.

Secreto nocturno.

Las lagrimas

Brotan de sus dientes en mi sexo de palo.

No sólo de palo.

Sexo con olor a ti

A un nombre

Que no recuerdo.

Ya no me baño.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 1

Trinidad

  -   Publicado el Lunes, 27 Mayo 2013

MARE FUGIT

No sabía cuánto te echaba de menos

hasta que cogí una ola del mar y

la sostuve entre mis manos.

 

Me entraron ganas de llorar.

Era preciosa y azul,

líquida y suave;

respiraba.

 

Al igual que la vida,

se escapaba tristemente entre los dedos,

dejando huellas de sabor salado.

 

Ese mar de lágrimas

renunciaba al océano inmenso

por mi erosionado corazón de arena.

 

Y, como las sirenas que a veces cantan y

salen del agua a

pasear con zapatos,

me quedé ahí,

                      ya sin ola,

                                     ya sin vida,

descubriendo que la luna también tiene mares.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 2

Lenys Soto

  -   Publicado el Lunes, 27 Mayo 2013

El Mar Embravecido

De pronto vi todo

Como esa Tempestad

Que Shakespeare describió;

Pero, en esta ocasión no era Ariel

El que la ocasiono,

Solo era...Que de pronto vi todo así.

La lluvia lavaba mi rostro,

Mientras veía en el horizonte

Ese mar embravecido,

Con ese oleaje que el firmamento movía.

Luego de la tempestad vuelve la calma,

Me detuve en la arena y mire,

Mire el firmamento de nuevo,

Por un instante pense

Que así es la vida.

Sin embargo, muchos se ahogan

En un embravecido mar.

Sin embargo, hay barcos que

No aguantan un embravecido mar.

¿Será que pensamos que nunca

Se calmara la tempestad?

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 2

BRUNO GOMEZ

  -   Publicado el Lunes, 27 Mayo 2013

OPINIONES SUYAS

Prohibido prohibir,

claro y sin dudas:

la imaginación de vivir,

con alimitación alguna.

 

Afrodisíaco,

multiorgásmico,

paradisiaco...

Con solo un problema:

 

Fantástica existencia,

objetivo objetivo:

que no se alcanzaría.

 

La peor guerra sufrida 

realmente es con uno mismo,

 

para tener el control

de los instintos.

 

Cuando sin ellos...

estamos muertos.

 

Bella, Ruina.

 

Mr Goozca

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 2

Oteb Valenciana Saucedo

  -   Publicado el Lunes, 27 Mayo 2013

Ensueño Marino

La máxima extensión líquida

La creación que fue dada al mundo

Es el lugar para la esperanza perdida

Un infinito descanso en lo profundo.

Un mar de sueños y pensamientos

Un mar lleno de vida y poesía

Allí huyen todos los desalientos;

Allí convergen el delirio y la fantasía.

La fauna marina que habita mi mente

Es temprana como el frío del atardecer,

Un atardecer de despedida, uno de perecer

Y una oleada de vida al poeta disidente.

El mar se esconde en el ocaso

Con color especial de añoranza

Entre mis visiones de fracaso

Ma da una lucecita de confianza.

Mar de mil historias épicas

Mar de mil versos perfectos

Mar de mil conclusiones éticas

El parnaso te clama desde sus adentros.

Mar mágico repleto de sirenas

Mar enigmático repleto de leyendas

Con tu enervante vista me envenenas

Con tu sal una nueva misión encomiendas.

Aún recuerdo esas almas frente a ti

Esperando que las tomes a tus profundas celdas

Que hundas el recuerdo que anhelan para sí

Y entre tus olas a cada alma asueldas.

Mar de nocturnos alaridos

De llamados a la oscuridad

Por todos esos sueños perdidos

Y por los ensueño de salinidad.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 5

bettysia alvarez

  -   Publicado el Lunes, 27 Mayo 2013

LÁGRIMAS SALADAS

A orillas del mar estaba,

llorando por aquél hombre, 

él no se imaginaba,

lo que por él ya sentía, 

y todo lo que pudo hacer,

fue sentarse a ver el agua, 

hasta ver amanecer,

con sus lágrimas saladas. 

No paraba de llorar,

le dolía el corazón, 

presa de su amor estaba, 

hasta perder la razón, 

por eso ella lloraba. 

No me dolió verla llorar,

mas cuando no tenía más lágrimas,

empezó a subir la marea, 

las lágrimas ya eran saladas.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 1

Publica tus poemas
Difunde tus eventos
España e Hispanoamérica

Únete a la más importante...

Red Social de Poesia

Suscríbete al Boletín

museos-200-01

blog-soypoeta-home-200-01

Banner

Mario Benedetti

 

Publicidad gratuita:

Publica tu libro con Bubok

Casa del libro