Soypoeta.com

Información cultural especializada en poesía. Red Social de Poesía

Inicio Especiales Concursos Temáticos VIII Concurso de Poemas Temáticos Red Social de Poesía: "El invierno"

VIII Concurso de Poemas Temáticos Red Social de Poesía: "El invierno"

Estado: cerrado
Fecha: 01/01/2015 - 28/02/2015

El "VIII Concurso de Poemas Temáticos Red Social de Poesía" tiene como temática "El invierno" (ver bases).

El invierno es una época marcada por el frío y los días cortos, pero también por esas idílicas tardes de paseos por la nieve y chimenea. Los que escriban desde España estarán sumergidos en esta temporada, y para los que lo hacen desde América Latina, pensar en el invierno les traerá una brisa de aire frío para refrescar los calurosos días de enero y febrero. (Ver bases completas)

¡ENVIAR POEMA A CONCURSO!

Poema ganador votos del jurado

"Intemperie", por Blas Guevara

La noche estaba allí como cada día,
con sus iguales rutinas pero distintos desvelos,
como de costumbre, así sin avisar.
El humo del cigarrillo tiritaba entre la oscuridad,
huía despavorido como un niño en todas las direcciones.
Sentado esperaba paciente para escuchar
como caía el frío sobre todo lo quieto,
como morían los cuerpos helados a la intemperie.
Se podía oír el jadeo entrecortado
del equilibrio rígido de la quietud.
Todo estaba empapado por
unas finísimas gotas de terciopelo líquido,
que fluían como capilares abiertos
desangrados hacia los sumideros,
–la supurante herida de la humedad–
camino hacia las profundidades,
hacia el centro del mundo,
donde se condensa la oscuridad.


Las ventanas aún permanecían en vilo
combatiendo su intimidad.
Algunas se insinuaban a los trasnochados
con sus visillos sugerentes,
que apenas tapaban su anónimo vello impúdico.
Los pasos monótonos de las horas
giraban inexorables en círculo,
con el mismo chasquido de unas botas viejas,
con la cadencia de una obstinada gotera.
La penumbra susurraba injurias y calumnias
alrededor de una mínima luz artificial.
La calle se ocupaba de recoger las sedas de las sombras
para que tuvieran una armonía de conjunto,
para que todo encajase en su lugar predestinado.
Apagué la luz y allí estaba el ojo invidente
con el que la noche espía el silencio
donde rebotan los ecos del miedo
de los que aún siguen despiertos.

La farola lloraba lágrimas de tungsteno
y la noche llevaba la cabeza abierta
por una oscura brecha de dudas.
Después, sin remedio, empezó a llover.

Poema ganador votos de los usuarios

"Fríos silencios... (Invierno)", por Enrique Tamayo

Escondido silencio
de impávido invierno,
cala el frío, sopla el viento
y en sus campos dormita
la marmota y el sarmiento,
y en el árbol... silencio
y el lirón durmiendo.

Por la vereda me acerco
a éste, mi humilde pueblo,
calado de frío, silba el viento,
y como el viejo que duerme
avivo el fuego de mis sueños,
en los troncos que mueren
por ascuas ardiendo.

No es de frío...
que muera el silencio
bajo el témpano del alba,
es de piel de ceniza su frente
del trabajo y de la infancia
del surco y de la azada.

Humilde silencio
en sus viejos inviernos,
ventisquero en las sienes
clarividencia de nieves.
Y a la luz de la lumbre
... le escucho cantar:
¡Volverán ''golondrinas´´
que lejos están!

¡Qué el silencio despierte!
¡Qué el lobo, marche!
y afane el zorro su duda,
¡Qué el viento, la lleve!
y en el grito que emerge
... brote verde el olivo
y vuelva verde la nieve.

Poemas presentados al concurso por ordenados por más votados:

Ordenar: más votados | más recientes

lenin huamán

  -   Publicado el Martes, 10 Febrero 2015

SOY…

Me tengo miedo y soy de ese miedo las razones de alejarte... soy espacio de condenas, pero te condenas a habitarme...  un dolor que hasta en tus afueras duelo, y te atreves a calmar tu interior olvidado, sin olvidar el mío... un viaje sin contrastes sea a donde sea, y no me pides regreso, porque sabes que no lo tengo... un camino que te dejó huellas, en lo descalzo de tu entrega... en aquella entrega que se sintió verdadera... un sueño frio que dormita en otro, y no despierto porque quiero estar en el siguiente, e intentas abrigarte allí abajo conmigo... una tarde soy, una y otra más en tus ojos, silenciándose con las caricias del escape y escapando quedamos encerrados en el hasta pronto de unos besos caídos como hilos de agua en una sin base... soy el pesado parpado después de una noche con palabras de insomnio, pero despertamos...   parezco eterno, pero no detengo tus horas, y me vives como si se te acabará el tiempo... somos parecidos en nuestras diferencias talvez esa sea la lógica de tu ilógica compañía, talvez sólo por eso sea tu dulce... INVIERNO...
¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 20

Maria Alvarez

  -   Publicado el Martes, 13 Enero 2015

Invierno en la Piel

Ayer cuando la lluvia fría envolvía mis recuerdos,

y las campanas con sus toques lastimeros en mi corazón se clavaban.

Creí que venias envuelto en el silencio o en el cantar de las gaitas,

y en la lejanía hospeda...

Pero el reloj indica el pasado y lo que fue, apresurando el futuro en la hora cero tal ves.

Es una lastima que no estés aquí manchando los labios, despidiendo el año conmigo.

Pero yo te celebro brindando al cielo sabiendo que no vendrás, aunque los 365 días

esperan por ti.

Aun sigues siendo lo que comenta la gente cuando se quiere,

El frío cruel de mis poros abiertos,

La risa indómita debajo de las sabanas,

El cielo despejándose en pedazos,

El deseo infalible del año venidero,

Lo ardiente sin fuego que me sigue quemando ...

todo aquello que llamo INVIERNO.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 17

Sofía Bertomeu Hojberg

  -   Publicado el Martes, 03 Febrero 2015

Descenso aluvial

Un aliento que espera, abstraído,

el oportuno momento,

hallándose disuelto

(derretimiento)

para actuar.

 

Lastimar

con tu apego y el mío

el sollozo de una falta.

Sin transpirar

 

Desgastar,

una vez más, tu resuello y el mío,

transgrediendo un despertar dormido

el vapor momentáneo,

frío y simultáneo.

 

Aspirar, de nuevo,

aquel soplo de viento nevado,

ajado e imperecedero.

Minado

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 15

mohamed Khedr

  -   Publicado el Jueves, 29 Enero 2015

Un viento contra mi barco

Era un invierno anda caloroso

Aunque el frio te deja internado

Con ganas de orinar o masticar

O Comer carne a fuego lento

También comer dulce será calentado

Quitando el frio estando al estufa pegado

Pero con cuidado mueres asfixiado

La mejor seguridad de estar calentado

Es tener tu mujer a tu lado

Sube el calor amor sin un centavo

Pero Satanás fue conmigo peleado

Hizo que la amada va a lejos

Para castigarme sufrir vientos europeizados

Sacando la lengua sufrir frio sin sol abrasado

Ni dinero ni barbacuá será servido

Más que tu mujer a tu lado

Darte un beso, calentado a tu lado

Tenerla alegre no sufrirías ni brisa atacado

Así conservas tu amada a tu lado

Aguantas de ella algún colorín colorado

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 14

Luis Miguel Helguera San José

  -   Publicado el Martes, 06 Enero 2015

Soneto copernicano al divino invierno

 

Rota el orbe al compás como ejercicio

con curvo afán de su ecuador celeste,

diríase acaso que un céfiro oeste

suspira por amor cada solsticio.

 

Tan álgido avatar muestra propicio

al sol la edad de una frialdad agreste

mecida entre trópicos sin que acueste

su ebria órbita en ciclo angular tu inicio.

 

Ponen de oro a su hiemal vaivén broches

tus hielos de ansiedad y breves días

siguiendo a sus elipses largas noches.

 

Cada año, empero, en sus postrimerías

funde también nuestra alma sin derroches

la urgente primavera de un mesías.

 

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 10

Sonia Fernández

  -   Publicado el Sábado, 07 Febrero 2015

Hiperrealismo en sábado

Cansado de bucolismos dispongo el paso.

Azul cielo y suelo blanco,

cristales de Mahou y de escarcha,

paseo matutino en la Casa de Campo.

Cuaderno de un comercio chino

y un lápiz sueco, prueba de globalización,

entre las manos.

(Sí, lápiz y papel, debo ser un moderno romántico).

Bebé dormido (mi bebe)

al lado de mi banco.

Abuelos y petanca

(lo prefiero a ancianos),

tres boinas y bufandas,

con historias debajo si quieres.

Paseantes que me miran raro

(es el lápiz y el papel).

Cuatro adolescentes revueltos

que se han escapado de clase

(miento, es sábado).

Bicicletas turuletas

conducidas por kamikazes de tres años,

algunos de edad física

y otros mental.

Azul cielo y suelo marrón,

crujientes hojas de castaño,

crujientes hojas de patata,

que con deleite roban

colonias de cotorras foráneas

(adorable especie invasiva).

Boqueo chupitos de aire y tiempo,

maravillosamente fresco

(me encanta el sol de invierno),

mientras busco ese cambio cualitativo

(en mis versos).

Con bebé despierto y mi mano jadeante

(nunca escribas en un parque en diciembre)

dispongo mi marcha,

dos ladridos me devuelven la alerta

y el sonido del viento salvaje,

o puede que sea el metro alejándose...

 

... Azul cielo y suelo  verde,

hasta la helada escarcha de madrugada,

como mis pasos, se entibia y muere.

 

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 10

Francisco Alfonso Juan Mata

  -   Publicado el Domingo, 04 Enero 2015

Invierno en Belén

INVIERNO EN BELÉN

La Navidad con el fin de diciembre
trae desde el norte nieves heladoras
que interrumpe del mundo hasta las horas,
y reúne la familia ante la lumbre.

Un solsticio que llega cuando el hambre
busca amparo en el Belén que enamora.
Surje en la tempestad magia de otrora
que de un trozo de miel formó un enjambre.

¡Ensalmo salvador! ¡Pura poesía!
amanece de nuevo un Paraiso
que libra al hombre del temido infierno

y devuelve, entre el frío, la alegría
de saudades de Edén, por quien bienquiso
a humanidad librarla del invierno.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 8

Santiago Alvarado Olguín

  -   Publicado el Miércoles, 21 Enero 2015

La noche mayor

Sangre en la nieve

caballos que corren

tras el viento andino

de los bosques sin luz

 

te presiente un ave

misteriosa sombra

te ruega un soldado

y se besa la cruz

 

la lucha obsesiva

que al alma descarna

congela razones

y enciende venganza

 

el frío devela

el invierno del Hombre

las bocas hambrientas

y un pan que no alcanza

 

la vida del joven

fue efímero día

de risas, de besos

y sueños de amor

 

mas hoy tiritando

por el odio ajeno

se hunde por siempre

en la noche mayor.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 8

J. Jaquel

  -   Publicado el Viernes, 23 Enero 2015

Eros.

Si bien, la temperatura era la más baja que mis huesos experimentaban en la ausencia de él pero al considerar sus labios como una elección para el calor olvidaba el invierno y el chocolate caliente ya no fijaba ventaja. Decidí ser egoísta en el instante (y no dejarlo ir) y ambicionaba que la luna hiciera mis noches más largas y llena de emociones; donde ´´científicamente por ´mi´ estaba comprobado´´ que mis mejores versos fluían después de la visita de Eros.
¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 8

Natalia CDR

  -   Publicado el Jueves, 29 Enero 2015

Los témpanos son espadas.

La muerte al fin, al frío y al agua

que cala la médula hasta lo óseo,

el labio partido en enésimas costras

y el fin del hielo en duelo con el poder.

 

Ser una sombra que danza al ritmo

el camino al invierno lo escribía Müller

y Schubert le puso voz cuando el deseo le ahorcaba,

mientras el témpano se clavaba en su amor propio.

 

Y por ser carne de hembra congelada

y no querer enterrar en la tiniebla a mi ego

y por tragar el opio del orgullo.

 

Se descuartiza la soledad de mi alma

la muerte al fin, al frío y a la supervivencia partida

de quien nunca ha vivido una odiosa primavera.

 

 

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 8

Luis Torres

  -   Publicado el Sábado, 28 Febrero 2015

Mi peor invierno

Arde en llamas el pecho y el resto cuando la brisa toca la piel
en su ayudar a las entrañas a alcanzar su frágil tranquilidad.
¿Qué hora es? Me interrumpo inocente durante mis eternos "otra vez",
rasgando el tiempo adolorido sobre el regazo frío del papel.

Si mis dedos sintieran, no escribirían con esta tinta de lava
es el frio que los duerme, sumiéndolos en una grave enfermedad
que quema flores
y también gotas
las que caen sobre esta hoja desdeñando el porvenir que le esperaba.

Hoy he dejado de suponer que la temperatura hace el invierno.
Sí que he dejado de suponer, aclarar se me ha hecho prioridad,
pido al cielo no más días grises y ya no sé ni lo que el cielo es
pero mi sangre corre como esa lava del volcán que se hace infierno.

Cómo palear la nieve con el peso del hielo como carga,
mis brazos no tienen fuerza para mover tan fría realidad
y mi mente sufre en el invierno de lo que ayer era calidez.
¡Basta! Sé que pronto llega primavera, aunque el tiempo se me alarga.

Culpa me sobra y es la cómplice del parsimonioso transcurrir
a gatas sobre las hojas y espinas caídas en la otoñal crueldad
dejando regadas al paso capas del corazón en desnudez,
que hoy lucha valiente por la primavera mientras mengua su latir.

Mi horizonte vislumbra luces, flores, colores, canciones, sonrisas;
o eso lo quisiera mi sensatez de polígama debilidad.
En las mañana el gorrión, la brisa y mi aliento conversan sin fluidez
de la incesante nieve que cae sin sentido y todavía me eriza.

Y sigo enfermo mientras hiberno en el infierno de mi eterno invierno
con tanto peso que va destrozando poco a poco mi humanidad
que sucumbe ante la tonada lúgubre de aquel piano en rigidez
siendo melodía de vida el florecer del deseado amor alterno.

El abrigo de un amor alterno
o el final de mi peor invierno

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 8

Macarena Abilleira

  -   Publicado el Lunes, 05 Enero 2015

PORQUE ES INVIERNO Y NO TE TENGO

¡Cuánto frío allá fuera

y aquí dentro cuánto hielo!

Pasan las parejas abrazadas

conservando el calor de haber amanecido juntos.

No dejo de pensar al verlos,

que alguna vez supimos

detener el invierno con un beso

y se me enfría el alma hasta los huesos

y las lágrimas escarchan en la ventana

sin sol y sin flores.

Respiro la mañana.

El recuerdo pesa y ata.

Se me encoge la piel

de tanto extrañarte,

me pinto de grises con la tarde

y a la noche repito la rutina...

inundo la almohada.

Ha pasado un día más.

Por tu ausencia acompañada

tejo sueños de veranos

pero no dueles menos,

no se calla el vacío que acuno

entre los dedos.

¡Cuánto frío allá fuera

y aquí dentro cuánto hielo!

Será porque es invierno

y no te tengo.

 

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 7

Néstor Quadri

  -   Publicado el Miércoles, 14 Enero 2015

Invierno frente al mar

 En este invierno frente al mar

siento un vacío que me rodea.

Una duda mueve las cortinas...

Amor... ¿No te has ido?

Mas sólo es una brisa helada.

 

En este invierno frente al mar

mi soledad te está esperando.

¡Qué lluvia tan intensa!

¡Qué noche más oscura!

Hoy no habrá luna, ni estrellas.

 

En este invierno frente al mar

es muy gélida la madrugada.

¡Qué triste parece el muelle!

¡Qué negro está el horizonte!

Hoy no habrá sol, ni aurora.

 

En este invierno frente al mar

las olas furiosas vienen y van.

Una ilusión mueve las cortinas...

Amor... ¿Eres tú que vuelves?

Más sólo es otra brisa helada.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 7

Cari Jiménez

  -   Publicado el Jueves, 22 Enero 2015

MI PÁJARO AZUL PARA CHELO

Me dicen que no puedo estar riendo de continuo
como un martillo percusor
al que nunca se le agota el fuelle
baja y sube y no se detiene
si lo hace, será otra cosa
no un martillo
si no río, soy otra, una no Cari
el martillo pilón me rompe un diente
aún mellada sigo sonriendo
siempre será así
porque en mis entrañas crecen dientes diarios
debe ser que mi hiel es azul
o que la vida me toma a broma
lo bueno es que aún me asombro
de las nimiedades, de las mezquindades
quizás por eso, mi hiel es azul
—esto ya lo he dicho—
acaba de ponerse más azul
—mi hiel—
me doy cuenta que es falta de egoísmo
estoy en ello
cambiando los dientes
debo ser otra, una no Cari
al tejado tiro mis dientes de leche
pobres, se pondrán azules.
¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 7

Esteban Alejadro Silva Pino

  -   Publicado el Sábado, 14 Febrero 2015

Este invierno que no acaba

Siguiendo el antiguo camino del otoño,
Bajo un cielo nocturno que nos espera,
Naufraga mi alma hacia un horizonte lejano,
En un mar oscuro que se hunde con ella.

Mis ojos llueven lágrimas hacia el interior
Y la nostalgia, que me hiere con su recuerdo,
Me trae con la brisa de la tarde, su ausencia
Y el viento entona la canción que ya no oigo.

El camino se ha quedado dormido de repente
Y tus pasos no regresan al hogar que amamos
Y en medio de esta tormenta que me ahoga,
Busco estrellas nuevas que me guíen.

Este invierno que no acaba me arrastra con el
Y me sumerge en su rivera solitaria y agreste
Y no da tregua, ni descanso a mi soledad
Y la muerte se oculta herida entre mis sombras.

A veces siento que regresas, pero sólo es un engaño,
Un recuerdo que se quedó dormido entre mis sueños,
Un silencio triste que perdura de otro tiempo,
De una época estival que ya no volverá contigo.

Esa es la verdad amarga, que dejó el mal tiempo,
La lluvia que cae, como un cuchillo sobre mi lecho
Y tú, sigues allá afuera, en la tormenta inmensa,
Buscando flores y aromas que te devuelvan la vida.


 

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 7

Publica tus poemas
Difunde tus eventos
España e Hispanoamérica

Únete a la más importante...

Red Social de Poesia

Suscríbete al Boletín

museos-200-01

blog-soypoeta-home-200-01

Banner

Mario Benedetti

 

Publicidad gratuita:

Publica tu libro con Bubok

Casa del libro