FacebookTwitterLinkedinRSS Feed

alvaro andres rojas mendoza - Jueves, 01 Agosto 2013

Tralka (trueno en mapudungun, la raíz de Talca)

En la hoja que es el cielo se moldean las letras

que figura la poética alfa-beta  que nos rodea,

un peine descabezado bien comunicado por la lava,

hoy ya transformada en aguas dulces.

Fluimos trayendo la confianza, luego de la tormenta llega la abundancia y los ajustes.

Ríos subterráneos de aguas cristalinas

se llevan las historias emanadas por cada esquina .

Múltiples direcciones sean bendecidas.

El pantano emocional que el pasado dejo atrás

es limpiado por la lluvia, secado por el viento,

restablecido por el sol.

Ajustes naturales conformes a nuestra vibración.

Satisfechos  ya estamos  con el trabajo realizado

de parte de la que nos une.

Ella nos convoca a que movamos nuestras formas,

rompamos las esposas, salgamos con la honda

que más hoz guste.

Que caiga la lluvia que suenen los truenos, tralka

Que caiga la lluvia que se vean los relámpagos.

Tamos listos para ser despertados, fotografiados desde el cielo,

guiados por la mano de ese gran obrero que junto a nuestros si mismos

estamos ocupados de crear el manso sismo de creatividad

que dejará atrás la monotonía del dolor abdominal.

Esto retumbará por cada santo de este valle,

hogar de almas patrimoniales que crearon a nuestros padres

todos juntos aun que nos falte el aire, ¡por la chimenea!

Agradezco  al frio, que si por el no fuera,

la historia seria de otra manera.

Hoy  damos rienda suelta a los niños de los ochentas

noventa, dos mil seres connotados

nadando por el canal de la luz que en el pasado desembocaron

en ríos claros y de aguas puras. Veremos generaciones futuras

presenciando esteros que rieguen este nuevo trueno,

que se ta' levantando  desde cero.

Semillas aguardaban su momento entre los pilares de la casa de don veto,

ya las veo floreciendo, creando  nuevos  sueños.

Yo viviré agradeciendo lo que tengo, zapateando más allá de lo que he hecho,

levantando el polvo del suelo, desempolvando los libros que acumulaba mi ancestro-abuelo

ese que fue micrero de la abate molina, que fumaba como carretonero,

también fue carpintero, y hoy es una estrella que brilla en nuestro mismo cielo.

Que caiga la lluvia que salga el sol, Que un arco iris

tiña de color a todas estas flor-es.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 1

Comentarios (0)

Déje un comentario

Usted está comentando como invitado.

Cancelar Enviando comentario...

Publica tus poemas
Difunde tus eventos
España e Hispanoamérica

Únete a la más importante...

Red Social de Poesia

Suscríbete al Boletín

museos-200-01

blog-soypoeta-home-200-01

Banner

Mario Benedetti

 

Publicidad gratuita:

Publica tu libro con Bubok

Casa del libro