Soypoeta.com

Información cultural especializada en poesía. Red Social de Poesía

Inicio Especiales Concursos Temáticos X Concurso de Poemas Temáticos Red Social de Poesía: "Un viaje"

X Concurso de Poemas Temáticos Red Social de Poesía: "Un viaje"

Estado: cerrado
Fecha: 01/07/2015 - 31/08/2015

El "X Concurso de Poemas Temáticos Red Social de Poesía" tiene como temática "Un viaje" (ver bases).

Todos tenemos un lugar preferido donde viajar, ya sea por el lugar donde llegamos como por el camino hasta llegar a él. O tal vez sea por los compañeros o compañeras de viaje o porque vas a una fiesta o concierto inolvidable. Cuéntanos cual es tu viaje preferido, uno que te guste repetir, o uno concreto que ya haya pasado... o también ese viaje que siempre te ha apetecido hacer.

Ganador con los votos del jurado:
"Fuga", por Lucas Aliste

Tú tienes tus miedos
y yo los míos,
que son parecidos.
Muy parecidos.

Dejemos de ser tontos
y vamos a darles esquinazo
para tocarnos bajo una farola
como en las películas americanas
cuando los que son perseguidos se besan
para ocultar sus rostros.
Vamos a engañar al miedo.
Vamos a fugarnos con todas las ilusiones
—que robamos de nuestro propio banco—
a un motel de carretera.

Seremos el único viaje que nos importe.

Ganador con los votos de los usuarios:
"Viaje a una isla", por Pablo Payares Luna

Recuerdas cuando abrazado contigo,
atraídos por la historia
que repiten turistas calcinados de sol
eternamente alucinados de recuerdos
anclados en la isla de un manso mar,
marchábamos nadando en un velero
en viaje a lo desconocido?
Soñar con ese ensueño, era rutina
contarnos lo soñado, devoción,
suponiendo mil cosas del lugar
posible creímos encontrar a Dios
la música del mar lo predecía
las fieras en mansa actitud
parecían humillarse ante un ser superior
eras tú.
Creímos soñar entonces,
y el tiempo se hizo imaginario
y transcurría sereno
y observando el beso de las olas
a la piel abrupta de la nave.
Al fin cercano estaba
el paradisiaco entorno
los labios con que te he besado
derramaban  versos elocuentes,
de amor a tu belleza.
Extrañado  con absurdo hecho
bajé recitando sus poemas viejos
cuando mi pasión se alborotaba
con el toque sutil de su mirada.
Ese amor que  viajando en el tiempo
teñido de metafísica, oliente a divinidad
algo idealizado tenía
y al compararte toda con la isla
eras igual a su paisaje.
Pintores de oficio con sus finos oleos
Lo demostraban
los aficionados también en la arena
e invariable surgía tu imagen
luego el borrador de olas recogía con celos
todo lo que  hallaba
para alimentar de belleza el mar.
Quiso revelarme la vida tu origen
y en sabia manera mi inquietud de siempre
¿por qué eres tan bella?
y viví despierto aquella leyenda
y entendí
que a veces mujeres se vuelven encantos
y otras el encanto  se vuelve mujer.

Poemas ordenados según número de votos:

Ordenar: más votados | más recientes

Azul Heiwa

  -   Publicado el Lunes, 24 Agosto 2015

Persiguiendo el Sol

Desplazarse a través del espacio y el tiempo

buscando, escapando o persiguiendo

algo que haga sentir el momento

para observar la vida y el valor de su movimiento.

 

Las imágenes y las palabras se pueden ir perdiendo,

el recuerdo se construye desde los sentimientos

y regresa cada vez que ve la necesidad

de mostrar a la mente la esencia de su realidad.

 

Disfrutar cada paso que se da

con paciencia y respeto a lo demás,

buscar actuar con sinceridad,

entregando lo mejor y poniendo el corazón.

 

Mi camino se dirige hacia un ocaso en el horizonte,

la esperanza, disfrazada de luz, guía mi atención,

cada sensación me mantiene a flote,

me balanceo persiguiendo el sol.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 1

Jairo Manuel sanchez hoyos

  -   Publicado el Lunes, 24 Agosto 2015

UN LINDO VIAJE

Se está llegando el día en que

Aunque haga un sol brillante,

Mi cuerpo ya no se levante.

Para mí ya no más cariño, ni caricias,

Ni razón alguna para mantenerme en pie.

Adiós, me voy en una simple tonada

Al lado de la eterna dama, que no se conmueve con nada.

Tranquila ella, yo, con ansiedad; apurado, triste, apesadumbrado.

Me toca, no hay reversa, nunca la ha habido,

Es la verdad, la única de la humanidad, sin relatividad.

Dejo lo que más quiero, mis hijos, mi señora, mis amigos y familiares.

El vino, los libros, los saberes.

El cine, la pintura de los ocasos,

Los caminos rurales,

La comida campestre y los poemas de los amaneceres.

Dejo lo que dejé de hacer, lo que no concluí, ni empecé.

Dejo todo sin poder volver.

Se agota mi raya, ya no más trayectos;

Ni qué decir de los proyectos.

¿A dónde voy? Ni tú lo sabes, ni yo lo sé.

Aquí nada es igual, allá todo es parejo;

Luces y colores; ausencia de vanidad;

Te dejo esperanza, me lleva la soledad.

Pronto marcharé;

Primitiva será mí partida a la deriva,

Sin ninguna medida,

Apenas una fecha vencida.

Nada me llevo, ni dinero, ni fama, ni mucha, ni poca.

Me pregunto, ¿cómo será ese nuevo día estrenando mi otra esfera?

Día primero, ¿qué empezar?

¿Para dónde coger? ¿Qué festejar?

Que rico que pudiera entrar y salir

Para contarle a los amigos, todo esto que nos espera.

Nada, ningún mañana me ha de aguardad,

Sólo la sumatoria de todos los tiempos, ¡la eternidad!

¡Qué enorme distancia, en perenne vagancia!

Adiós vida, fue maravilloso tenerte.

Aunque me intriga saber,

Por qué ahora me entregas a la muerte.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 1

CARMEN RUIZ

  -   Publicado el Martes, 25 Agosto 2015

EL GRAN VIAJE

Mi mejor viaje, mi gran viaje:

aquel que me condujera

al corazón de mi hija adolescente.

Visitar su mundo interior,

su paisaje lunar,

sus campos yermos o floridos,

la vigilia que desvela sus noches,

el amor que intenta desplegar,

el aroma de su juventud,

el pulso con el que me condena a la espera,

la luz que alumbra su espíritu,

la agonía que me la intenta robar,

el grito que agoniza  en su garganta,

la melodía que suena en su flaqueza.

Comprender porqué borra los pasos,

mitigar todo el dolor que la acecha,

saludar su amanecer con la sonrisa,

esperar verme reflejada en su espejo.

 

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 1

Luis David Ramírez Ortíz

  -   Publicado el Jueves, 27 Agosto 2015

Solo de ida

Soy un amanecer de marzo                                                           me siento sol naciente,                                                                 mi mochila y yo de frente                                                               de viajero intrépido ahora ejerzo.                                                  

Prepara tu mano, te lo advierto,                                                     no te soltaré ni un solo momento,                                             volaré contigo siguiendo las nubes                                                   y me suspenderé para ver como subes.  

El firmamento será nuestro hogar                                             hecho para estrellas colgar                                                             y éste es mi cielo,                                                                           techo abierto, celeste velo.

Iremos tan lejos, tan arriba, tan abajo...                                       que entre extremos buscaremos atajo.                                     Hablaremos en inglés, francés y portugués                                   pues nos va mal con el alemán y el catalán.                           Desierto, Cumbia, Aérea                                                         Egipto, Colombia, Corea.                               

 

Veremos blancos, negros y amarillos,                                     también osos, linces y armadillos.                                           Paisajes en colores no vistos antes                                                   y brillos que me harán recrearte.

Ya quiero ver tu pelo ondeado                                                       por la brisa cálida en la playa                                                           Y tus huellas en la arena blanca de mis recuerdos;                           huellas que serán eternas en algún lugar de mi memoria.

El regreso, es un ideal preso                                                         sin argumento que lo haga un intento,                                               sé que será infinito                                                                       así que acepta ir conmigo                                                                 pero solo de ida, puesto que hogar                                                   es donde esté yo, contigo.

                             

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 1

José Luis Fernández

  -   Publicado el Viernes, 28 Agosto 2015

VIAJE A LA NIÑEZ


Navego en las gotas de lluvia que caen en el cristal,

en el espacio que va desde el relámpago hasta el trueno.

 

Siguiendo el mapa dibujado en la ventana

recorro extensas nieves vigiladas por gigantes de faldas marrones, grises y verdes,

rompo el silencio petrificado del hielo

en busca de flores suicidas de color azul.

 

Escarbo bajo tierra para ver

los hormigueros con goteras

que la lluvia inundó,

el calor de la madriguera a la hora de dormir,

el color de la piedra moldeada por el agua.

 

Subo al cielo, y me siento en el horizonte,

 

desde allí vigilo el mar,

las algas que lo inundan y lo oscurecen de día,

las medusas que en las noches, aparecen como luciérnagas de sal.

 

Llego a la X, marcada en el mapa,

las velas se apagan,

las luces se encienden

 

El silencio se apodera de la habitación

y sé...

 

que las nubes se mueven en mi interior.

 

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 1

ALICIA ROMERO

  -   Publicado el Viernes, 28 Agosto 2015

LA PATRIA

Ulises sentado en una roca

contemplaba el mar y recordaba

la playa de Ítaca donde sus

aguas circundantes con propia

personalidad, unas veces siendo

amables, otras veces insoportables,

mostraban toda su majestuosidad,

símbolo de una creación a la

imagen divina.

con sus galas: su eternidad, su

color divino a veces hermano al cielo,

su propio perfume y con su complicidad

con el sol al ocultarlo, sabe atrapar

a pescadores y marineros.

Toda su grandeza y belleza es una

tierra húmeda que proporciona el

alimento a gaviotas que vuelan

sobre el cielo como reyes, rozando

con suavidad la superficie de las

aguas para capturar un simple

pececillo.

Todo era un agradable anhelo que

recobraba vida en su mente haciéndole

sentir una parte más de esa tierra

bella, lejana en caminos pero cercana

en pensamientos.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 1

feher tsuky urrea

  -   Publicado el Sábado, 29 Agosto 2015

un viaje

Un viaje que siempre  eh querido  poner en trayectoria

Al tempo de mis pies sobre la memoria del tiempo

Es deslizarme  sin cesar a la otra dimensión

Donde no importara lo que llevara sea pena o la gloria que...

 

Se acumula en esta vida

Pues en esta esfera de cristal la resistencia es huida

La libertad es sensación como en la cantina donde tocan jazz

Y los deseos  no solamente los brinda una estrella fugaz.

 

Y poder volar sobre aquel nuevo territorio

Como un ave sin alas  sin  nada que deber al purgatorio

Son odio ni rencor , ni guerra espiritual ni físico dolor

Solo la ansiedad de volverte a ver en lugar prometido .

 

Suponiendo que estarás tocando un bolero de paz

En una noche de eterno amor  que la guitarra cante

Y poderte acompañar cuando toquemos el horizonte

Salido del poniente pues todo lo que importa es el presente.

 

Donde la muerte ya no quiera besarnos  tan solo conversar

Y dios a lado contando chistes de la humanidad

A toda su sociedad de ángeles   que tocan el harpa sin parar

Con notas de blues ,azul como el efecto de la capa de ozono en el mar.

 

Mirando la película de nuestras vidas :

Tragicomedia burlesca  que a quien vea ofrezca

Una fresca ventisca de esperanza

Una danza de las almas en constante  melancolía .

 

Viendo con sonrisa las muecas de los arboles

Que susurran entre ellos "  el mundo es bello"

Sabiendo que el anterior no era ten bello

Pero valía la pena  ver luchado por hacerlo bello .

 

Por ello anhelo llegar  hasta tu  nueva casa

Cuando el fuego de mi interior ya no aviva al ras...

De estos sueños que tengo despierto  donde no estas

Pero que la melodía de tu voz me acompaña hasta el día de hoy.

 

Ya tengo listo el equipaje lleno de recuerdos y alegrías

De  vivencias  y tonterías , del aroma del café en mis mañanas

De trajes de  blancas madrugadas ,   y de botellas con mensajes

De  " te extraño , te quiero  "  para cuando la despedidas sean las bienvenidas.

 

De : nohe fernando luna urrea .

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 1

vicente ricalo

  -   Publicado el Sábado, 29 Agosto 2015

Mi viaje.

Tórrida tierra de mestiza cultura,

Y de rebelde, hospitalaria y heroica postura,

Urbe apostólica de gente católica y sincrética,

Vetusta villa por Velázquez fundada,

De arterias angostas y escarpadas que adjetivan su estética,

Meca musical, cuna del son y del bolero

Y de las congas contagiosas que sintetizan el ajiaco nacional con su corneta china

Y el arrollar acompasado de todo un pueblo policromo.

Ciudad natal del Bacardi, del mango bizcochuelo y la cerveza Hatuey

Donde estudié, formé generaciones, fui príncipe, fui rey,

Donde jugaba al escondite, las cartas, la pelota, donde perdí, gané,

Reservorio de magnánimas mujeres que me amaron y que amé,

Ese es el destino diario de mi viaje sin pasaje, sin visa, de mi estancia sin prisa,

Es Santiago adonde vuelo cada noche y donde mi júbilo es derroche,

Es Santiago el punto de partida y de llegada de mi itinerario

Cuando duermo y sueño, cuando estoy despierto y sueño aún

Con mi madre, mi hijo, mis amigos, mis pretéritos amores,

Con las penas y alegrías que mi vida matizaron y el frío fuego de mi inocencia atizaron,

Es Santiago de Cuba, quien a Lorca cautivó y a quien este cantó

"Iré a Santiago en un coche de agua negra",

Es Santiago la ciudad semilla de lo que después llamaron salsa,

El ritmo que no deja cuerpo algún inmune y que el alma nos alegra.

iAy, Santiago!Soy empedernido bebedor de tus beldades,

De tu vida bulliciosa, tu carácter y tu luz

Y estando tan distante, me duelen las saudades

De ti, quien me hace crónico este dulce amargo déjá vu.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 1

Josue Fletes

  -   Publicado el Domingo, 30 Agosto 2015

Un Viaje Azul

Un viaje a mi tierra

donde no soy extranjero

 

Un pasajero del olvido

una sonrisa extraviada

 

Donde deje el primer amor

donde aparecio la primer victima del rencor

 

Ahi las aves encuentran su canto

y un trovador seca mi llanto

 

El sol nunca sale por sorpresa

la nostalgia, ausente, ya no interesa

 

La sinfonia de tu risa

el caminar sin prisa

 

El suspiro puro

aca mi corazon no es duro

 

Tu abrazo efimero, tierra mia

Tu abrazo efimero, tierra ajena

 

Dilema eterno, cielo sin infierno

viaje sin retorno, los años son cortos

 

Paraiso lleno de virtud

por vos camino con lentitud

 

Tardes color dulce, noches sabor amistad

vos sos mi unico suceso, mi unica verdad.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 1

David Martín

  -   Publicado el Domingo, 30 Agosto 2015

VIAJE CONTIGO

"Cierra la maleta, quita los plomos y vámonos ya", me digo a mí mismo.

"¿No me olvido de nada esta vez, verdad?"

 

Todos las noches el mismo cuento,

el repetirse de la rutina de la costumbre,

el prepararme para volver a verte, que nunca es fácil

(esas sensaciones impresas en alguna parte del alma

no se borran con el tiempo de nuestra historia).

El trayecto lo hago a oscuras,

a veces no sé si son mis ojos los que están cerrados

o es que alguien dejó de pagar la factura de la luz de este mundo extraño.

Supongo que se trata de un viaje en barco

porque siento como me hundo entre el mecer de las olas

y todo me resulta ingrávido, húmedo y frío.

Esta vez el trayecto parece más largo,

¿cuánto tiempo habrá pasado ya...?

Miro a mi alrededor para entretener la manecilla del reloj,

curiosamente no hay más pasajeros a la vista,

asientos, paredes, puertas,... todo se me antoja viejo y roído.

Debe de ser un barco antiguo éste que han puesto esta vez,

los nuevos los guardarán para los señoritos de bien, digo yo.

Miro por la ventana, a fuera sigue oscuro,

hoy soy plenamente consciente de que tengo los ojos abiertos

así que deduzco que debe de ser de noche.

Barro el cielo buscando la luna pero está escondida

tras una máscara de negro silencio.

Ni las estrellas más valientes han salido hoy,

nadie me guiña su ojo cómplice en toda la inmensidad del universo.

Según pasa el tiempo el trayecto se vuelve más largo,

minutos, horas, días... a veces me da miedo

encontrarme sin saber ya como regresar aquí

pero de repente al fondo aparece una minúscula luz de color difuso,

una imagen que se acerca y agranda por momentos

y su borrosa figura y contorno se vuelven cada vez más nítidos.

Se me antoja oir un susurro que se convierte en algo conocido,

en un sentirme en casa, en un oler a café recién hecho,

en el notar de las sábanas en mi piel, un respirar acompasado,

una caricia solitaria franqueada por el resto de un cuerpo familiar,

y finalmente se convierte en tu voz acompañada del resto de tu recuerdo.

De repente estás aquí frente mí, toda tú, tan entera y tan real,

tan hermosa como siempre pero tan bonita como nunca antes.

"Ya era hora", me dices mientras me hundes en tus brazos.

"Cada vez llegas más tarde. ¿Qué tal el viaje?"

Yo por dentro me contesto, "Horrible,

pero como tras tu marcha ya solo existes aquí,

en lo más profundo de mi recuerdo,

éste es el viaje más hermoso que pueda existir jamás.

Y añado, en voz alta esta vez, "¿Qué quieres que hagamos hoy?"...

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 1

Jano Óglach

  -   Publicado el Domingo, 30 Agosto 2015

Bajo cielo irlandés

Y ya está.

Se acabó la estancia en el lugar

con el que tantas veces he soñado.

Me voy con una gran lista de amigos,

con docenas de lugares vistos,

y con algo de pena en el corazón.

 

Pero volveré.

He hecho de Wexford un poco mi hogar

y de Dublín una ciudad a la que siempre regresar,

aunque muchos lugares hay que no he podido ver

por falta de tiempo, desidia o cansancio,

pero cuyo recuerdo en mi mente he de tener.

 

¿Qué más da

que parezca que esta no es mi casa

o que mi patria deba estar aquí o allá?

¿Qué tan grande diferencia puede haber

entre morir bajo el cielo que me vio nacer

o bajo mi ahora tan amado cielo irlandés?

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 1

Irik Limnio

  -   Publicado el Lunes, 31 Agosto 2015

Un viaje Mágico

Gunayala es un lugar en el orbe que no dejo de imaginarlo.

Una alargada tierra de bosques, mar y silbidos.

Yo diría un siempre hado que me convida a descubrirla,

a volver a echar mis raíces en las suyas,

a volver a reorientar mi brújula.

No es un pretexto, es un hecho que me permite

crecer hacia adentro, donde está el recuerdo y el presente

de mi crecimiento.

Las curvas de sus senderos me guían por sus rojas arenas,

mientras los monos aulladores brincan,

saltan siguiéndome por los árboles

y las bandadas de aves anuncian

que entro al bosque seductor.

Seductor bosque que con sus lentes divisa el mar.

Encantados árboles que parecen saludar a las islas.

Majestuosa selva que me hace tejer una historia.

Allí se despiertan mis sistemas nerviosos,

y viejas casas de la abuela parecen laberintos

en donde un anciano hilvana su mejor canto

en tanto las mujeres no dejan de sonreír

porque sus sonrisas son libélulas,

abalorios que giran en sus piernas y los brazos.

En mi viaje, la sal llega con la segunda ola del mar,

porque en la primera llego a mis islas diminutas,

donde las flores crecen con el canto y la historia.

Dicen por allí que somos de oro, el primer ser,

por eso las vasijas llenas de cacao no dejan de echar humo.

Heme aquí, donde todo se mueve con las palabras

No cualquiera palabra, sino las que tienes sonidos.

Donde la gente no se entierra sino se siembra

Donde la luna es luno, hombre que sigue extraviado

en el tiempo.

Todos me miran a la llegada y sus abrazos me cuentan relatos

y sus relatos me cuentan de los abrazos ausentes,

del amigo que sembraron ayer,

del ultimo pirulí cortado por el abuelo.

Lo que más impresiona es la vieja choza de todos

aquella donde en las noches las mujeres y hombres danzan

cargando totumas llenas de bebidas fermentadas.

Se hacen vueltas y vueltas para hallar el ombligo del mundo,

y mi viaje tiene más sentido

porque se recuerda siempre la  infancia,

tierna edad que se aferró a la arcilla.

En este viaje todas las caras se me acercan

se vuelven gigantes y su exhalación

me llenan de humo de tabaco.

Me descubre el cuerpo y me enrumba hacia fantásticos

senderos donde tengo enredado mis pies con los cascabeles

y mis manos se aferran a los largos cabellos de mi madre.

Desde entonces mis días siempre son como una poesía navegando,

Viajando, y mi viaje es mágico porque mágico es volver al mismo lugar.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 1

Ana Galeano

  -   Publicado el Lunes, 31 Agosto 2015

Sendero y retamas

Colores amarillos y verdes

irrumpen, allá, lejos: son recuerdos...

iluminados cercos de retamas floridas,

una forma de sendero,

eran como estrellas amarillas.

Llamas de amor en las sombras

de nuestras inseparables manos.

Ahora, instantes cediendo pasos

descubriendo caminos andados.

Buscando encontrarte vuelvo,

desde el fondo más triste

llevando en mis pestañas

un miedo áspero al abrir los ojos.

Encontrarte en la lejanía

será, aceptar apenas el comienzo

de esa distancia que brilla sobre el rocío.

Colores amarillos y verdes

una forma de sendero.

No  voy sola en el viaje.

Sendero y retamas.

En silencio, hacia el eterno encuentro.

 

Seudónimo: Ailín

 

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 1

Teresa Lema

  -   Publicado el Lunes, 31 Agosto 2015

TODAVÍA TÚ

La delicada melena de fuego
Se enreda con ritmo agitado.
Su mirada, combatiente y resignada,
Congela el único instante
En que todo pudo ser.

Las incansables olas y
Su murmullo cauteloso
Se desprenden impacientes
De un grito blanco que
Perdura en la arena.

Soliloquios invertidos dan
Instrucciones precisas
Sobre cómo poner fin
Al devastado recuerdo de
La corta vida de las mariposas.

Comienza el viaje.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 1

Jose Julian Lopez Gutierrez

  -   Publicado el Lunes, 31 Agosto 2015

EXTRANJERISMO PATRIÓTICO

Reviven los rosales marchitos,
cuando las pupilas derribadas
emprenden su peregrinaje rumbo al horizonte
que homenajea con júbilo a mi ilustre patria,                           ausente y lejana.

¡Veo a mi patria, la veo!
desde aquí, desde el hemisferio opuesto del mundo
la veo, en el vacilar de los nubarrones
que me recuerdan aquellos semblantes
de montañas simpáticas,                                                                 donde el cierzo húmedo del rocío                                             hacían entonar las caricias de pétalos primaverales,                         el himno patriótico de mi tierra.  

Te extraño, tierra mía. Testiga de mis principios,                         extraño esos caminos viajeros                                                     por donde ambulaban las caravanas,                                             de las evas danzantes al compás del viento.                             Extraño esa palma de cera                                                          que me embutía en su sombra de capas tibias                                 y ese atardecer que embestía contra el ensimismamiento                de búhos esclarecidos a pleno cantar, silvestre nocturno.                   Oh! y cómo olvidar esas escarapelas                                               de jardínes arcoirizados con orquídeas juguetonas.

 ¡Veo a mi patria, la veo!                                                                  en cada viaje celestial,                                                        enajenado y efimero                                                                      la veo siempre desde aquí                                                              la veo siempre en mí. 

 

 

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 1

Publica tus poemas
Difunde tus eventos
España e Hispanoamérica

Únete a la más importante...

Red Social de Poesia

Suscríbete al Boletín

museos-200-01

blog-soypoeta-home-200-01

Banner

Mario Benedetti

 

Publicidad gratuita:

Publica tu libro con Bubok

Casa del libro