Soypoeta.com

Información cultural especializada en poesía. Red Social de Poesía

Inicio Especiales Concursos Temáticos II Concurso de Poemas Temáticos Red Social de Poesía: "mi pueblo, mi ciudad"

II Concurso de Poemas Temáticos Red Social de Poesía: "mi pueblo, mi ciudad"

Estado: cerrado
Fecha: 01/07/2013 - 31/08/2013

El "II Concurso de Poemas Temáticos Red Social de Poesía" tiene como temática "mi pueblo, mi ciudad".
Con esta temática se pretende que los poetas envíen poemas sobre un pueblo o ciudad con el que tengan una especial relación. Se recomienda que el título del poema sea el nombre de este pueblo o ciudad, aunque no es obligatorio.

Participar | Ver bases

Ordenar: más votados | más recientes

Fernando Martínez

  -   Publicado el Jueves, 15 Agosto 2013

Campeche

Sereno en la intemperie con todo lo que alcanza nuestro sentido,

en el centro de cualquier parte se puede ver el mar y siento pena,

soporto mi cuerpo con mi mano en el hombro de un conocido igual a

cuando era niño y me parecen todas las aceras iguales a la misma

distancia una de otra como yo me mantengo a distancia de todos los

sitios que guardo en mi memoria cuando voy sin mirar en un camión

lleno de gente pequeña y desolada.

Me hundo en los baches del asfalto cuando debería soportarme el

haber caminado, eso parecería el mundo del cual no quiero salir y si

llueve que a menudo no se espera otra cosa del clima o el sol del que

también somos inconformes puedo ver desde el cerro que nos soporta

esos puntos y sé que puedo alcanzar cualquier estrella que me

acerque la noche.

Yo camino muy tarde sobre un puente, eso me producen los

mercuriales que nos unen con todos para asesinarnos

o amarnos, no hay otra razón para vivir juntos aquí en mi tierra.

En otra tierra  ¿cómo podría soportar mi pereza en una palmera?

¿cómo mi palma podría encerrar todo en las habitaciones y lugares

conocidos donde aun me suelo perder?

La tierra ni es más rica ni más pobre de la que la hicieron mis padres

y abuelos y algo se columpia se columpia con mi paz en medio de la

noche.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 36

josé luis alvarez velez

  -   Publicado el Miércoles, 14 Agosto 2013

En la ciudad

 

EN LA CIUDAD

 

Hay poesía entre los escaparates

de la ciudad, con un toque de

apariencia ostentosa.

Es real que gravita el ser vivo entre

bambalinas,  para  hacer el  teatro

de la vida.

Vi que en las espirales perdía

orientación,  en su estructura

rompió mi punto de encuentro,

equívoco.

Calles de sables, rótulos por

dominar el que se yo de las noches

y un soplo al cristal.

Infelicidad...

Geometría de calles, es cotidiano el

reencuentro en mundos adversos

 

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 18

Alexander Atto

  -   Publicado el Martes, 13 Agosto 2013

Mi pueblo, mi ciudad

En un lugar llamado Tierra

donde habitan los hombres,

y donde nacen los ciruelos

donde crecen las flores,
 

se encuentra una eterna ciudad

norteña bajo el cielo,

oh azul de la Primavera:

¡es Trujillo su nombre!
 

Aquí se baila la marinera

se tocan los tambores,

al compás de la música su gente

zapatean los señores,
 

cantan con voz potente

el Himno de bandera bicolor.

...

Trujillo, época virreinal

del amor de mis amores,

es mi pueblo, mi ciudad natal

con su casas y balcones.
 

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 12

Mª del Carmen Gimeno Membrado

  -   Publicado el Martes, 13 Agosto 2013

El día que yo me muera

El día que yo me muera
Que algún dia he de morir
Que me traigan a esta Tierra
Y que me entierren aquí

Quiero morir en mi Tierra
En esta bella ciudad
Recibir los sacramentos
Bajo el manto del Pilar

Quiero ver al mundo alegre
A todo el mundo feliz
Que me canten unas Jotas
Que las canten para mi

El día que yo me muera,
Que algún día he de morir
Que me traigan a esta Tierra
Y que me entierren aquí

Quiero morir en mi pueblo,
Ser la luna en sus tejados,
Para acariciar su aliento
Y tirar besos al campo

El día que yo me muera
Quisiera morir aquí
En Cariñena mi Tierra
Para así morir feliz

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 672

DENISSE ALVAREZ

  -   Publicado el Martes, 13 Agosto 2013

El ombligo de la Luna

Mi México surrealista y diverso,

no hubiese elegido nacer

en ningún otro lugar del Universo

Yo vi a tus cerros respirar...

 

Tanto te azota la diversidad

que no me alcanzará la vida

para entender tu complejidad.

 

Tierras húmedas y tierras secas,

cuan benévola fue contigo la naturaleza.

Culturas prehispánicas agradecieron el favor,

pirámides y templos levantaron en su honor.

 

Miles de secretos tienes escondidos,

te llamaron "el ombligo de la Luna"

y todavía no lo he comprendido.

 

Batallas precedieron nuestro encuentro,

no constato ninguna y me alegro,

pues la guerra es de lo humano lo más horrendo.

 

Mejor devoro tu comida y exploro tus paisajes,

quizás huela tus flores y acaricie tus animales.

Tu pueblo dicen del mundo es el más incongruente,

pero también de todos, el de sentimientos más fuertes.

 

En tu bandera el verde es tu rica tierra,

el rojo el símbolo de tu pueblo mortal,

el blanco es el equilibrio que los debe conjuntar,

y el águila con la serpiente es tu sello general

Yo vi a tus cerros respirar...

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 2

Henry Alexander Atto Rios

  -   Publicado el Martes, 13 Agosto 2013

10 Haikus para el Señor


(oración de un poeta)


1

       Ay, no se puede,

vivir Dios de mi alma

vivir sin ti.


2

Creo en tu amor,

inmenso amor sin igual

       diste por mí!


3

       En una cruz

que todos ya olvidaron,

fuiste clavado.


4

Tu muerte fue

para muchos cual dolor,

       un sacrificio.


5

       Ay ¿por qué de ti

Señor se han olvidado

en alabarte?


6

¿Sería Vida,

caminar por las calles

       estando muerto?


7

       Los poetas

escriben al amor menos

para adorarte.


8

¡Oh, Señor mío,

líbrame de caer

       en tentación!


9

       Tu sangre amada

siempre me limpie

de mi pecado.


10

        ¡Loado seas!

en el nombre de Jesús

eternamente.
 

                    Amén
 

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 2

bessy henriquez

  -   Publicado el Lunes, 12 Agosto 2013

CANELA

CANELA

Recuerdos de mi pueblo natal

En la cuarta región de Chile

Aquel que quisiera llegar

El día que tenga que morirme

Era Canela ciudad de trabajo

montada entre cerros de cominos

y  Quillay que a europa exportaban

eran  el oro del pueblo canelino

Le hablo de comienzos del siglo xx

cuando mi abuelita me criaba

era distinta la cosa  'eñor

pues todo en la vida costaba

Recuerdo como la gente se reunía

Cuando no había tecnología

Como traían a cuesta las cosas

Día a día  por las montañas

El día que llegó el primer piano

De Puerto Oscuro lo traían

Y una roca pa'  un molino

Que había comprado don Pedro Valdivia

Asi como cien hombres

Fueron tras la travesía

Y en cada descanso se tomaban

Chuicos y chuicos de chicha

Era una buena fiesta

Donde cabritos al palo se cocinaban

Todo el pueblo participaba

Y hasta con guitarras entonaban

Quisiera volver a mi pueblo

Aunque ya no estén los que aquí cuento

Y tenga ochenta años

Y caminar casi no puedo

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 20

Julio Darío Vera

  -   Publicado el Lunes, 12 Agosto 2013

Calle Corrientes


En la ciudad de Buenos Aires
hay una calle que nunca duerme
que no cesa de estimularnos
que provoca nuestra curiosidad insistentemente.
A lo largo de su recorrido
plasma una amalgama de nuestros sueños,
exhibe diversos anzuelos
que excitan nuestras pasiones
tanto las que residen
en el palacio de la virtud
como las que habitan
en la cloaca de la perversión.
Hay múltiples librerías
desperdigadas estratégicamente
que por su singularidad
lo invitan a uno a zigzaguear
de vereda en vereda
todo el trayecto.
Hay una unánime fragancia
a comida artesanal
emanada por pizzerías
como Guerrín, Banchero y Valentín
que se disputan el primer puesto.
Hay luces de neón
que con su intermitencia
envían en código
un acicate a nuestra apatía
para que celebre
en la algarabía de los teatros.
Hay papelitos pegados
en postes, kioscos, paredes,
sobre el suelo y el pavimento
que ofrecen
servicios carnales.
Esta fisonomía multifacética
le otorga a la calle corrientes
un carácter complejo,
-fértil para la sociología,
casi místico para el ciudadano-
que culmina
con el monumental obelisco
en permanente amenaza
de penetrar el cielo.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 1

Francisco Bautista Gutierrez

  -   Publicado el Lunes, 12 Agosto 2013

introducción al silencio

INTRODUCCIÓN AL SILENCIO

Porqué sé que existes

Y tú.

Y yo

en la soledad

nos estamos muriendo.

Deshojemos las sombras

del árbol de la vida

y el cristal de nuestros labios

quede sellado.

En el infinito del viento.

Vamos a ver amiga mía

si esto puede aguantarse:

La maraña de tu piel

enredada

en mi ser.

Y

ese sordo goterón

de sangre roja

circulando

por las venas.

Te amo.

Y tanto te deseo

que recostado

en el otoño

surge el poema.

Y con tu silencio,

mi callado amor

se convierte

en furiosa tempestad.

En el amanecer.

Tu y yo

recostados

en la tarde.

Seremos el amargo eterno

del viento.

Porque estamos desnudos.

Si acaso

cubiertos

Con una capa de hielo

y soledad.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 3

Asunción Moya

  -   Publicado el Lunes, 12 Agosto 2013

Ferrol

Ferrol

 

Gris industrial y tardes de lluvia,

nombre sin música que no sugiere nada.

Fuiste todo en mi vida

y ahora te pierdes en la nada.

 

Tu me bautizaste a la vida adulta,

por tu neblinosa ría paseé mi felicidad

de amante en ciernes y madre temerosa.

 

Encierras en tus calles ordenadas

las huellas de aquel amor intenso

y eres sólido puente de ilusiones futuras.

 

No lloraré en la distancia tu juventud, tu simetría.

Tus calles sin secretos, tus muros de hormigón

que ocultan el verde misterio de tus aguas

no arrancarán mis lágrimas.

 

Pero si lloraré por la tierra

de la que surges como una enorme mancha,

por sus verdes inmensos,

por su luz tamizada en la caricia suave de la tarde.

Por sus dulces primaveras de esmeralda,

por el corazón cálido de sus gentes

de brazos siempre abiertos.

 

Tal vez, en la distancia,

lloraré por ti, Ferrol.

Porque me regalaste una vida

que se pierde en la niebla de la nada.

Asunción Moya

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 3

RAQUEL GONZÁLEZ CABRERO

  -   Publicado el Lunes, 12 Agosto 2013

De pueblo a ciudad

Mi querido Barberá,

crecí contigo,

rodeada de huertos

y de amplios campos.

 

Tú fuiste creciendo

a la vez conmigo,

y sustituiste tus

encantadores huertos...

 

Por cemento hecho pisos,

por cemento hecho casas,

y al menos mantuviste tu paseo.

Tu gran avenida,

 

dónde bulle la actividad,

dónde aún puedes sentirte parte

del pueblo...

Porque aún encuentras

 

a tus vecinos queridos

y te preguntan por tu vida

y te miran como si aún fueras una niña.

 

Te abandoné un tiempo,

no debí hacerlo,

he vuelto a ti

y me has aceptado.

 

Con el mismo cariño,

con que antaño,

protegiste a la niña que fui,

y ahora proteges a mi hijo.

 

Me has vuelto a dar

ese sentimiento importante

de pertenecer a un lugar,

de pertenecerte a ti.

 

No quiero desarraigarme nunca más,

de tu mercado y tu iglesia,

de tu ayuntamiento y tu piscina,

quiero permanecer a tu lado.

 

Quiero vivir mis días aquí,

quiero seguir siendo parte de tu historia,

quiero avanzar como tú,

quiero que sepas que te amo.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 2

JESUS MIGUEL VALLS LOPEZ

  -   Publicado el Domingo, 11 Agosto 2013

Imagina Valencia

Si la ceniza  levanta

entre sombras el fuego

y de pájaros indomables  explota.

Si en el efímero reino

de las cosas más breves

soñaste como la pólvora  resopla,

imaginas Valencia.

 

Si en sueños sientes

que flota la noche

enredada en los tejados infinitos.

Si sientes que las torres

erguidas  por pares

se perfilan en un soñado paraíso,

imaginas Valencia.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 2

Mª Carmen Gallego

  -   Publicado el Domingo, 11 Agosto 2013

Cazorla

 

Cazola, bella ciudad que enamora

sierra que llora sobre Cazorla,

cascadas de lágrimas se derraman

sobre el lecho de su también enamorado

río Cerezuelo.

 

¡Qué belleza de lugar!

 

Cazorla, con callejuelas estrechas y empinadas

Cazorla me enamora cada día más.

Castillo de Salvatierra, vigilante en las alturas,

tus ruinas te delatan de los siglos que han pasado ya.

Plaza vieja, marco incomparable

con las ruinas de Santamaría, la fuente de las cadenas

y el sonido del rio Cerezuelo bajo tu suelo.

 

Cazorla me enamora.

Cuando me marcho

solo quiero volver y volver

para poder recorrerte otra vez

 

 

 

 

 

 

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 4

Walter Zagaceta Torres

  -   Publicado el Sábado, 10 Agosto 2013

MI SELVA

 Mi Selva es la imponente imagen de verde manto,

bañada por sus ríos cual princesa dorada,

posando al infinito su galante alborada

de ofrenda musical por las aves en su canto.

 

Florida se enaltece cual fresco camposanto

y brillan refulgentes sus vastas ensenadas,

alegres guacamayos de efigie colorada

festejan jubilosos la gloria de su encanto.

 

Mi Selva es portentosa y enciende llamarada,

mezclando flora y fauna en el tórrido crisol

de mágicas lumbreras por ríos y quebradas.

 

Mi Selva es prodigiosa y, cual tierno girasol,

se viste majestuosa en sempiterna morada,

se adorna fulgurante ante el indómito Sol.

 

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 44

Pablo Julieto Léon

  -   Publicado el Sábado, 10 Agosto 2013

Credo a mi tierra

Vivo a las orillas de un castillo, donde anhelo entrar,

mas nunca los reyes sus puertas abrirán.

Vivo entre el castillo y un poblado rural.

No soy ni de uno ni de otro.

De en medio soy.

No tengo mucho pero tampoco poco.

En una casa simple,

Que mis padres construyeron.

Los reyes en su castillo,

hacen  fiestas y tienen lujos que gastar.

Mientras mi pueblo a las orillas lucha por un bienestar.

Repartidos entre la violencia, el hambre, la muerte sin razón.

Este pueblo quiere creer que se puede mejorar.

Amo  mis tierras que me regalan paisajes.

Pero no es suficiente para vivir entre quilates.

Tal vez me voy un rato. Escapando de la realidad.

No me voy buscando tierras lejanas,

donde se puede progresar.

No porque no quiero. No quiero.

Irme de aquí sería renunciar a mi destino.

No quiero dejar mis tierras. Por mas que no acuerde con los reyes.

No me voy porque no quiera.

No me voy, porque no puedo.

Amo esta tierra porque no me queda de otra.

Aunque aquí muera,

En manos de un asesino,

que por un pedazo de pan decidió matar.

Vivo con miedo no lo niego.

Este miedo por perder la vida.

Pues es lo único que tengo.

Por lo que vale la pena luchar.

Contradictoriamente puedo morir,

al intentar, cambiar este mundo.

Mensajeros anuncias buenas nuevas para el pueblo.

Las familias del castillo son beneficiadas.

Así de contradictoria es la vida.

Solo un círculo vive, lo demás sobrevive.

Así es mi tierra.

Así es mi pueblo.

Así son mis reyes.

Así soy yo.

Así es, Guatemala.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 1

Publica tus poemas
Difunde tus eventos
España e Hispanoamérica

Únete a la más importante...

Red Social de Poesia

Suscríbete al Boletín

museos-200-01

blog-soypoeta-home-200-01

Banner

Mario Benedetti

 

Publicidad gratuita:

Publica tu libro con Bubok

Casa del libro