Soypoeta.com

Información cultural especializada en poesía. Red Social de Poesía

Inicio Especiales Concursos Temáticos VIII Concurso de Poemas Temáticos Red Social de Poesía: "El invierno"

VIII Concurso de Poemas Temáticos Red Social de Poesía: "El invierno"

Estado: cerrado
Fecha: 01/01/2015 - 28/02/2015

El "VIII Concurso de Poemas Temáticos Red Social de Poesía" tiene como temática "El invierno" (ver bases).

El invierno es una época marcada por el frío y los días cortos, pero también por esas idílicas tardes de paseos por la nieve y chimenea. Los que escriban desde España estarán sumergidos en esta temporada, y para los que lo hacen desde América Latina, pensar en el invierno les traerá una brisa de aire frío para refrescar los calurosos días de enero y febrero. (Ver bases completas)

¡ENVIAR POEMA A CONCURSO!

Poema ganador votos del jurado

"Intemperie", por Blas Guevara

La noche estaba allí como cada día,
con sus iguales rutinas pero distintos desvelos,
como de costumbre, así sin avisar.
El humo del cigarrillo tiritaba entre la oscuridad,
huía despavorido como un niño en todas las direcciones.
Sentado esperaba paciente para escuchar
como caía el frío sobre todo lo quieto,
como morían los cuerpos helados a la intemperie.
Se podía oír el jadeo entrecortado
del equilibrio rígido de la quietud.
Todo estaba empapado por
unas finísimas gotas de terciopelo líquido,
que fluían como capilares abiertos
desangrados hacia los sumideros,
–la supurante herida de la humedad–
camino hacia las profundidades,
hacia el centro del mundo,
donde se condensa la oscuridad.


Las ventanas aún permanecían en vilo
combatiendo su intimidad.
Algunas se insinuaban a los trasnochados
con sus visillos sugerentes,
que apenas tapaban su anónimo vello impúdico.
Los pasos monótonos de las horas
giraban inexorables en círculo,
con el mismo chasquido de unas botas viejas,
con la cadencia de una obstinada gotera.
La penumbra susurraba injurias y calumnias
alrededor de una mínima luz artificial.
La calle se ocupaba de recoger las sedas de las sombras
para que tuvieran una armonía de conjunto,
para que todo encajase en su lugar predestinado.
Apagué la luz y allí estaba el ojo invidente
con el que la noche espía el silencio
donde rebotan los ecos del miedo
de los que aún siguen despiertos.

La farola lloraba lágrimas de tungsteno
y la noche llevaba la cabeza abierta
por una oscura brecha de dudas.
Después, sin remedio, empezó a llover.

Poema ganador votos de los usuarios

"Fríos silencios... (Invierno)", por Enrique Tamayo

Escondido silencio
de impávido invierno,
cala el frío, sopla el viento
y en sus campos dormita
la marmota y el sarmiento,
y en el árbol... silencio
y el lirón durmiendo.

Por la vereda me acerco
a éste, mi humilde pueblo,
calado de frío, silba el viento,
y como el viejo que duerme
avivo el fuego de mis sueños,
en los troncos que mueren
por ascuas ardiendo.

No es de frío...
que muera el silencio
bajo el témpano del alba,
es de piel de ceniza su frente
del trabajo y de la infancia
del surco y de la azada.

Humilde silencio
en sus viejos inviernos,
ventisquero en las sienes
clarividencia de nieves.
Y a la luz de la lumbre
... le escucho cantar:
¡Volverán ''golondrinas´´
que lejos están!

¡Qué el silencio despierte!
¡Qué el lobo, marche!
y afane el zorro su duda,
¡Qué el viento, la lleve!
y en el grito que emerge
... brote verde el olivo
y vuelva verde la nieve.

Poemas presentados al concurso por ordenados por más votados:

Ordenar: más votados | más recientes

José Carlos Martínez

  -   Publicado el Martes, 17 Febrero 2015

LA HOGUERA

Estoy atorado entre las muelas

de otro triturador invierno.

El silencio se ha convertido en mi amante,

se atornilla entre mis sábanas

y trata de seducirme con su lengua inerte

que deja entre mis dientes

un sabor a cuchilla de afeitar.

 

Las paredes de mi alcoba

son fríos témpanos de soledad.

Alejado de tu vientre

no encuentro forma de calentar

mis despojos.

 

A este lado del invierno

donde no alcanza a arroparme

la lumbre febril de tus besos

soy, cada día que pasa,

un poco más NADA.

 

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 5

JUAN M. GALÁN CAVADAS

  -   Publicado el Jueves, 19 Febrero 2015

Contemplar la vida

Contemplar la vida

Contemplando la vida

Desde éste ventanal

Que son los ojos

Con los que miro,

Veo caer el agua

Que la preñez de las nubes

Descargan, cuando por encima,

Todo señoriales, pasan.

Contemplando la vida,

Como los copos de nieve,

En su sutilidad,

Van blanqueando los espacios;

Y como las circunstancias

Que a veces nos persiguen,

Se van amontonando;

Dejándonos fríos, medio congelados,

Acudimos al rescoldo,

Del fogoso corazón de nuestro amado;

Y como una lumbre

Que desafía la ventisca

Y la rudeza del granizo,

Nos reconfortamos.

Allí, la plática, nos envuelve

Hacia un viaje en el recuerdo;

De cuando éramos jóvenes,

O más bien niños,

Y usábamos cualquier sarmiento

O una misma astilla,

Para que navegara,

En ese río de furiosa corriente

Que imaginábamos, era el agua

Que transcurría, por una cuneta en pendiente.

Abrazados a nuestro desafío de pasión,

Formábamos parte de la naturaleza;

Nos hacíamos amigos del frío invierno,

Porque jugaba con nosotros,

A ver quien llegaba antes a la esquina,

Para entrar en calor;

Él perdía, porque continuaba frío,

Y nosotros, en la mayor de las ocasiones,

Ganábamos, porque hasta nos sobraba ropa.

Los canales eran testigos,

De cuando en ese mismo jugar,

Salpicábamos el agua fría

Y nos llenábamos todo.

La nostalgia, me hace recordarle,

Que todo lo que el invierno traía,

Era para que nos juntáramos más

Unos con los otros.

J. Híades Galán

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 5

Consuelo

  -   Publicado el Viernes, 09 Enero 2015

NEGRO INVIERNO

La noche es eterna en la calle del olvido.

El camino se estrecha.

Al fondo, una sombra en la pared,

abriga tu misterio.

Una farola se cruza con la luna.

Sus miradas caldean mi alma.

Negro invierno. Ellas no saben...

Ignoran que son mi recreo en esta ausencia de luz.

Mira, parpadea mi latido.

Arrópalo. Acércalo al tuyo. Abrázalo.

El invierno es frío. No hay lumbre.

Hace ya tiempo que se apagó.

Me pregunto, si mi vida serás tú.

 

 

 

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 4

liliana rodriguez

  -   Publicado el Viernes, 16 Enero 2015

Se tu primera Opción.

Caracterizado  de  una inmensa y  profunda  calma                      quietud  en  la mañana, donde  descanso en  el
amanecer   tu  hombro  no esta a mi lado, me  miro
sin  necesitarte.

No  tengo miedo, ni  en  las frías  tardes  de
invierno , te  llevo  en  el  alma, no  necesito  saber                          donde  estas  o  con  quien  compartes tu andar  en                              tu  libertad, encuentro  la  mía.

Se  tu  primera opción, ante  la  distancia de  este                         camino, donde   las  llanuras se  abren  paso y  donde                        los ríos  corren  sin césar.

Se  tu  primera opción en  este  espejismo  multicolor,                    eres  tú  a quien  veo, como  a la  arcilla   materializa                          al  jarrón  de tal forma,  yaces  en  mi  interior.

Se  tu  primera opción, lo  que  brilla a mi  alrededor                         está  en  los cielos, no  hay  prisa en  la Alquimia  del
amor, solo  te  pido lo  que  mi consciencia  puede esperar.

No  corras  en tu  andar , no  dudes  en  tu  caminar ,  no                   repitas  el  fantasear, la vida  transcurre  en  el ahora                         aquí  es la  realidad.  Se  tú mismo,  tu  primera opción.

Entonces  quizas nos  encontremos y ni  los  límites  del  espacio           y  tiempo nos  limitaran, entonces los  silencios  se  terminaran           en  la  libertad  nos  encontraremos una  oportunidad , la  de  ser        y  de  vivir  sin esperar.

No  me  elijas a mi, no deseo  a nadie  con  ojos   vendados en  su caminar, no  deseo  vivir  en  la  ceguedad, ya  e  tomado una      decisión  y  sin  duda  a  sido  mi  primera  opción ........

LILIANA    R.  SAMADHY

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 4

Maria de los Angeles Lonardi

  -   Publicado el Domingo, 18 Enero 2015

Invierno

Ha venido

corriendo detrás del soplo

enfurecido del viento,

que arrastró las hojas secas del otoño.

Ha venido y se ha derramado

como un manto de escarcha

congelando las ganas

y la ilusión.

Ha venido hasta mí...

Ha flirteado con el aire

y se ha sentado a mi lado

para hacerme compañía

como quien pasa inadvertido

sin nada que hacer en esta tarde

pensé...

Ha venido para quedarse.

Ha venido

casi sin presentarse, como

un parpadeo repentino.

De pronto, lo vi encogerse de hombros

levantar el vuelo

y encaramarse furtivamente

a una bufanda desprejuiciada

que enredada en un extraño abrigo

se deshilachaba, en una danza provocativa.

Y lo vi alejarse,

huir despavorido

sin embargo, siento que dejó su alma conmigo

en este helor de huesos

de frío invierno...clandestino.

María Angeles Lonardi

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 4

Teresa Palomo

  -   Publicado el Jueves, 22 Enero 2015

Iceberg

Quizás porque era invierno, jamás me habría sentido tan sola.


Ya os veo en la cima blanca
comiendo del pecado
abrazando el crepúsculo azul de Islandia
Y yo
Mirándoos mirar las horas,
apagándose conmigo.

Ni en un tren vacío a Andorra me habría sentido tan sola.

Silencio cuando os miro,
pegado en mis labios
haciéndome callar la rabia
que arde a pesar del hielo
a pesar del frío
a pesar del Índico y
Yo
Quemando las horas
conmigo
os miro mirar las olas y
Me pregunto
Quién soy
Y no me quedan respuestas.

Ni siquiera en el centro del Gobi me habría sentido tan sola.

Historia de dos y de tres
Y yo
La
Tercera en la pregunta
Sin respuesta
La piel resquebrajada contra el hielo
Las fosas abisales con monstruos
Y
Barcos hundidos del ayer
Donde se celebraron galas donde
Como yo
Habría una mujer sola en la barra
Desconociendo el naufragio cercano.

Ni en un centro comercial abandonado me habría sentido tan sola.

Habíais conectado como el metal y la electricidad y
Yo
La niña de madera sin conductividad
Flotando reblandecida sobre el agua.

Ni en la habitación de un motel de carretera me habría sentido tan sola.

Os besábais, os abrazabais
Y
Yo
Muerta de miedo ante el ocaso
Besé mi hombro un poco
Por no morir del todo.


¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 4

Cristina Prado Areces

  -   Publicado el Viernes, 30 Enero 2015

No necesito el invierno

No necesito el invierno

para sentir frio en mis manos

quizás me viene de muy dentro

de mi corazón destrozado.

 

Y si camino por las calles

y tropiezo contra mi destino

es el hielo del suelo

que se burla de mis sentidos.

 

No necesito la nieve

para hacer muñecos congelados

que me descongelen el cuerpo

que lo tengo muy amoratado.

 

Y si el cielo se oscurece

y si empieza de nuevo a llover

es que el cielo está llorando

por verme de nuevo perder.

 

No necesito tormentas

hielo contra mi piel

grietas en manos enrojecidas

de eso ya tengo mucho saber.

 

Y si me vuelvo a caer al andar

y una mano me levanta

permiteme aferrarme a ella

pues es quien me devuelve el alma.

 

Sí, necesito el invierno

para sentir una persona cálida

tomar juntos chocolates

que nos calienten el alma.

 

Que para odiar ya estoy sola

para amar se necesitan dos

el frio se pasa queriendo

y descongelando un triste corazón.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 4

Nadia Ormazabal

  -   Publicado el Lunes, 02 Febrero 2015

El invierno quiere amar

El invierno está llorando, porque su amor se ha ido,

suplicó su estadía, pero se alejó de él, por su frío.

Siente un montón de soledad, todo es gris ante sus ojos

todo es silencio y dolor, todo es penoso y vacío.

 

El invierno quiere amar, pero el frío no le deja

quiere abrazar y abrigar, pero el viento le aconseja,

que siga en soledad, dando pasos congelados

y las brisas entumecidas le provocan un llanto helado.

 

El invierno está desesperado, le ha invadido la tristeza

lluvias de lágrimas al suelo caen, sin ninguna delicadeza,

lentas gotas que caen tan pesadas, como su pena nieve

que han envejecido a velocidad luz, el contorno de sus sienes.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 4

sonia del carmen saavedra gutierrez

  -   Publicado el Jueves, 05 Febrero 2015

Frió Gelido

Frio gélido

Entre brumas
Con aroma a pino,
Resuenan mis pasos
En el silencio del bosque,
Mientras, caen suave
Los copos de nieve,
Mi aliento es como una pequeña
locomotora a vapor,
mi corazón, acompaña acompasado,
pequeñas liebres apenas dejan entrever
sus colas esponjosas,
ladridos de perros anuncian mi llegada,
los mismos, que tan lejano en el tiempo
deje atrás, la mochila es la misma
de ida y venida.
Distinta es mi alma, mas dolida
Triste y amarga.
Nada refleja mi confusión.
Detengo mi paso, ante el árbol,
en que deje mi marca al partir,
llevaba liviana el alma.
anhelos juveniles por cumplir,
la gran ciudad me marco,
metas sortee alguna,
plantar el árbol fue acá,
escribir el libro y tener un hijo,
fue allá,......pero los perdí.
El viento arremete contra mi cara
Y mis cabellos blancos, de nieve, de años,
La cabaña espera, entre los pinos,
A pesar de los años los perros me reconocen,
Fieles como pocos mis perros,
Mi padre, con el fuego crepitando me recibe
Sin preguntas, con amor
La leña apilada, seca, da tranquilidad
De no tener que salir
a la noche tormentosa,
la nieve y el viento golpean
con fuerza los ventanales,
mi alma por fin en paz , estoy en el hogar.

Sonia Saavedra 20-07-2013

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 4

Jesús de Pablo

  -   Publicado el Viernes, 06 Febrero 2015

Llegará el Invierno

Amargas palabras, soledad infinita,
quejido de ojos, versos que tiritan.

De sonrisas huellas borradas al viento,
tan secos lugares donde hubo alimento.

Miradas perdidas, opuestos silencios,
dormida batalla que sueña despierto.

Eternos suspiros desabrochan hechos,
engaños a uno... y engaños al tiempo.

Invierno que hiela, nubes que se agitan,
Caduco del árbol, sus hojas marchitan.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 4

Juan Eduardo Alcántara Rodríguez

  -   Publicado el Viernes, 06 Febrero 2015

AMOR GÉLIDO

En esta noche tétrica, fría y helada

Roza el álgido beso de la melancolía,

Los copos de nieve hacen su velada

Susurrando una cruda trova la agonía

 

Congelado, recuerdo en este invierno

Cuando nos bañaba la lluvia a prisa,

Suspirar en mi pecho tu corazón tierno

Sentía mientras nos besaba la brisa

 

Siempre fuiste tú aquel lindo teorema

Hablando de tu místico amor y el mío,

Inspirabas siempre el más bello poema

Sin importar que inmenso fuera el frío

 

Tu mirada con el calor sutil de su ternura

Por la frígida aura de la noche invernal

La luna con encanto relucía tu hermosura

Trayendo aromas de tu esencia primaveral

 

Busco abrigarme con la pasión de tu cariño

Que el glacial invierno cruza desapercibido

La escarcha mana como lágrimas de niño,

Tu recuerdo da fe y vida a mi corazón herido

 

Evoca nostálgico aquel nuestro amorío

Delineando con versos toda tu alegría

Bajo el hielo inédito, hiriente, y sombrío

Aquí te espero porque te quiero todavía

 

La niebla abúlica y sigilosa hiela con dolor

A nuestros corazones bajo el oscuro cielo,

Pero jamás olvidare nuestro gran amor

Que volver a estar juntos otra vez anhelo

 

Cada invierno en tu recuerdo me amparare

Para no sentir el frío hastió de la soledad,

Ver el fulgor de tus ojos con ansia esperare

Y abrazarnos por siempre plenos de felicidad.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 4

Maria Del Mar Roldan Asensio

  -   Publicado el Viernes, 06 Febrero 2015

EL INVIERNO LLEGÓ YA

El invierno ha llegado

se hace notar ya

la ropa de abrigo

no puede faltar.

 

Comienza a helar

la nieve cae en el lugar

y las temperaturas

bajo cero ya están.

 

Gorros, guantes y bufanda

me voy acolocar

para salir a la calle

y el frío no notar.

 

Con la blanca y fría nieve

como niños vamos a jugar

creando muñecos

y sin querer, tirársela a los demás.

 

De vuelta a casa

las manos en calor van a entrar,

enciendo la chimenea

en un ratito calentará.

 

Chocolate caliente,

una mantita y al sofá

a leer un buen libro

o escribir una poesía quizás.

 

Y mientras los días pasan

y el invierno llega al final,

disfruto esta estación

como cualquiera que está por llegar.

 

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 4

Julio Cela

  -   Publicado el Sábado, 07 Febrero 2015

Gélidos dias

Paso tras paso por la misma senda.

Nudo tras nudo se lleno la cuerda, de olvido, de frio olvido.

Días grises que nacen muertos, sin gloria, ciegos, con luz de vela.

No germina el trigo, ni el amor.

En esta selva.

La bondad se escapa por las rendijas de las puertas.

Mientras,  algunos perecen en los cajeros. Sin abrigo. Sin señas.

Cuantos sueños se acuestan en nuestras almohadas, y  jamás se despiertan, como ellos.

Son sueños.

De primavera.

Cuanta leña se quema en nuestra chimenea.

Y que intenso crepita el fuego y después, silente, se apaga. De pena.

Cuanta porción de hielo en nuestros corazones, que jadean.

Que nada comparten. Se oxidan con su propio aire.

Paso a paso abriendo vereda, apartando nieve de la carretera.

La conciencia ya sin conciencia. Deambulando.

Extranjera.

Cuanta escarcha queda en el ático de nuestras cabezas de memoria ligera.

Esa azotea viajera.

Y otro invierno los huesos de cristal, tallados por los  mismos hombres.

Se resquebrajan en esta selva.

Paso a paso por el crudo invierno que aquí nos gobierna.

Lleno de olvido.

De tanto olvido.

Y de tanta pena.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 4

LOLA GARCIA

  -   Publicado el Domingo, 08 Febrero 2015

DORMIR A TÚ LADO

Hiciste de mi vida un invierno

largo, frío, seco, triste y pesado.

En las noches interminables

tú dormías a mi lado.

Me conformaba con el frío

de tu invierno nevado.

A través de los cristales

veía la primavera en otras caras.

Envidiaba su alegría

añoraba las sonrisas.

Lloraba a escondidas

la primavera tú me habías robado.

Pero un día

vino en un corcel blanco

y sin mirar atrás

hacia el horizonte galopamos.

Dejé atrás el invierno

las flores florecían a nuestro paso.

Bendita seas primavera

que viniste a llevarme a tu lado.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 4

Lola Barea

  -   Publicado el Domingo, 08 Febrero 2015

"Alegre invierno de granizos, lluvía y nieve"

Canta muchacha que tu voz se eleve

para que llegue  al cielo tan nublado,

que se encienda la luz  del alumbrado,

canta mujer del frío, de viento y nieve.


Levántate antes que mueras en breve

la mañana con rumbo hacia lo helado,

y aquel árbol temblón tan agitado,

corre, marchando por calle, que llueve.


Alcanza los granizos piñoneros,

cristales tan redondo aceituneros,

tan bueno para ríos y los pantanos.


Silba muy fuerte viento trasparente,

despeinas  la campiña  de repente,

resecas  aún más tierras de secanos.

*

Lola Barea.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 4

Publica tus poemas
Difunde tus eventos
España e Hispanoamérica

Únete a la más importante...

Red Social de Poesia

Suscríbete al Boletín

museos-200-01

blog-soypoeta-home-200-01

Banner

Mario Benedetti

 

Publicidad gratuita:

Publica tu libro con Bubok

Casa del libro