Soypoeta.com

Información cultural especializada en poesía. Red Social de Poesía

Inicio Especiales Concursos Temáticos X Concurso de Poemas Temáticos Red Social de Poesía: "Un viaje"

X Concurso de Poemas Temáticos Red Social de Poesía: "Un viaje"

Estado: cerrado
Fecha: 01/07/2015 - 31/08/2015

El "X Concurso de Poemas Temáticos Red Social de Poesía" tiene como temática "Un viaje" (ver bases).

Todos tenemos un lugar preferido donde viajar, ya sea por el lugar donde llegamos como por el camino hasta llegar a él. O tal vez sea por los compañeros o compañeras de viaje o porque vas a una fiesta o concierto inolvidable. Cuéntanos cual es tu viaje preferido, uno que te guste repetir, o uno concreto que ya haya pasado... o también ese viaje que siempre te ha apetecido hacer.

Ganador con los votos del jurado:
"Fuga", por Lucas Aliste

Tú tienes tus miedos
y yo los míos,
que son parecidos.
Muy parecidos.

Dejemos de ser tontos
y vamos a darles esquinazo
para tocarnos bajo una farola
como en las películas americanas
cuando los que son perseguidos se besan
para ocultar sus rostros.
Vamos a engañar al miedo.
Vamos a fugarnos con todas las ilusiones
—que robamos de nuestro propio banco—
a un motel de carretera.

Seremos el único viaje que nos importe.

Ganador con los votos de los usuarios:
"Viaje a una isla", por Pablo Payares Luna

Recuerdas cuando abrazado contigo,
atraídos por la historia
que repiten turistas calcinados de sol
eternamente alucinados de recuerdos
anclados en la isla de un manso mar,
marchábamos nadando en un velero
en viaje a lo desconocido?
Soñar con ese ensueño, era rutina
contarnos lo soñado, devoción,
suponiendo mil cosas del lugar
posible creímos encontrar a Dios
la música del mar lo predecía
las fieras en mansa actitud
parecían humillarse ante un ser superior
eras tú.
Creímos soñar entonces,
y el tiempo se hizo imaginario
y transcurría sereno
y observando el beso de las olas
a la piel abrupta de la nave.
Al fin cercano estaba
el paradisiaco entorno
los labios con que te he besado
derramaban  versos elocuentes,
de amor a tu belleza.
Extrañado  con absurdo hecho
bajé recitando sus poemas viejos
cuando mi pasión se alborotaba
con el toque sutil de su mirada.
Ese amor que  viajando en el tiempo
teñido de metafísica, oliente a divinidad
algo idealizado tenía
y al compararte toda con la isla
eras igual a su paisaje.
Pintores de oficio con sus finos oleos
Lo demostraban
los aficionados también en la arena
e invariable surgía tu imagen
luego el borrador de olas recogía con celos
todo lo que  hallaba
para alimentar de belleza el mar.
Quiso revelarme la vida tu origen
y en sabia manera mi inquietud de siempre
¿por qué eres tan bella?
y viví despierto aquella leyenda
y entendí
que a veces mujeres se vuelven encantos
y otras el encanto  se vuelve mujer.

Poemas ordenados según número de votos:

Ordenar: más votados | más recientes

Josué Torres

  -   Publicado el Lunes, 24 Agosto 2015

Hombre viajante… el mar

Inexperto en horas

en minutos de soledad

ya caen las hojas que insertan el olor del atardecer

y envueltas  en  versos nacientes del mar

caen 

en la noche

a toda hora

Inexperto en versos escritos en soledad

soledad que en mi mente  de vértigos insaciables

me llaman

un minuto

me hablan

llega el silencio distraído de la ciudad

De vuelta al verso

que en versos mal escritos

las ruidosas olas callan ese viejo lugar

callan esa vida en pocas metáforas

Y para qué tantas metáforas

si el silencio tapa el sonido del pasado

y el pasado el siguiente destino silencioso

pero no pienso en la muerte

solo lugar cercano a los vuelos que se van con el mar.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 2

Daivis Junior Portocarrero Montalvo

  -   Publicado el Miércoles, 26 Agosto 2015

JARDÍN

Existe un área de sombras que van cogiendo forma

donde pequeñas manos rosan lo extraño, lo nuevo

existe un lugar de pequeños pies que dibujan senderos

con distintos saberes que se acoplan.

 

Existe un área que se llena de recuerdos y memorias

donde se escucha una queja y un llanto

existe un lugar donde se cruzan miradas, sonrisas

de innumerables vivencias e incontables historias.

 

Existe un área, de entrelazados abrazos

con rupturas de pesares y aperturas de dichas

existe un lugar bendecido y acogedor

de inocencias innatas y conciencias tan gratas.

 

Existe un área, de tesoros y riquezas

que permanecen a la espera de ser descubiertos

existe un lugar, de dádivas y dones

con cánticos armoniosos y danzantes coloridos.

 

Existe un lugar, de estructuras y formas diversas

de realidades entre una y otra distinguidas

existe un área, de hombres y mujeres

llenos de paradigmas y experiencias.

 

Existe un área, donde se forjan nuevos seres

con las primeras semillas a ser enterradas

existe un lugar de iniciados, de neófitos andantes

de heraldos diversos y amorosos mensajes.

 

Es grato saber que allá, fuera de nuestros hogares existe un área

donde conviven pequeñas criaturas de universos tan bellos

allá en los lejos o en las cercanías hay un lugar

tan lleno de personas con predicamento de esfuerzo y esmero.

 

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 2

Luis Zhumi Lazo

  -   Publicado el Jueves, 27 Agosto 2015

MONOTONÍA

5 a. m.

Los dientes de la alarma han chirriado

desoxidando mi sueño tempranero

que se acurrucaba entre las soñolientas sábanas

que hoy se quedan en orfandad taciturna

evocando mi trasnochado cuerpo.

 

6 a. m.

Protesta el motor de mi auto

alertando que es hora de partir

mientras repaso lánguidamente mi reloj,

entonces comienza el viaje hacia el cosmos,

recorro como cuarenta años luz en desvarío

y toco el punto que señala mi destino.

 

7 a. m.

He llegado al alcázar de las consonantes,

hay figuras geometrales en extinción,

unos libros bañados en silencio y polvo

y los pupitres adormilados se estiran;

mientras afuera hay una lluvia de gritos

que se acomodan en retórico paso militar

esperando la melodiosa campanada añeja.

 

Ya en el santuario mutante de la academia

activamos la biblioteca existencial de la vida,

leemos el destino en nuestras palmas de arrayán,

contamos los bolsillos rotos de nuestros ideales,

dibujamos mapas de países desconocidos

y aprendemos a abrazar la madre Tierra.

 

De una quietud encantadora y desértica

pasamos a la algazara más cálida que nunca,

van los espíritus en "fila india" por las sombras

y un coro de golondrinas permanecen inquietas.

Es la lección que aprendimos hace rato

con el código de los hábitos a diario,

así termina la endulzadora confluencia

y nos desperezamos tocando el cielo.

 

1 p. m.

El viento viene y se lleva las cometas humanas:

unos transmutan hacia el radiante occidente,

otros corren hacia el sombroso naciente;

unos hacia el arcano Norte, otros hacia el Sur

con el riesgo que la lluvia borre sus estelas

o el sol perennice las hormas de sus viajeros pies.

 

3:30 p. m.

Hay que repetir el grito ahogado del vehículo

para retornar a coleccionar las huellas de nuestra huida,

y paso a paso (llanta a llanta) musitando recuerdos

estoy de vuelta atravesando las cimas de los sueños

al encuentro boyante con mis retazos y espejismos,

dormitar nuevamente mis universales ilusiones

para retomar mi tarea en la aurora de un nuevo día...

                                                     

                                                                    Luis Zhumi Lazo

 

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 2

Donaciano Bueno Diez

  -   Publicado el Jueves, 02 Julio 2015

Viaje en tren

Hoy hace más de setenta
años que inicié este viaje
en un vagón de tercera,
sin conocer el paisaje,
sin saber el tren que era,
sin rumbo a ninguna parte.

A lo largo del trayecto
-el panorama va presto-,
los árboles veo pasar
a través de mi ventana
mientras siento la galbana
y me pongo a dormitar.

La luna en el firmamento
me sonríe con desgana
y al clarear la mañana
se esconde con un lamento,
el sol vuelve a solear
y el campo vuelve a brillar.

Voy recostado en mi asiento
recorriendo algunas millas,
ensimismado yo siento
la molesta carbonilla
que se posa en mis mejillas
sin decirme lo lamento.

Voy ligero de equipaje,
-suena la cadencia al son
de las traviesas marcando-,
y así voy tarareando
muy bajito una canción
mientras yo sigo soñando.

¡Qué bonito es mi balcón
en el vagón de madera!
¡qué linda la primavera!
¡qué atractiva la excursión!
y saludo a los que son
que yo encuentro en la ladera.

Sube un señor con levita
que desgarra una guitarra,
ahora un chiquillo que grita
¡almendras garrapiñadas,
cuatro tiras, dos pesetas,
compreme una papeleta!

El tren camina y camina
y la maquina cansina
se queda ya sin carbón.
Se adivina la estación
aquí el camino termina
hasta una nueva ocasión.

 

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 1

Rafa Chaves

  -   Publicado el Jueves, 02 Julio 2015

Au Musée d’Orsay

Era voluptuoso y bárbaro

como dos gacelas jóvenes

mordiéndose con descaro.

 

La vieja estación, de luz preñada.

Grávida de delicadas formas

de evocaciones paganas,

mórbidas, feéricas y lánguidas.

 

De inventadas contorsiones

de posiciones estilizadas.

 

Un sueño encarnado en ser

una riada ebúrnea, una llegada

marmórea de mundos pretéritos:

Musée d'Orsay.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 1

Daniel de Culla

  -   Publicado el Jueves, 02 Julio 2015

UN VIAJE A VALLECAS DE MADRID

UN VIAJE A VALLECAS DE MADRID

Aquí, en Vallecas, tita mía y ¡ay!

Hay una vieja bordando

Con un desahucio bancario

Que le jode las espaldas

Como un novio asesino

Con orden de alejamiento

Que por seis mil putos euros

Rodeados de espinas

Traspasa sus sienes divinas.

Aunque llora la mujer

Más que las cinco llagas

Que dicen .los falsos curas

Traspasaron a Jesús el Cristo

Sola y desgraciada quedará

Por la gracia de una ley de panceta

De esta afrentosa España

De Banca filicida

Matadora de sus propios hijos

Con Euros en calderilla.

Ya en sus tristes tardes

Despierta porque no dormía

Veía en su baraja de naipes

Que la peor afrenta le venía

Por culpa del As de Oros

Y el Rey que pena afrentosa traía

Más que toda la pasión

En botas de maderos

Y sienes de pezuña fría

En manada de animales cruzados

Enviados con el grito

"A por ella"

-¿Quién habita en esta casa

Que tanta penita tiene?

-Una mujer que por el banco

Va a ser en breve desahuciada

Y la culpa la tiene

La criminal Orden que la aguarda

Rodeada de maderos

Para correrla avergonzada

De su propia casa, a ella

Esta mujer piadosa

Que con su pañuelo blanco

Limpia su hermosa cara.

Y llora.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 1

natalia marca

  -   Publicado el Jueves, 02 Julio 2015

PARIS NOS DEJA RECUERDOS EN EL ALMA

Paseando por sus calles de aromas de perfumes de jazmín

me regalaste con encarecido entusiasmo tus besos,

y Paris nos demostró su afinidad volcándonos su silencio

bajo la luz iridiscente de la Torre Eiffel bajo nuestras sonrisas

que juntas nos hacían volar hasta el Louvre, percibiendo el arte 

y moldeandolo con nuestros versos,

fundiendo nuestros labios bajo la luz blanca de la luna

que todo lo sabe.

 

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 1

juan duro

  -   Publicado el Jueves, 02 Julio 2015

Inventario de un viaje en tren

En mi inventario de los techos de Avellaneda

A uno y otro lado de las vías

Tengo

Viejos lavarropas que hace mucho dejaron de girar

Bicicletas aurorita sin chicos que se suban

Maderas, ladrillos, chapas y fierros oxidados

de sueños de ampliaciones que algún día...

Ruedas de autos, motos, bicis y hasta de camiones

Piletas de lona que jamás volverán a llenarse

Lavatorios,  inodoros y bañeras

de pasadas ampliaciones ya soñadas...

Pelotas, patines, valijas y macetas

Ojos del poeta y tacos de reina

Cochecitos sin bebés y monopatines destartalados

Gatos y perros durmiendo juntos al sol del invierno

Palomas, gorriones y hasta loros

Viejos televisores sin imagen

Y jaulas sin canarios

Botellas, zapatillas y sillas (todo en un gran desorden)

Sillones y sifones

Y mesas de fórmica sin comensales

Y tambores de metal que coleccionan lluvias

Y charcos cuando llueve

Y parrillas que añoran el calor de las brasas

Y antenas sin señal

Y secretos guardados para siempre

Y besos de azotea de otra vez, de otros tiempos

Todo esto y más hay

En el inventario de los techos de Avellaneda

Donde los recuerdos pasan al olvido

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 1

Cristina Rodrigo Cebollada

  -   Publicado el Viernes, 03 Julio 2015

Viaje a tu alma

El sol se oculta tras las montañas

mientras mi cohe se detiene

a contemplar la suave luz del atardecer.

 

Las colinas se desdibujan,

el cielo se tiñe de estrellas,

la luna asoma tímidamente su cara.

 

Cierro los ojos y mente viaja de nuevo

por los caminos ya recorridos,

buscando el sendero que conduce a tu hogar.

 

Los árboles rodean la cabaña,

la hiedra decora las piedras,

las rosas inundan el aire con su aroma.

 

Doy el último paso,

aquel que me conduce a mi destino,

temblando, de miedo, de confusión de anhelo.

 

Mi deseo se desboca,

mi alma se vuelve loca,

sabiendo que pronto te tendré entre mis brazos.

 

Siento tus caricias en mi piel,

tus labios en los mios,

tu boca susurrando a mi oído.

 

Entonces descubro

que todo viaje tiene un sentido

y el mio eres tú.

 

Cristina Rodrigo

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 1

Joaquín José Corma Carmona (KAJE)

  -   Publicado el Sábado, 04 Julio 2015

Viaje a Bogotá

Por los pasillos de aquel aeropuerto donde sentí haber llegado, mas no por tocar la tierra, sino porque lo deseaba más que a nada.
Fue el viaje de mi vida, la única y primera vez que respiraba sus raíces, amada reina de latinoamérica.
Arrastraba una maleta prestada, con una pegatina donde se anotaba el nombre:"el dorado".
Fue como llegar al centro de mi pulmón e inyectarle oxígeno puro, llegué al 100℅ en mis venas y guardo ese momento escalofriante en mi memoria.
Quizá fue un mensaje que nunca leí, porque llegó a través del espíritu y todavía sigo sin abrir ese libro, que posiblemente sea una brújula.
Aquel lugar tiene por bandera la altitud, es la cima de todo y allí vigilan la llegada, todos aquellos que algún día anhelaron salir y siguen mirando ambiciosamente a todo aquel que llega de occidente.
Apunto de iniciarme nuevamente en la lectura espiritual y sigo pensando en aquel día, para continuar con mis letras.
He pasado por muchos aeropuertos, pero sólo en Bogotá, pude servir a quien merece su dicha.
Nuevamente llegaré allí contigo, pero esta vez llevaremos algo más que maletas, con nosotros vendrán frutos de tu vientre, donde puse mis semillas.
La fortuna de mi vida, pisará Colombia.
Un encuentro con la otra parte, de una historia que compartimos juntos...
¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 1

Aquiles Odiseo Esteve

  -   Publicado el Lunes, 06 Julio 2015

PARIS

El ascensor de la torre Eiffel

asciende hacia el cielo,

la arteria de Paris, en el suelo

fluye por el Sena

y a tu corazón va directa.

Desde la altura observas

deslizarse el bateau mouche

cual si fuera una bacteria.

Vas directo al paraíso de gloria y deseo

los cielos se han rendido.

No hay nubes y la torre Eiffel te inyecta

su dosis de visión parisina.

A tus pies los Campos de Marte;

por fin estas de regreso en la gloria

y ahora piensas: ¿Cuándo volveré?

Cuando bajas a ras del suelo

suspiras y pides un deseo

caminas un buen trecho

y alegre caminas por la avenida

de los celebres Campos Elíseos.

El impresionante obelisco

que te sumerge en pleno Egipto,

Napoleón y su arco del triunfo.

Coges aliento antes de perderte

en el laberinto del Louvre.

¡Que esplendor! Necesitas otra vida,

para ver tal belleza y maravilla.

Por doquier hay monumentos,

los puentes del Sena son perfectos,

de todos, el mejor el de Alejandro III.

Para refrescarte un poco llegas a Trocadero;

fuentes y bombas de agua, con estatuas

doradas, ninfas y toros observando

te darán la bienvenida y aliviaran la temperatura.

Ya estas en el Sacré Coeur, desde allí

queda a tus pies todo París;

las escalinatas de la basílica

te parecerán eternas, van paralelas

de nuevo camino del cielo.

Un poco mas y el Montmartre bohemio

barrio de pintores y genios,

te ofrecen sin cesar, un retrato,

una caricatura, un boceto,

te lamentaras luego

si no aceptas su ruego.

El barrio Latino, Montparnasse

Versalles, Opera, Notre Dame,

Orsay y como no sus hijos ilustres.

Y como dijo el monarca:

-Paris bien vale una misa-

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 1

Gabriel Figueredo

  -   Publicado el Lunes, 06 Julio 2015

Fue una tarde en la Habana.

Llegó desde la otra mitad de la tarde como queriendo ser recuerdo,

Sola la frente a mí,

Fresca y radiante,

Esperando que  alguien la descubriera,

Llenando la tarde y las horas con su perfume,

Sola entre la gente apresurada y ansiosa,

Misteriosa y llena de aquella magia caribeña.

Fue una tarde en la Habana,

Una tarde inolvidable y azul,

Y ahí estaba ella con sus manos cercanas,

Un cabello caoba desplazado por todo su alrededor,

La más bella mirada que jamás recibí.

Me quedé mirándola y desapareció entre las olas y el azul del mar,

Se fue como vino,

Sin avisos ni demoras.

Juro por dios que aquella sirena fue verdad,

La vi y la amé en silencio sin palabras.

Nunca le conté a nadie de aquel amor fugaz e intenso,

Pero unos días antes  de descubrí  por los lugareños la leyenda de la Sirena del Caribe,

Una muchacha que muy pocos han visto,

Pero los que se enfrentaron a su mirada nunca volvieron a ser los mismos.

Y  yo que sin pensar la tuve enfrente a pocos metros,

Mirándola y muriendo de ganas de abrazarla,

Admirando su cuerpo entre las rocas,

Leyendo sus labios que apenas se movían,

Yo mismo nunca volví a ser el mismo después de aquel encuentro.

La mirada de la sirena del Caribe me marcó la memoria para siempre,

Muchos dicen que es leyenda,

Que no existe,

Que no es más que el invento de los trasnochados,

Un fruto de la mezcla de la noche,

El calor y el ron.

Muchos dicen que no existe tal leyenda,

Pero les juro por este collar de piedras coralinas que es verdad.

                                   ***

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 1

Pepi Maeses Hidalgo

  -   Publicado el Viernes, 10 Julio 2015

Recuerdos Mágicos Encantados

Arropados recuerdos, no muy lejanos,
entre torres y murallas,
jardines verdes
y
flores con perfume a jazmines,
calas y romero, bordean el río...

Columnas de mi mezquita,
torres que alzan,
las alegrías pasadas,
calles empedradas ,
sombrías y calladas,
mis manos entre tus manos,
sin decir una palabra.

Cristalinas fuentes,
de agua azulada,
melodías de gotas,
romance de enamorados..

Caminando por las almenas
susurras, palabras suaves,
robas besos dulces,
sabor a miel de abejas...

Cobrizo el sol
mirada serena,
me abrazas contra tu pecho,
entre clavelinas y azahares

La luna se viste de blanca luz,
noche de enamorados...
mis recuerdos me llevan
a una habitación dorada,
dos amantes,
cuerpo contra cuerpo,
boca con boca,
desorden de sabanas,
pasión desenfrenada...

Palabras que dejan huella...
Córdoba, ciudad de mis recuerdos...

Pepi Maeses

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 1

Alexander Anchia

  -   Publicado el Domingo, 12 Julio 2015

Un viaje por las distintas vidas

Qué fácil se vuelve la vida

si de pronto se divide

en otras vidas.

 

La primera vida comenzaría por

el  reino de los personajes perdidos.

Me encarnaría en algún libro,

donde mi suerte quedara

a expensas de un desenlace.

 

Quisiera viajar

hasta donde la Gramática me lo permita,

recorrer letra por letra  la metáfora

hasta quedar embriagado de significados.

 

Hay viajes que sólo

los pueden hacer los animales...

Como una tortuga,

quisiera enfrentar la vida 

lo suficientemente lenta

para poder

inmortalizar una fracción de segundo.

 

Seguiría por los caminos de la historia,

como escudero de algún protagonista,

para quedar atrapado

en la letra pequeña..

 

Luego me transformaría

en algún manifiesto filosófico....,

donde estaría condenado

a vituperar como fantasma

entre aulas universitarias.

 

Quisiera desatar

la suerte que convulsionó

la marginación ,

de tantos lugares

en los que no estaré...

 

Despojado de mí,

intentar la suerte

del polizón

del malabarista; o,

del que pide aventón.

 

Sobrevolar la película

de tantos colores opacos

que me intentaron amarrar,

hasta que un nuevo amanecer

me preste los colores de los dioses

y así poder ganarme un nuevo viaje

con naipes de lugares ya conocidos.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 1

Alexander Anchia

  -   Publicado el Domingo, 12 Julio 2015

Un viaje por las distintas vidas

Qué fácil se vuelve la vida

si de pronto se divide

en otras vidas.

 

La primera vida comenzaría por

el  reino de los personajes perdidos.

Me encarnaría en algún libro,

donde mi suerte quedara

a expensas de un desenlace.

 

Quisiera viajar

hasta donde la Gramática me lo permita,

recorrer letra por letra  la metáfora

hasta quedar embriagado de significados.

 

Hay viajes que sólo

los pueden hacer los animales...

Como una tortuga,

quisiera enfrentar la vida 

lo suficientemente lenta

para poder

inmortalizar una fracción de segundo.

 

Seguiría por los caminos de la historia,

como escudero de algún protagonista,

para quedar atrapado

en la letra pequeña..

 

Luego me transformaría

en algún manifiesto filosófico....,

donde estaría condenado

a vituperar como fantasma

entre aulas universitarias.

 

Quisiera desatar

la suerte que convulsionó

la marginación ,

de tantos lugares

en los que no estaré...

 

Despojado de mí,

intentar la suerte

del polizón

del malabarista; o,

del que pide aventón.

 

Sobrevolar la película

de tantos colores opacos

que me intentaron amarrar,

hasta que un nuevo amanecer

me preste los colores de los dioses

y así poder ganarme un nuevo viaje

con naipes de lugares ya conocidos.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 1

Publica tus poemas
Difunde tus eventos
España e Hispanoamérica

Únete a la más importante...

Red Social de Poesia

Suscríbete al Boletín

museos-200-01

blog-soypoeta-home-200-01

Banner

Mario Benedetti

 

Publicidad gratuita:

Publica tu libro con Bubok

Casa del libro