Volver Inicio

Si lo prefieres, puedes ir a la versión web

IV Concurso de Poemas Temáticos Red Social de Poesía: "Mandela"

Estado: cerrado
Fecha: 01/01/2014 - 28/02/2014

El "IV Concurso de Poemas Temáticos Red Social de Poesía" tiene como temática "Mandela" (ver bases).

Con esta temática se pretende que los poetas envíen poemas inspirados en la figura de Nelson Mandela. También se podrán enviar poemas que traten los motivos que le han hecho un líder mundial como el antirracismo, la lucha por las libertades o la reconciliación.

Poema ganador con los votos del jurado:

"466/64" por Raúl Agirre Calvo

La telúrica rebelión se acumula luminosa en las pupilas

del hombre preso y relampaguea incontenible en el cielo de las

venas, alumbrando la lúcida sangre de la generación

que está sudando el porvenir a borbotones picando piedras de sol a

sol en Robben Island, por las heridas abiertas y encendidas como endurecidos

capullos de Protea por el látigo que lacera fiel a la costumbre

la piel más vulnerable y más oscura.

Todavía no lo sabe, pero no hay muros ni rejas que puedan contener su

coraje porque en su mente ya se remansa salvaje la revuelta

y se arrodilla de dolor, aunque nunca más en señal

de servidumbre sino para parir en cuclillas como su abuela, río arriba, más allá

de las chozas en ruinas de Qunu, el pueblo donde nació libre y en el que descansarán

sus desencadenados huesos, la incontenible crecida

de las aguas que limpiarán tanta mugre acumulada

en el alma, tanta injusticia porteada sobre la espalda, tantos grilletes

en la lengua, tanta impotencia desecando las gargantas, tanta maldad

enfermiza cuarteando la abrasada tierra

de la conciencia.

De noche tumbado en el suelo, el reo 466/64 tararea a sus

guardianes la inofensiva nana de pacífica

guerra que cantan a sus hijos las madres africanas

cuando les amamantan con leche que quema

en el paladar y les provoca el llanto porque sabe a hambre de

justicia y nunca sacia la sed

de venganza.

La chispa del incendio de dignidad que prenderá al chasquear

sus  dedos y caer sobre la yesca de ignominia se extenderá como

un hipnótico ritmo de tambores de aldea en aldea, de ciudad en

ciudad, de Sharpeville a Soweto , pero no temáis amos

blancos porque no hay ánimo

de revancha  en el corazón del hombre condenado

a libertad perpetua que arenga a los guerreros a hermanar

los sueños y a conciliar

las razas.

Su irreductible paz pacerá para siempre mansa en las praderas

de la memoria como un buey entre los versos, imaginando que es un león

que duerme en una página en blanco,

soñando que es una gacela

hecha con jirones

de nube,

a salvo de la violencia y la intolerancia

en la imaginación

de un presidiario sin nombre

que mira al cielo libre

del mundo

desde la enrejada ventana

de su celda.

Poema ganador con los votos de los usuarios:

"Sudáfrica" por Miguel Ángel Silva

Tierra de soles bañada.
Tierra de negro pintada.
Tierra de blanco manchada.
Tierra con sangre abonada.

Piel que en color eres negra,
piel con amores pintada.
Piel de blanco satinada,
piel sin amor y sin nada.

Blanco pisando una tierra,
suelo de amor y de paz.
Blanco que matas al negro,
negro pide libertad.

Negro que besa la tierra,
tierra por negros domada,
alma en dolor flagelada,
negro sin tierra y sin nada.

Blanco que apartas al negro,
negro que llora en su hogar.
Blanco apresando a Mandela,
negro que pide la paz.

Tierra de rojo manchada,
sangre inocente y sagrada.
Paz y riquezas robadas,
negro... que no vale nada.

Blancos que empuñan fusiles,
negros no dan paso atrás.
Cañones rompiendo silencios,
tambores que anuncian la paz.

Madiba rompiendo cadenas
con tribus unidas y en paz.
Mandela quitándose el yugo,
¡negros tienen libertad!

Tierra de sangre inocente,
negros celebran la paz.
País que respira un aire
negro y blanco por igual.

Negro que caminas libre
dentro de tu propio hogar,
negro con la frente en alto
que mira el cielo al andar.

Tierra que espera a Madiba
para que descanse en paz.
Nación que camina libre...
¡Mandela te dio libertad!

Poemas presentados al concurso por orden de votación:

Ordenar: más votados | más recientes

Miguel Ángel Silva

  -   Publicado el Viernes, 10 Enero 2014

Sudáfrica

Tierra de soles bañada.
Tierra de negro pintada.
Tierra de blanco manchada.
Tierra con sangre abonada.

Piel que en color eres negra,
piel con amores pintada.
Piel de blanco satinada,
piel sin amor y sin nada.

Blanco pisando una tierra,
suelo de amor y de paz.
Blanco que matas al negro,
negro pide libertad.

Negro que besa la tierra,
tierra por negros domada,
alma en dolor flagelada,
negro sin tierra y sin nada.

Blanco que apartas al negro,
negro que llora en su hogar.
Blanco apresando a Mandela,
negro que pide la paz.

Tierra de rojo manchada,
sangre inocente y sagrada.
Paz y riquezas robadas,
negro... que no vale nada.

Blancos que empuñan fusiles,
negros no dan paso atrás.
Cañones rompiendo silencios,
tambores que anuncian la paz.

Madiba rompiendo cadenas
con tribus unidas y en paz.
Mandela quitándose el yugo,
¡negros tienen libertad!

Tierra de sangre inocente,
negros celebran la paz.
País que respira un aire
negro y blanco por igual.

Negro que caminas libre
dentro de tu propio hogar,
negro con la frente en alto
que mira el cielo al andar.

Tierra que espera a Madiba
para que descanse en paz.
Nación que camina libre...
¡Mandela te dio libertad!

Miguel Ángel Silva.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 882

Francisco Alfonso Juan Mata

  -   Publicado el Martes, 21 Enero 2014

SOY BLANCO Y SOY NEGRO

SOY BLANCO Y SOY NEGRO

(A Nelson Mandela)


¿Soy blanco o soy negro?

Soy negro,

como negro es ese escarabajo,

y  tan negro como el oso blanco.

Soy blanco,

al igual que mis dientes de nacar

y cual cuervo, avión o milano.

¿Soy negro o soy blanco? No sé,

ni me importa, soy de Dios ahijado.

Soy el padre de todos mis negros,

y también soy padrino del blanco.

Soy tan negro como las hormigas

que en mi celda bebieron mi llanto,

y tan blanco como aquélla virgen

con vestido de novia, tan blanco.

Soy blanco y soy negro,

quizá soy mulato.

Hice patria sin ningún color,

y el calor de su infierno he apagado.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 756

Alberto Arecchi

  -   Publicado el Viernes, 10 Enero 2014

¡Amandla, Madiba!

 En la llanura de Isandlwana
el cuerno del blanco
llamaba a la última carga.

Millares de hermanos zulu
bajaban en oleadas

contra el fuego del cañón.

Hoy el canto de sus nietos
sal hacia el cielo azul
en las montañas de Azania.

El poder de los blancos ya no existe,
 no lo derrotó el calor de la batalla,
sino sólo la resistencia de un viejo
que nunca se dé por vencido.

Tras un siglo de sufrimiento,
cada hombre vale un voto,
independientemente

del color de su piel.

Desde campos y ciudades,
de las minas y oficinas
una sola voz hoy dice:
Todos seremos iguales

delante de África.

¡Amandla, Madiba!

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 26

Sara Zalmat

  -   Publicado el Lunes, 03 Febrero 2014

Querido Mandela

Hablarán de tí,

porque tú has sido,eres y serás,

lo que todos deberíamos ser.

Bondad e inteligencia.


Sólo deseo

que hayas recibido

todo el amor

que nos has dado.


Te vas,

y contigo uno de mis sueños.

 

Pero dejas en mí

algo más grande.

Algo que el tiempo

ni quiere

ni puede borrar.

 

Para siempre quedarás en la mente de la historia de la humanidad; querido Mandela.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 19

Miguel Serrano

  -   Publicado el Jueves, 02 Enero 2014

SEIS AMANECERES PARA UN MISMO DIA

Nelson Mandela

Caminante de los andantes

alborotador de los pasmos

de las calles en sol

buscando los horizontes

padre abuelo jefe

tribu de los montes.

El viento del otoño

llegó en primavera

con sueños amanecidos

en la prisión de la esperanza

alma viajera

de hombre florido.

Nunca la fe

estuvo prisionera

menos en las mañanas

encendida por las llamas

de la hoguera de la libertad.

Puños de nube

desvaneciendo  en la distancia

en la nostalgia de la patria añorada

en la rebeldía estancia

en la venganza apagada.

Más allá del coraje

más allá de ser uno solo

estuvo ser un todo

en blanco y negro

en negro y blanco

mirando al cielo.

Seis  días

por tu nombre

por tu rumbo

cultivador de surcos

para nuevos hombres.

Como tu ayer

como tu hoy

como la grandeza del mar

con vista oceánica

y el sabor de la sal

que es para degustar

el buen presente

que buscaste andar.

No sé si los héroes

son tangibles

o intangibles

pero tu voz firme

tus pasos siguen.

En la tierra vives

en cada plegaria

por tu obra revolucionaria

y te doy mi palabra

para  que la tierra se abra

con guirnaldas de gloria

para que los hombres

honren tu memoria

y que tu padre eterno

bendiga tu huella

en la tierra y en el cielo.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 9

ivan leonel castellon garcia

  -   Publicado el Sábado, 11 Enero 2014

Desidia.

Desidia.
I
ignoras acaso el amor?,
tenes por mania la desidia?,
no escuchas de mi el clamor?,
habra alguien que tu ironia envidia?.
II
quiero saber que me entendas,
que sepas que mi cariño es fidedigno,
lo que con tus dudas enredas,
es real y de tu atencion digno.
III
admirote por tu imponencia,
y por tus gratas facciones,
debes oir mi clemencia,
meditar en mis acciones.
IV
has condenado a tu ausentidad,
la imploracion por tu presencia,
que mi alma hace en continuidad,
buscote pues necesito de tu ciencia.
V
a veces creo ver una señal hermosa,
en las nobles nubes dibujada,
llamandome tu sonrisa preciosa,
como si mi esperanza viese agasajada.
VI
mas hoy olimpicamente obvias,
este romance ostentado,
en el corazon que desprecias,
aun sabiendo que estoy enamorado.
VII
lejos estoy de complacer tu capricho,
queres ahuyentar mis anhelos fecundantes?,
queres hacer sin lapida ya mi nicho?,
prescindir de mis suspiros redundantes?.
VIII
necesito de nuevo tus suaves caricias,
disfrutar tu dulzura cautivante,
libre de distanciantes argucias,
revivir tu femenina alegria alucinante...
¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 9

Raúl Agirre Calvo

  -   Publicado el Sábado, 18 Enero 2014

466/64

La telúrica rebelión se acumula luminosa en las pupilas

del hombre preso y relampaguea incontenible en el cielo de las

venas, alumbrando la lúcida sangre de la generación

que está sudando el porvenir a borbotones picando piedras de sol a

sol en Robben Island, por las heridas abiertas y encendidas como endurecidos

capullos de Protea por el látigo que lacera fiel a la costumbre

la piel más vulnerable y más oscura.

Todavía no lo sabe, pero no hay muros ni rejas que puedan contener su

coraje porque en su mente ya se remansa salvaje la revuelta

y se arrodilla de dolor, aunque nunca más en señal

de servidumbre sino para parir en cuclillas como su abuela, río arriba, más allá

de las chozas en ruinas de Qunu, el pueblo donde nació libre y en el que descansarán

sus desencadenados huesos, la incontenible crecida

de las aguas que limpiarán tanta mugre acumulada

en el alma, tanta injusticia porteada sobre la espalda, tantos grilletes

en la lengua, tanta impotencia desecando las gargantas, tanta maldad

enfermiza cuarteando la abrasada tierra

de la conciencia.

De noche tumbado en el suelo, el reo 466/64 tararea a sus

guardianes la inofensiva nana de pacífica

guerra que cantan a sus hijos las madres africanas

cuando les amamantan con leche que quema

en el paladar y les provoca el llanto porque sabe a hambre de

justicia y nunca sacia la sed

de venganza.

La chispa del incendio de dignidad que prenderá al chasquear

sus  dedos y caer sobre la yesca de ignominia se extenderá como

un hipnótico ritmo de tambores de aldea en aldea, de ciudad en

ciudad, de Sharpeville a Soweto , pero no temáis amos

blancos porque no hay ánimo

de revancha  en el corazón del hombre condenado

a libertad perpetua que arenga a los guerreros a hermanar

los sueños y a conciliar

las razas.

Su irreductible paz pacerá para siempre mansa en las praderas

de la memoria como un buey entre los versos, imaginando que es un león

que duerme en una página en blanco,

soñando que es una gacela

hecha con jirones

de nube,

a salvo de la violencia y la intolerancia

en la imaginación

de un presidiario sin nombre

que mira al cielo libre

del mundo

desde la enrejada ventana

de su celda.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 9

Luis Miguel Helguera San José

  -   Publicado el Martes, 07 Enero 2014

Soneto a Nelson Mandela desde Robben Island

 

Tu fe muda en verso y su aliento en brisa,

en tu luz brillan siempre sin tardanza

más de veintisiete años de esperanza

y en tres metros cuadrados tu sonrisa.

 

Aquí, árida isla donde el mar divisa

más allá de las olas tu enseñanza:

volver al mal bien, vencer sin venganza,

soñar sólo ser libre a toda prisa.

 

Escucho tu voz desnuda, estruendosa,

clamar al cielo en pie ya fugitiva,

hermanada a la blanca tu etnia xhosa.

 

En qué honda claridad halla cautiva

tu corazón con vida nuestra rosa

perfumada de ti, Tata Madiba.

 

 

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 8

Pedro Antonio Segura

  -   Publicado el Miércoles, 08 Enero 2014

Mandela, brisa del alba.

Libertad,

 Nelson Mandela se miró en tu nombre.

Con tu nombre por bandera lucho por la igualdad.

Era el número cuatro, seis, seis del año sesenta y cuatro

entre rejas de opresión, enfrentándose a la lacra  de la segregación.

 

Negra su piel,

negros sus sentimientos,

negra su esperanza,

negros sus sueños

de que un día su país pudiera mirarse en el espejo de la libertad

sin barreras,

sin agachar la cabeza,

sintiéndose madre en la fraternidad.

 

Donde las razas se fundieran en una,

en una misma sangre,

en un mismo sentir.

Que el sol fuese una estrella más

alumbrando a todos por igual.

 

El apartheid, racismo sin fisuras,

en su mirada limpia se hundió

quebrándose con el aura de su resplandor.

(Como se  quiebra la noche

en su oscuridad fulminada

por el brillo de los ojos de

un nuevo amanecer).

                                                                          

¡Mandela,

brisa del alba!

 

¡Mandela,

manantial de esperanza!

 

¡Mandela,

estrella en la vida

de tu alma!

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 7

Jackie José García Reyes

  -   Publicado el Viernes, 28 Febrero 2014

REMEMBRANZAS DEL BUEN AMIGO

¿Acaso los sueños llegan como las olas de cristales

que se las ha llevado algún viento no muy lejano

de nuestras consciencias?

¿Acaso las victorias para uno mismo y para los otros (otras)

son los designios que los dioses (as) terrenales perciben y dirigen

durante sus juegos en los campos de batallas de esta tierra fértil

en donde nuestros anhelos por mantenernos dentro de una vida digna

cuesta en ardor del alma aquellos trabajos de todos los días

y de todas las noches, acaso eso es cierto,

acaso no podemos dirigir nuestro juego...?

¿Acaso yo me creía sentimientos tan hondos

como los que ahora avivan a mi alma...?

¿Acaso yo pensaba en tu existencia o en tu visión fija y sana

para con los otros (as)? ¿Acaso fuiste tú amigo mío

el que me has hecho volar a través de tu historia avasallante,

decidida y de antorchas la cual me empujó a salir

de ese exilio de inconciencias temporales

y proporcionarme las herramientas edificadoras para la paz

de mi familia, de mi gente y de mi alma?  Porque yo jamás soñaba

en la benevolencia de las equidades y de los compromisos sociales,

pues yo era tan solo un niño que soñaba en las acuarelas

de mi papel de empaque que utilizaría para la envoltura

de alguna caja de regalo,

y fue hasta que te observé por primera vez,

en algún periódico de algún día, que hoy no me acuerdo,

tu apacible rostro, con esos tenaces  ojos

incrustados en algún anhelado futuro por resolver,

que mi mundo se agitó rápidamente y junto a él

tu histórica anécdota de yugos, dolores y valentías...

y fue así que con los años crecí escuchando de tus luchas metálicas

y de tus ideales gloriosos por hospedar en un solo hogar

a todo humano sin categorías,

pues has sido notablemente valiente ahí en donde te habían hospedado,

tras las rejas de la sabiduría, te honrabas a diario sin darte cuenta,

alcanzando, incansablemente, la sostenibilidad para tus pieles,

y más para tu justo espíritu inquebrantable,

por tu gente, para tu gente, para los otros (as),

pero los tiempos franquean insoportablemente el sentir de lo humano,

y la historia exige reconocimiento de sus hechos, y fue así,

que un día de estos, no muy distante del de hoy, leí el periódico,

y observé nuevamente tu apacible retrato pintado de acuarelas tristes

que decía. "Siempre te querremos, Madiba.  Descansa en paz",

y observé que los cometas de tu rostro

habían alzado el profundo vuelo celestial,

y un silencio misteriosamente solemne invadió todo mi cuerpo...

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 7

Néstor Quadri

  -   Publicado el Miércoles, 08 Enero 2014

Luces y sombras

El sol se va poniendo en la tarde,

y entre las penumbras del local,

Madiba mira el cielo por la ventana.

Contempla postrado, las figuras

dibujadas por las nubes blancas,

y su mente vuela hacia ellas.

Recuerda sus épicas luchas

contra la disciminación racial,

por la  libertad y la reconciliación.

El largo devenir de los años

lo encuentra ahora sin temor,

como amo triunfal de su destino.

El sol, ya en el crepúsculo,

poco a poco, se va ocultando,

más allá del horizonte distante.

Está muy lejano e inalcanzable

brillando con una llama cobriza,

que tiembla como su piel.

Sus anhelos de seguir viviendo,

igual que el sol en el ocaso,

se van sumiendo en las sombras.

Cuando el sol cae, ya agónico,

su tenue luz se va apagando,

mientras la oscuridad gana la sala.

Y también a su vida ejemplar,

que aún respirando y palpitando,

se va extinguiendo lentamente.

Cuando ya llega la noche,

lo cubre en su lecho de enfermo,

sin ningún doblego, ni lamento.

Y finalmente, entre esas sombras,

emerge su alma iluminada,

inmersa en un respetuoso silencio.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 6

Daniel Modroño

  -   Publicado el Sábado, 25 Enero 2014

Bajando la cuesta

Nací donde la suerte me abandonó,
Vivo donde puedo,
Crecí entre sucesos desafortunados,
Pero el pasado ya es historia,
Solo son marcas de guerra en mis botas de pirata,
Años gastados en barras de bar.

Ahora que salgo solo
Ya no me incomodan las despedidas,
Ni me acorralan las calles sin salida.
Ahora que salgo solo
Frecuento malas compañías
Ahora que salgo solo
Estoy vacunado de espanto,
Ahora que salgo solo
Ya no vigilo mi espalda,
Ahora que salgo solo se que
La pena es bisexual y siempre tiene sed de venganza,
Llama con el manos libres para hurtar los halos de luz,
Ahora que salgo solo lleno mi habitación
de desidia reciclada aderezada con especias.

Las esquinas me enseñaron a vivir sin miedo.
Ahora corro para dejar atrás las heridas de metralla,
Entre calles que esconden un teatro.
Paseando por lugares que nunca conoceré,
Navego hacia océanos de piedra
Con la tranquilidad que me otorga
Saber cual es mi final.

Me devoro, me impaciento si me insomniablizo
Con los aullidos en el golpe de espada del amanecer,
El chirriar de portales me pone en sobre aviso,
El lobo ha salido de su letargo.
Sacándole punta a mi sonrisa por si toca morder,
Mi confianza es huraña.

No necesito amigos que me recuerden cada día,
Ni enemigos que se olviden de mí,
Solo necesito la certeza de que el viento que me roza es real
Ser el Tahúr que lanza órdagos a la vieja parca.


¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 6

Cristobal De la Cruz

  -   Publicado el Sábado, 04 Enero 2014

’Khulu Mandela’

¿Qué se yo lo que haya pasado en el antes y en el después del día de tu nacimiento?;

Aquel día o noche habrá alumbrado más la luna y el sol o se unieron los dos, que te iluminaron en todos tus pensamientos;

Tu primera impresión en tu niñez debió de ser solo amor por los colores, olores y sabores de tu nación, ocultos detrás de las guerras y otros insanos movimientos;

Aquel revuelo de pensamientos que el viento retocó con sentido y valor en tu juventud, te armaron para que fueras, el descontento del sufrimiento;

Sin importar tu propia libertad y lo que conllevaba tu felicidad, sufriste por demás y lo suficiente para la calmar, los demonios que algunos llevaban dentro;

Tu lucha indómita se iguala en grandeza como la de tu nación que te vio nacer y crecer, que te guarda un lugar más allá de los recuerdos;

El contrato de vida que Dios te dió te alcanzo para cambiar no solo tu vida, sino la de millones que ahora te seguirán... ¡¡¡como a un ejemplo!!!

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 4

Isabel Galvan

  -   Publicado el Martes, 04 Febrero 2014

Madiba

Así fue mirado

en oquedades de cárcel,

Mandela  se descubría,

como quien ha llevado

la oscuridad a claras,

levantaba su rostro al cielo

y cantaba soberanía,

entre muros de ignominia.

Sentencia entre hierros,

fue  álgida plenitud

colmó memoria de saberes,

e intrépido volcó su palabra,

argentino sendero

se abrió hacia el mundo

y en plétora,  implorada

la libertad de su dominio.

No mires hacia atrás,

Mandela, que adelante iniciarás

el emblema de tu tiempo,

presidente de la patria,

forjada en  inquietudes

de un pasado valiente,

fuiste lanza de la Nación

en los albores de tu juventud.

Háblame, Mandela

aunque ya no estés,

de tu África amada,

se oyen tus cuentos para niños

vibrante sensación

de que el sol brilla para todos,

a  la búsqueda  que tú,

un día, supiste descubrir.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 4

pedro pinzon

  -   Publicado el Viernes, 07 Febrero 2014

¡ LIBERTAD ¡

Libertad ,

poder hablar con DIOS y en su silencio

rrecorrer el mundo sin afán ,

sin tropìezos ;

ver la majestuosidad del paisaje y volar 

en sueños ,

en pensamientos sin par .

 

Libertad ¡ ,

Poder sentir el frio del rocio en los pies de madrugada ,

derramar sudor en sus tierras escarpadas ,

y al final del dia ,

con el sol a las espaldas , 

sentir el cansancio sin sufrir ,

porque el polvo adherido del camino

nos muestra que aun no llega el fin .

 

Libertad ¡ ,

sacar la hembra su seno bamboleante ,

omnipresente , imponente y al crio amamantar ,

llena de amor , 

de dulce ilusion ,

sabedora ella , que el fruto de su amor ,

para él , siempre habrá una bendición  .

 

Liebertad ¡ ,

que la sombra del abeto , 

del pino o del siprés ,

no se cambien por paredes de concreto .

Que el canto matinal ,

de trinos sin igual ,

ni el croar de ranas

ni cantos de nocturnos grillos

se dejen de escuchar .

 

Libertad ¡ ,

sentir la alegria del abrazo en bienvenida ,

tambien en despedida ,

de lagrimas sin fin , por risas concebidas ;

del te quiero mañanero

del buenas noches y felices sueños .

 

Libertad ¡ ,

de querer sin color , 

tampoco en desamor .

De tender la mano al gentil hermano , 

de poder servir sin mirar quien es .

De poder vivir sin ningun pergamino ,

de recibir por siempre al humilde peregrino ;

viajeros del camino , viajeros sin destino .

 

Libertad ¡ ,

disfrutando rosas ,claveles , mirtos ,

cayenas tulipanes , lirios .

De ver el horizonte  en menguante o creciente ,

de sentir la brisa en caminos renuentes .

De sentir calor por los rayos del sol .

De poder gritar al final del camino ,

que sin ser peregrino

de este mundo que en prestamo es , 

sonriendole al cielo ,

agradecer por siempre la grandeza de EL .

 

PICOTORNIO . QUE LA LIBERTAD HEREDADA , VUELE POR LOS CONFINES DEL MUNDO , IDEAL POSTUMO DE NELSON MANDELA .QEPD.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 4

© 2017 Soypoeta.com
Joomla! is Free Software released under the GNU General Public License.
Mobile version by Mobile Joomla!