Soypoeta.com

Información cultural especializada en poesía. Red Social de Poesía

Inicio Especiales Concursos Temáticos VIII Concurso de Poemas Temáticos Red Social de Poesía: "El invierno"

VIII Concurso de Poemas Temáticos Red Social de Poesía: "El invierno"

Estado: cerrado
Fecha: 01/01/2015 - 28/02/2015

El "VIII Concurso de Poemas Temáticos Red Social de Poesía" tiene como temática "El invierno" (ver bases).

El invierno es una época marcada por el frío y los días cortos, pero también por esas idílicas tardes de paseos por la nieve y chimenea. Los que escriban desde España estarán sumergidos en esta temporada, y para los que lo hacen desde América Latina, pensar en el invierno les traerá una brisa de aire frío para refrescar los calurosos días de enero y febrero. (Ver bases completas)

¡ENVIAR POEMA A CONCURSO!

Poema ganador votos del jurado

"Intemperie", por Blas Guevara

La noche estaba allí como cada día,
con sus iguales rutinas pero distintos desvelos,
como de costumbre, así sin avisar.
El humo del cigarrillo tiritaba entre la oscuridad,
huía despavorido como un niño en todas las direcciones.
Sentado esperaba paciente para escuchar
como caía el frío sobre todo lo quieto,
como morían los cuerpos helados a la intemperie.
Se podía oír el jadeo entrecortado
del equilibrio rígido de la quietud.
Todo estaba empapado por
unas finísimas gotas de terciopelo líquido,
que fluían como capilares abiertos
desangrados hacia los sumideros,
–la supurante herida de la humedad–
camino hacia las profundidades,
hacia el centro del mundo,
donde se condensa la oscuridad.


Las ventanas aún permanecían en vilo
combatiendo su intimidad.
Algunas se insinuaban a los trasnochados
con sus visillos sugerentes,
que apenas tapaban su anónimo vello impúdico.
Los pasos monótonos de las horas
giraban inexorables en círculo,
con el mismo chasquido de unas botas viejas,
con la cadencia de una obstinada gotera.
La penumbra susurraba injurias y calumnias
alrededor de una mínima luz artificial.
La calle se ocupaba de recoger las sedas de las sombras
para que tuvieran una armonía de conjunto,
para que todo encajase en su lugar predestinado.
Apagué la luz y allí estaba el ojo invidente
con el que la noche espía el silencio
donde rebotan los ecos del miedo
de los que aún siguen despiertos.

La farola lloraba lágrimas de tungsteno
y la noche llevaba la cabeza abierta
por una oscura brecha de dudas.
Después, sin remedio, empezó a llover.

Poema ganador votos de los usuarios

"Fríos silencios... (Invierno)", por Enrique Tamayo

Escondido silencio
de impávido invierno,
cala el frío, sopla el viento
y en sus campos dormita
la marmota y el sarmiento,
y en el árbol... silencio
y el lirón durmiendo.

Por la vereda me acerco
a éste, mi humilde pueblo,
calado de frío, silba el viento,
y como el viejo que duerme
avivo el fuego de mis sueños,
en los troncos que mueren
por ascuas ardiendo.

No es de frío...
que muera el silencio
bajo el témpano del alba,
es de piel de ceniza su frente
del trabajo y de la infancia
del surco y de la azada.

Humilde silencio
en sus viejos inviernos,
ventisquero en las sienes
clarividencia de nieves.
Y a la luz de la lumbre
... le escucho cantar:
¡Volverán ''golondrinas´´
que lejos están!

¡Qué el silencio despierte!
¡Qué el lobo, marche!
y afane el zorro su duda,
¡Qué el viento, la lleve!
y en el grito que emerge
... brote verde el olivo
y vuelva verde la nieve.

Poemas presentados al concurso por ordenados por más votados:

Ordenar: más votados | más recientes

Mauricio Dueñas

  -   Publicado el Jueves, 26 Febrero 2015

INVIERNO

Verano frío,

Flor nívea que se rindió

En el vértigo de la nostalgia

Confín de tristeza y felicidad,

Danza de la vida y la muerte.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 7

Blas Guevara

  -   Publicado el Viernes, 27 Febrero 2015

INTEMPERIE

La noche estaba allí como cada día,

con sus iguales rutinas pero distintos desvelos,

como de costumbre, así sin avisar.

El humo del cigarrillo tiritaba entre la oscuridad,

huía despavorido como un niño en todas las direcciones.

Sentado esperaba paciente para escuchar

como caía el frío sobre todo lo quieto,

como morían los cuerpos helados a la intemperie.

Se podía oír el jadeo entrecortado

del equilibrio rígido de la quietud.

Todo estaba empapado por

unas finísimas gotas de terciopelo líquido,

que fluían como capilares abiertos

desangrados hacia los sumideros,

–la supurante herida de la humedad–

camino hacia las profundidades,

hacia el centro del mundo,

donde se condensa la oscuridad.

 

Las ventanas aún permanecían en vilo

combatiendo su intimidad.

Algunas se insinuaban a los trasnochados

con sus visillos sugerentes,

que apenas tapaban su anónimo vello impúdico.

Los pasos monótonos de las horas

giraban inexorables en círculo,

con el mismo chasquido de unas botas viejas,

con la cadencia de una obstinada gotera.

La penumbra susurraba injurias y calumnias

alrededor de una mínima luz artificial.

La calle se ocupaba de recoger las sedas de las sombras

para que tuvieran una armonía de conjunto,

para que todo encajase en su lugar predestinado.

Apagué la luz y allí estaba el ojo invidente

con el que la noche espía el silencio

donde rebotan los ecos del miedo

de los que aún siguen despiertos.

 

La farola lloraba lágrimas de tungsteno

y la noche llevaba la cabeza abierta

por una oscura brecha de dudas.

Después, sin remedio, empezó a llover.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 7

marlyn delarosa

  -   Publicado el Sábado, 24 Enero 2015

ESTE INVIERNO

Invierno

me aparto de ti,

le dejo al sin fin de tus dias frio

la ternura de mis pasos;

le dejo tambien al tiempo

tu oportuna llegada...

que tu lluvia no haga escala en estos dias,

y mi pie que en tu frialdad camina,

se refugia en la casa,

esa casa que en verdad me abriga.

 

invierno

que pareces eterno,

que simulas ser tierno

con tu ameno transitar,

me aparto de ti...

lanzo al viento el sentir mas caluroso,

dejo al tiempo mi enojo

por tu fria realidad,

voy tentando a mi afan

para deshojar mis horas,

doy los pasos y a otrora de tus dias,

me refigio en la casa,

esa casa que parece fria,

pero de verdad me abriga.

 

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 6

Joaquín José Corma Carmona (KAJE)

  -   Publicado el Domingo, 01 Febrero 2015

En mis zapatos reside el invierno

Camino con los cordones sueltos,

piso sobre el barro y me resvalo por el escurridizo tobogán.

Llevo mis pies desprotegidos, camino hacía la soledad.

Me hayo aquí entre la lluvia, el frío y el gris opaco,

mi alma está ausente y no me acompaña en este viaje.

Es mi fuerza de voluntad, la que empuja mis pasos,

pero este sacrificio se ve golpeado, por la insistente añoranza.

Busco la luz y no la encuentro, ni entre el hueco que dejan las nubes,

sale el sol y solamente veo claridad a través de mis recuerdos.

Es el calor que sólo tu desprendes, quien me hace sentir ese sudor,

entre las estaciones de mi cuerpo, tu eres el verano.

Por mucho que traté de buscar un lugar, donde estirar mi toalla,

en mis zapatos reside el invierno.

Pues sólo los pasos que me llevan donde tu estás,

son los únicos que amarran mis piés y siento el suelo sereno.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 6

Luis Ezquerra Escudero

  -   Publicado el Domingo, 15 Febrero 2015

Mi abuela

Recuerdo ese frío

aquel invierno

que nuestra ventana de nieve vestía

esa madrugada  que a mi aliento

con dedos de helada escarcha envolvía.

 

Recuerdo el hogar con su fuego

cayendo el día

hurgando con las manos la calorina

a mi abuela moviendo la cazuela

serena su mirada

chisporreteando la candela

luciérnaga en  nuestras distracciones.

 

Recuerdo ese invierno

a mi abuela

esa cara tranquila

la recuerdo moviendo el puchero

cuando anochecía el frío invierno.

 

Recuerdo el frío

sentado en la banca

hecha de madera con piel de oveja

cuando el fuego se recogía

del frío invierno

y mi abuela callada nos miraba

callada de palabra

sin decir nada.

 

Recuerdo esos buñuelos

salidos de sus manos

con el cariño

que mi abuela  ponía

en ellos la sonrisa que su rostro

y su cara no decía

en el frío invierno

cuando el día se iba.

 

Recuerdo a mi abuela

ese invierno recuerdo

dejando frío en la ventana

afuera y con envidia

cuando el día se iba

y nosotros comiendo

esos buñuelos que mi abuela

con ese cariño hacía.

 

Autor: Luis Ezquerra

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 6

Lucía Carrión

  -   Publicado el Lunes, 16 Febrero 2015

Gélido despertar

Cae la nieve, y con ella,

caigo yo.

Sopla el viento y con él,

se va mi amor.

Aquel que los copos sepultaron hace tiempo,

aquel que se olvidó de dejar rastro,

y un adiós.

 

Cae la lluvia, y se inundan

mis lamentos.

Pasan meses sin olvido,

ni perdón.

Tantos parques recorrimos de la mano

olvidando el frío a nuestro alrededor.

 

Cruel invierno, hoy has vuelto

sin aviso.

Obligándome a abrir de nuevo el cajón;

cementerio de recuerdos enterrados

entre cambios de destino,

y de estación.

 

Lágrimas ardientes contrarrestan

el hielo que por ti brota en mi interior.

Por volver cuando ya no te esperaba,

por traer dolor de vuelta

al corazón.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 6

juan carlos perez delgado

  -   Publicado el Miércoles, 18 Febrero 2015

la mujer de andalucia

¡oh¡, galatea durmiente , y moviendote en perfecion luminosa,

pura estrella de blanca frente dolorosa,

esfera en aura de ser ardiente tu aliento,

como poetica azucena en los mares hermosas,

que de hielo y fuego abrazas la luz gloriosa,

¡oh¡, lucinea doncella,negra ternura de mi pensamiento,

lagrimas de rosa imprimiis en suave viento,

alba donde nace el fenix de la flor primorosa,

y el cisne expira fragancia divina y armoniosa,

¡oh¡, templo de noche sagrada en dolido evento,

lucero celestial del verde verso contento,

¡oh¡, amada niña de mis besos deseosa

de gris manto en primaveraanjosa,

¡oh¡, puñales que de mi corazonseis el tormento

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 6

María del Mar Ponce López

  -   Publicado el Sábado, 10 Enero 2015

Sombras de invierno (romance)

El invierno tiene sombras

que se quedan en el viento,

añoranzas y tristezas

que se duermen en silencio.

Las flores pierden la vida

y regresan los recuerdos

en esas tardes de lluvia

que nos invitan al sueño,

porque no cantan los grillos

y tampoco los jilgueros,

y nos sentimos poetas

aunque no escribamos versos.

El invierno nos cobija

con su manto duro y seco,

nos enseña a ser espera

detrás de nuestros espejos.

Esperanzas nos escuchan

bajo la nieve y el hielo.

La primavera se peina,

se levanta de su lecho,

se cubre de purpurinas

esperando un año nuevo.

El sol rompe sus grilletes

para inventar otro tiempo,

otras canciones dormidas,

otras caricias y besos.

Duerme la rosa en la niebla

porque espera ser un cuento

cuando se encienda la luz,

cuando se duerma el invierno.

 

María del Mar Ponce López

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 5

victorino cores liste

  -   Publicado el Lunes, 19 Enero 2015

SOLO EN EL INVIERNO

SOLO EN EL INVIERNO

Llegó el invierno con lluvias y neblinas.

Fuera hace mucho frío

y en las alcobas

se escuchan suspiros de amores.

 

Los pájaros migratorios han partido

y con ellos se ha ido

mi amor más querido.

Yo me quedé triste y mi corazón herido.

 

Hace tanto frío, que los te quiero

se congelaron en la mitad del camino.

Las hojas desprendidas de los robles y encinas

se arremolinan en las oscuras esquinas.

 

Girones de niebla trepan por las laderas

de las montañas mojadas.

El viento por entre las arboledas desnudas

exhala gemidos de tristeza.

 

Los días son grises y cortos,

las noches largas y las penas infinitas.

Ahí fuera hace viento y frío.

Ven acurrúcate en mis brazos que yo te cobijo.

 

Siento la lluvia cayendo sobre tu cuerpo hambriento

y yo cabalgo hacia ti a lomos del viento

para amarte aunque sólo sea un momento

y terminar con este cruel tormento.

 

Los árboles están dormidos y los pájaros callados.

Los novios ya no se besan bajo las encinas

ni los niños juegan en las playas.

En sueños te seguiré a donde quiera que tú vayas.

 

Aquel árbol cargado de versos que nosotros escribíamos

bajo el cual muchas veces nos cobijamos y nos amamos,

el viento furioso lo deshojó

y como dulces mariposas sus hojas se las llevó.

 

Y volando, volando, sus versos fueron sembrando.

Versos que hablan de amor, de paz

y de pintarle el color negro al arcoiris

para que todos los humanos seamos iguales.

 

Mientras el color de la piel

sea más importante que el color de la verdad,

en el mundo no habrá paz ni libertad

 

Quisiera desandar lo andado

para recoger lo que por el camino,

en los años de mi juventud, inconscientemente fui dejando

 

Me gustaría volver a las ciudades,

los pueblos y los campos

para corregir errores pasados.

 

¡Qué oscuro!

¡Qué silencio!

¡Qué triste es verse solo en el invierno!

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 5

Esteban Rodriguez

  -   Publicado el Jueves, 29 Enero 2015

Tarde invernal

Tarde invernal de corto vuelo,

y luz intimidada por el frío.

Oblicuo sol, helada luna,

tarde invernal, mañanas ateridas.

Disco solar que no hiere los ojos,

cuando amanece en una fría aurora,

aún en el seno del verano,

hay un invierno que acecha en cada hoja,

que el estío pinta con sus verdores,

Te presentí, invierno siderado,

en los días estivales que en otoño,

lentamente se iban transformando,

primeros frescos, románticos fulgores,

de estrellas frías que en las noches tiritan,

noche invernal de largo aliento,

que me hundes en mi lecho de deleites,

arrojándome a los brazos de mi amada,

y a los sueños que en lentas madrugadas,

eclosionan de vida imaginaria,

cómo me gusta en las tardes del invierno,

en que el sol tan sesgado entibia mi alma.

Sentarme en el banquito de ese parque,

aguardándola como esperando un ángel.

En vano yo la espero, pero aún así la aguardo,

pues algo en el silencio la reclama y veo,

palabras sin sonido, escritas en el aire frío,

y ese vacío que dejó su ausencia,

que es una herida abierta en el paisaje,

tarde invernal de corto vuelo,

y luz intimidada por el frío,

cómo te pareces a mi alma,

cómo te pareces al destino mío.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 5

Doli Pereira Prieto

  -   Publicado el Jueves, 29 Enero 2015

CORAZÓN EN INVIERNO

Tu partida me ha dejado en mi corazón

frío helado de invierno,

nubes negras que parecen

que no van a despejar al cielo.

 

Tus palabras de adiós 

han provocado en mí

un estanque de gélidas aguas

que no se mueven, que están petrificadas.

 

Lluvia fría de invierno

que te empapa el alma

que te desploma y te hunde

que no sientes calor con nada.

 

Frío en mi alma,

frío en mis huesos

¡quiero que tu recuerdo

con este invierno se vaya!.

 

Y que de nuevo los días

vuelvan a ser coloridos

que florezcan las flores,

que reviva mi alma.

 

¡Si no fuera por este frío

que me congela la cara

diría que me siento muerta

que mi cuerpo ya no percibe nada!.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 5

Ana Fernandez

  -   Publicado el Lunes, 02 Febrero 2015

Soneto de Invierno

Gotas caen, miras a la ventana

entre sollozos mojando recuerdos

que traen un sonido de campanas

ya somos mucho mas viejos y cuerdos

 

Fuimos tal vez la inocencia pura

que se aleja con el sol naciente

hoy somos extraños con armadura

Quizás ni recuerdes mis ojos café

 

Pasamos como la brisa fugaz

dejando hilos de fría soledad

Hoy reconozco yo no fui capáz

 

Siento aún el aliento caliente

del amargo sabor de la tristeza

que mi corazón todavía siente...

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 5

MARÍA SILVIA BELOT

  -   Publicado el Martes, 03 Febrero 2015

Deliciosas Frescuras

Me abrigas con tu bufanda de gestos,

consintiendo las pequeñas frialdades de mi alma,

cobijas mis orfandades de niña sin raíces,

alzando ramales de sueños pertenecientes,

frotas mis manos transparentes de ilusiones,

trasnochando en ellas la sonrisa de la luna,

hamacas  cantando mi corazón de hielo,

convirtiendo la crudeza invernal,

en pequeños copos de deseo.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 5

Teresa Hernández Lamor

  -   Publicado el Martes, 10 Febrero 2015

Érase una vez

Érase una vez el invierno

érase una montaña de hielo

érase un paisaje blanco

y érase el rocío eterno.

Érase una vez la nieve

que hace que el frío llegue

érase también un pantano

y por él caminar puedes.

Érase una mujer elegante

con sombrero, bufanda y guantes

y érase su amor por el frío

porque el invierno es su amante.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 5

dean simpson

  -   Publicado el Miércoles, 11 Febrero 2015

Dormida

Debajo de la nieve

hay una primavera

que sigue dormida

porque el invierno

le continúa diciendo,

calla, duerme, sueña,

y le pone otra manta

blanca encima.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 5

Publica tus poemas
Difunde tus eventos
España e Hispanoamérica

Únete a la más importante...

Red Social de Poesia

Suscríbete al Boletín

museos-200-01

blog-soypoeta-home-200-01

Banner

Mario Benedetti

 

Publicidad gratuita:

Publica tu libro con Bubok

Casa del libro