Soypoeta.com

Información cultural especializada en poesía. Red Social de Poesía

Inicio Especiales Concursos Temáticos IX Concurso de Poemas Temáticos Red Social de Poesía: "Llueve"

IX Concurso de Poemas Temáticos Red Social de Poesía: "Llueve"

Estado: cerrado
Fecha: 01/04/2015 - 31/05/2015

El "IX Concurso de Poemas Temáticos Red Social de Poesía" tiene como temática "Llueve" (ver bases).

Todos los poemas que se presenten a este concurso deberán empezar por la palabra "Llueve", una palabra poética que puede emanar sentimientos nostálgicos aunque también es un acto sin el que la vida sería imposible.

Poemas ganadores

"A la luz de las sombras", por Alicia Fernández

Llueve y la vida fluye fugitiva por las cloacas.
A veces, asoma recelosa un periscopio
por los husillos mugrientos de la realidad
y, aterrorizada, vuelve a sumergirse en
la profundidad estigia del cálido inframundo,
ante la visión pavorosa de
cuerdos sin recuerdos que pueblan las calles asfaltadas
bañadas por la luz sórdida de un sol impúdico
que no deja lugar a sombras en las que cobijar verdades.
Prefieren exhibirse bien vestidos y
deambular solitarios por las calles
abarrotadas de gente con la cabeza excesivamente amueblada ,
gente muy prudente que recorre el camino de baldosas amarillas de los centros comerciales,
arrullados por el hilo musical de sirenas con labios de silicona
guiados por la luz inequívoca de faros de verdades absolutas
reflejadas en los cristales de rascacielos,
atalayas de dioses de la economía y las finanzas.
Gente decente que habita las aceras
bien perfumada y arreglada de domingo
etérea como el vacío
leve como globos de niño
libres del peso insoportable de sus cuerpos harapientos
y de maletas llenas de sus propios cadáveres
que  arrojaron hace tiempo a pozos,
fosas asépticas y otros vertederos
donde aún siguen flotando
sobre un lecho fangoso de aguas residuales.
Las ratas anidan y se alimentan
en el cálido refugio de la sangre caliente
de un corazón putrefacto que aún guarda el eco de un latido,
de una mano purulenta que una vez acarició a otra en las tinieblas de un cine de verano que ya no existe,
de un pecho corroído por gusanos que amamantó a un bebé,
a salvo del frio y la luz cenital que cae como una espada certera.
Mejor a la luz de las sombras
es donde la vida estalla como un grito
que retumba en los recovecos de las alcantarillas.

"Yo soy la que llaman Eva", por Claudia Lorena Parada Turcios

Llueve por vez primera en la Tierra y una no sabe muchas cosas;
las cosas que saben los músicos, los mudos y los artistas;
eso que llaman "Génesis", a lo que tanto atribuyen el inicio,
el humano comienzo, el paso doblado que emprende un trayecto.

Una, que es mujer y bestia
en el escenario breve del hacedor de todo,
que no bebió nunca la sabrosa leche de nadie,
que no es sino la obra dependiente de una costilla ajena.

Una es quizá una carne viva,
que duele cuando se está en tal condición,
y que se llora toda en el primer instante de aire, de tal manera,
que ese único instante, con el tiempo, la redime.

Esto que soy es algo que siente,
algo como la sangre, como la sabia, las venas
que se ensanchan o adelgazan con el milagro,
la vida, mujer que espera, la risa.

Una quizá es fruta, agua, elixir o veneno,
algo que nació para darle sustento al producto primero;
una lo sigue y sigue su huella, o la borra, o la quema.
Una es la mujer primera, y aquí está toda. Aquí.
Aquí en la siembra y en el cielo, donde todo se dispersa.

Una es la voz del silencio que lleva,
la risa de la tristeza que bebe, una es una. Una.
Una es la desnuda, la que sirve de rama, que hace casa,
que con el aire estremecido le ofrece lugar en su nido.
Ahí mismo. En el mundo.

Lo que soy yo, nadie quiere ser. Nadie lo quiere saber.
Yo quizá lo supe cuando sentí el vuelo de la vida, aquí adentro.
De ver su cercanía, que viene de lejos,
de quedarme fuera, cuando él se refugia dentro.

Soy el resultado de aquello pensado antes que todo sucediera,
soy lo consiguiente de lo que reinaba en la faz del abismo;
Yo soy la comadre de la serpiente, la impía, la pecadora, vacía.
Yo soy esa. La que está en los libros. En el libro primero.

Yo soy la que llaman Eva.

:


Poemas ordenados de mas a menos votado:

Ordenar: más votados | más recientes

Sixto Alfonso Páramo Quintero

  -   Publicado el Jueves, 09 Abril 2015

Llueve en el desierto de la soledad

Llueve en el desierto

en el desierto de la soledad,

una lluvia terca

que nace de la tierra

y se dirige al cielo.

Llueve y hay que saltar

para tocar las gotas

para que no se vayan al cielo,

gotas que no tienen muerte

y que se pierden en el infinito.

En el amor tambien se sufre

el desierto de la lluvia y

de las grises soledades.

El amor nace en la tierra

y se dirige a los infinitos

escondites del cielo.

No me importa la lluvia,

tampoco el amor ni la soledad,

me interesa tu, que no

agarras las gotas del desierto,

pero que me atrapa en su voz.

No hay cárceles mas tristes,

mas desérticas ni mas solas

que la lluvia y el amor,

ambas huyen al cielo,

escapando de las inmundicias

de la tierra que no llueve

para volver sin querer,

como la lluvia.

 

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 3

Carlos Gómez González

  -   Publicado el Domingo, 12 Abril 2015

Caminos de Piedras

Llueve, sobre este páramo que había olvidado Dios,

las lágrimas de los ojos celestes caen con delicadeza

pero lo hacen demasiado tarde, pues la tierra está seca,

curtida como cuero, marchita por el Sol.

 

¿Por qué riegas ahora esas mejillas con tanto fervor?

Será que recuerdas el año en que la caballería

te robó futuras tristezas, amores y alegrías.

A cambio de municiones, pólvora y revolución.

 

Llueve, en un suspiro se te moja el corazón 

y un océano de balas silencia el resto.

Nadie recuerda a las piedras en el camino descompuesto,

sólo a los héroes que le dieron república a una nación.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 3

Eunice Flores

  -   Publicado el Jueves, 16 Abril 2015

COPA DE LAGRIMAS

Copa de Lágrimas

 

Llueve mis lágrimas que aunque pequeñas

Hablaran toda una eternidad el recordar

La pasión derramada en ellas de mi orar

Exigiendo silenciosos gritos de  libertad.

 

Llueve mis lágrimas que aun gozando de libertad

No puedo dejar de hacer lo que en tu copa derrame

Se secaría mi desierto que un día transforme

En este precioso Jardín del Edén.

 

Llueve mis lágrimas en tiempo angustioso

Donde aun hay paz y se filtra el odio

Forjando la tierra y forjando el ser

Dejando establecido que existe el poder.

 

Llueve mis lágrimas una vez más

Donde se han juntado ríos de austeridad

Y el conjunto de esta copa

Convierta en vida nuestro diario caminar.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 3

ENRIQUETA TITTARELLI

  -   Publicado el Lunes, 20 Abril 2015

PLEGARIA

Llueve mansamente sobre la Tierra.

Es tan bella la noche mojada de estrellas,

huele  a lirios altivos ,a oración estremecida 

en el hueco de una lágrima cristalina. 

Llueve.Adormece la madre

el sueño del hijo en las entrañas.

Llueve una canción de cuna, plena de amor,

canción escrita en la piel ,viajera

incansable, hechicera audaz y amante.

Llueve y el aleteo de un ángel viaja a 

tu hogar,trepa las ventanas sin avisar...

Escuchas?Sonidos de agua eterna en tus venas,

obra en ti el milagro de renacer.

Despierta al llamado sublime del genio Creador

de la vida, en la delicada caricia de una flor.

Llueve mi plegaria en la compasión amorosa

por quien sufre,llora,espera,silencia el grito.

 No desesperes viajero amigo,

nosotros somos infinitas gotas de rocío

en la magnífica sinfonía Universal.

ENRIQUETA TITTARELLI

 

 

 

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 3

Angel Peon Lubian

  -   Publicado el Miércoles, 22 Abril 2015

Llueve

Llueve,

el cielo llora tu ausencia en mi ventana;

la empapa,

tiñendo de triste y gris unos cristales,

que empañan de recuerdos mi mirada.

 

Llueve,

como llovía esa mañana:

tan adentro,

tan matando,

tan solo...

 

Llueve,

ocultas gaviotas comparten mi pena,

te buscan,

te esperan,

y su vuelo me recuerda,

que aunque amaine el temporal,

las lágrimas del mar nunca se secan.

 

Llueve,

y estás ahí,

eterno...

Sobre olas de amor y sueños,

lejos del dolor y las tinieblas,

por las aguas de Dios tu alma navega,

sin miedo a naufragar ni a la marea.

 

Llueve,

ahogándome la vida:

tu pasado y mi destino...

Luchan encadenados

a la esperanza perdida

de ver el Sol, algún día,

en la playa de mi olvido.

 

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 3

Claudia Izquierdo

  -   Publicado el Martes, 05 Mayo 2015

El fin de los sueños


Llueve...

El candil refleja

tu cuerpo

y en la boca

se palpa el eco resonante

de un beso

Te miro acongojado

presintiendo

el fin de mis anhelos.

Y en las voces

un silencio

se agiganta levemente.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 3

nancy del carmen martello

  -   Publicado el Martes, 05 Mayo 2015

Noche solitaria

Llueve, cae tenue, fina, como cabellera lacia

Sobre la tierra que abre su boca agradecida.

Moja mi espalda, camino lentamente por el parque,

El barro hunde las hojas amarillas,

Mis pies se mojan en  las baldosas flojas

De las veredas olvidadas.

¿Por qué me ataca la nostalgia cuando llueve?

El cielo cuajado de grises mantos,

Que contienen las aguas...

Llueve, hay olores, fragancias que emanan de los árboles,

Los pinares acobijan pájaros desnudos,

Casi no hay gente en la calle,

La luz de los faroles acarician los tejados,

Anochece y llueve.

Mi alma se siente solitaria...

 

Martello, Nancy del Carmen

Buenos Aires, Argentina

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 3

Kemley Mora

  -   Publicado el Miércoles, 06 Mayo 2015

Llueve

Llueve...

Llueven piedras y clavos que me fijan al pasado.

Llueven corazones en mi cama,

que luego se secan antes que los caliente el sol.

Tengo un corazón atado a un tiempo que no se mueve.

Corazón que se congela porque aún llueve.

Llueve cada noche más que la anterior.

Llueve de nueve a nueve,

gotas que despiertan charcos,

como la tinta da vida a un papel,

como el dolor al corazón

que le recuerda que late por una razón.

Llueve en este inverno de amores,

escaso de los besos que vienen más allá de los labios.

Guarda tu lengua y dame un beso con corazón.

Llueve...

Llueven nostalgias desde un cielo sin sol.

Lluvia que me moja las mejillas,

que rojas como llamas,

no logran quemar la tristeza.

Llueve esta noche.

Llueve amor y dolor.

Llueven ganas de odiar

cuando aún no he logrado dejar de amar.

Llueve...

llueven recuerdos al tratar de olvidar.

Llueve...

y mi corazón no se puede secar.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 3

Antonio Nieto

  -   Publicado el Jueves, 07 Mayo 2015

Lluvia de otoño

Llueve, con anodino ritmo lento

y entre el frío y traslúcido cristal

la luz tenue entra por el ventanal

y los rayos aclaran el momento.


Lagrimas de un monótono lamento

entre hojas muertas dejan su ritual

con gotas de agua fina y otoñal

que acunan a la noche con el viento.


El cielo entre los blancos algodones

esconde su tesoro renovable

que enseña cuando llegan nubarrones.


La tierra lo recibe imperturbable

y se nutre de vida con sus dones

haciendo a ese ciclo indispensable.

 

Antonio Nieto Bruna
Copyright ©

7-5-2015

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 3

Axel Cordoba

  -   Publicado el Sábado, 09 Mayo 2015

GOTAS SOBRE EL ALMA

Llueve...

en mi rostro sin cesar,

gotas de agua caen sobre mi techo,

cada gota que golpea es como una aguja

que punza sobre la superficie inerte de mi corazón.

Con mis pies helados observo arder la llama de la chimenea,

y los recuerdos de aquel amor espectral me atropellaban,

casi podia ver su imagen.

Cuando la lluvia volvió a tocar tristemente la ventana,

la oscuridad y la incertidumbre retornó a mi,

reclamando entrar a su sitio.

Aquellas gotas llenas de furia caían sobre mi techo.

Mis gotas del diluvio me han limitado la vida,

mojé mis alas así como un angel moja las sullas.

Aquí en mi ventana el agua cae sin relieve,

aquí mi corazón, a minuto se remueve,

aquí en mi corazón, como dilúvia.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 3

Javier Pérez

  -   Publicado el Sábado, 09 Mayo 2015

Llueve

Llueve con agua, llueve con nieve,

llueve de noche y de día llueve.

Con tanta lluvia, nadie se mueve

-ya sean las siete, ya sean las nueve-

Y si te mojas, es porque llueve.

Y si las hojas el agua mueve,

es porque llueve, cojones, ¡llueve!

Ya te lo he dicho mil ciento nueve (veces)

Me tienes harto, aunque sea jueves,

eso no quita que llueva: LLUEVE.

 

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 3

Magda Olga Nanduca López

  -   Publicado el Domingo, 10 Mayo 2015

Remembranzas

Llueve y llueven en mi mente los recuerdos,

Estacionando el tiempo aquel,

... En que mi madre me tomaba de la mano

Abrigándome en su regazo con cariño.

 

Llueve y mis lágrimas se funden con la lluvia,

Dibujando con mi llanto  y el  recuerdo,

Este amor inmaculado... en que con un beso

O un regaño, sosegaba ella mis instantes niños.

 

Madre,  tu sueño eterno, es mi recuerdo

Y  te abrazo con la ternura del ayer,

Aunque tus brazos estén ausentes de los míos;

Y evocarte sea placebo que a mi vida da placer.

 

Gotas de lluvia son tus besos...

Tus abrazos  madre mía,

Catarsis de amor en esta vida añeja,

Que alejada de ti se ha vuelto fría.

 

Es la Lluvia... hermosa melodía,

Que acompaña mi nostalgia este día...

Me abraza, aflorando mis recuerdos,

Encontrarte y otra vez perderte,  ¡que ironía!

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 3

Pedro José Briones Carrascosa

  -   Publicado el Miércoles, 13 Mayo 2015

Llueve sobre una contienda sin contendientes

Llueve sobre tierra y cadáveres,
llueve sobre mi cara vapuleada,
mi mano tirita, de cicatrices atada,
mi mano tienta, hacia mis víveres.

Llueve sobre una batalla terminada,
llueve sobre amigos y enemigos,
mi cara dolorida y ensangrentada,
mi boca acoje unos higos.

La lluvia no podrá limpiar el pasado,
incapaz de lavar mis recuerdos,
dirigida a enterrar los cuerpos
en barro, pues la tierra ha ablandado.

La lluvia se ríe de mí, sarcástica,
yo que caí por dolor y no muerte,
por no tener honor ni ser fuerte.
Siento deseo de perder mi vida.

La lluvia continúa pese a ello,
no le importan mis pensamientos,
para ella solo simples lienzos
que marca con su sello.

Oh helada lluvia, dame a entender
a mí, que solo soy un mero mortal,
es por el dolor, no te creo mordaz,
Hazme tuyo, hazme sentir tu ser.

¡Oh fría lluvia! ¡No me hagas de rogar!
¿No rozas con tus gotas mis lágrimas,
más dulces y saladas que las tuyas,
sazonadas por la nostalgia de mi hogar?

¡¡Oh fría lluvia!! ¡¡Más me haces llorar!!
¿!Por qué vivo yo y no ellos?!
...Ellos, cuyos rostros tan bellos...
se apagan... La oscuridad está por llegar...

...Y seré yo quien ilumine sus caras,
esta tarea me dispondré a tomar,
los conduciré al gran maestro mar,...
los encenderé en barcas...

...Y lloraré de nuevo junto a ti, Lluvia.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 3

Ricardo José de la Osa

  -   Publicado el Viernes, 15 Mayo 2015

La muerte dulce

Llueve.

Un suave graznar se impone

sobre miles de repiqueteos

de gotas que dejaron de serlo.

Sonidos amortiguados

por el dulce crepitar de leña

húmeda que se queja

ante el fuego inclemente;

quejidos convenidos

que perecen sometidos

a la brutal atracción del aire.

Y del fuego.

Asisto hipnotizado

a la bellísima renovación

de la pira ascendente

mientras, también,

a mi mente ascienden

llamaradas de placidez

embriagadora.

La lluvia empieza a ser

un rumor de trasfondo,

un eco de irrealidad,

un arrullo que envuelve

los mágicos bailes

de las prendidas

pavesas.

La llama que cimbrea

adquiere un tono azulado,

tal de aurora boreal,

que mece mis sentidos

conforme va cambiando

a azul oscuro, a violeta,

a negro.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 3

Ignacio Para

  -   Publicado el Lunes, 18 Mayo 2015

Llueve

Llueve sobre las almas hundidas,
ingrávido sostén de ideas perdidas.

Llueve

y gotean las húmedas flores
de imposibles amaneceres.
Tristes y pobres placeres
de brumas y leves colores.

Llueve

sobre la ideas sin rumbo sentidas,
sobre abiertas y cerradas heridas,
sobre mortecinos y antiguos amores,
sobre recientes y duros dolores.

Llueve

y su húmedo frescor
me inunda de melancolía
en un mundo sin rigor
largo y corto cada día.

Llueve...

y no se nada, ni siento nada,
sólo la lluvia en mis entrañas...

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 3

Publica tus poemas
Difunde tus eventos
España e Hispanoamérica

Únete a la más importante...

Red Social de Poesia

Suscríbete al Boletín

museos-200-01

blog-soypoeta-home-200-01

Banner

Mario Benedetti

 

Publicidad gratuita:

Publica tu libro con Bubok

Casa del libro