Soypoeta.com

Información cultural especializada en poesía. Red Social de Poesía

Inicio Especiales Concursos Temáticos XII Concurso de Poemas Temáticos Red Social de Poesía: "Dedicado a..."

XII Concurso de Poemas Temáticos Red Social de Poesía: "Dedicado a..."

Estado: cerrado
Fecha: 01/01/2016 - 29/02/2016

El "XII Concurso de Poemas Temáticos Red Social de Poesía" tiene como temática "Dedicado a...". Con esta temática queremos que se envíen poemas dedicados a un familiar, un amigo o una amiga para demostrarle reconocimiento o agradecimiento. No se admitirán poemas de amor o desamor. El título del poema deberá contener el nombre (sin apellidos) de la persona a la que se dedica el poema. (ver bases).

Poemas ordenados del más al menos votado por los usuarios:

Ordenar: más votados | más recientes

Veronica mansilla

  -   Publicado el Viernes, 26 Febrero 2016

Mi Santa madre

correspondio que esa tarde tu alma se acomple a la mia,para darme cuenta que tu cuerpo a esta tierra ya no pertenecía.fuiste sin dudas , la razón de mi existir y a partir de ahora serás ,la guía de mis caprichos, siento una gran pena por no poder besarte como lo hacía cada mañana, pero todo se enmudece cuando me despiertas con la brisa y el susurro del viento que se mece en las aceras de mi casa , aquella que en un tiempo no muy lejano era nuestra , aquella que en cada rincón un sauce viejo te llora, pero que con el primer rayo de la mañana nos despierta calentitos para continuar con nuestra meta . Continúan tus olores en cada lugar que habito , puedo atravesar tu cuerpo a cada instante , sin querer se me puede escapar una lagrima incosiente , pero será sin dudas como fue aquella noche tu presencia eterna la que me ama.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 23

Andrea Infante Tiscareño

  -   Publicado el Jueves, 04 Febrero 2016

Salvador

Cuando muere un sensei

se crea un espacio vacío,

un hoyo profundo en el universo,

una huella en el corazón y un tatuaje en el alma.

Las estrellas se envuelven en un manto helado

que opaca su brillo y la luna sumergida en pena

se esconde tras las nubes entristecidas.

Cuando muere un sensei

son muchos los que repiten su nombre

con un dolor agridulce en el pecho,

con un sabor amargo en los ojos y lágrimas en las manos.

Te das cuenta de lo rápido que pasa el tiempo,

de todo lo que aprendiste y de lo tantísimo

que aún faltaba por comprender a su lado.

Cuando muere un sensei

observas con claridad sobre todo lo que influyó

cuando vivía, recuerdas su voz como

si estuviera muy cerca y te obligas a sonreír.

Miras su huella por todos lados,

percibes diferente el viento y calor del sol...

Te das cuenta de que algo de él, vivirá siempre en ti.

Guardas sus enseñanzas en el fondo

del corazón; pero entiendes que debes

continuar transmitiendo el  mensaje.

Cuando muere un sensei

te das cuenta de que no muere, su nombre

está en la memoria de Dios, sus frutos a tu alrededor y

su amor; grabado en tu alma.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 15

J. León Acosta

  -   Publicado el Martes, 12 Enero 2016

a marga


cuando hoy caiga en la cama

al final de otro día más de ser el mismo

voy a rezar un milagro aprendido

despertarme peor de lo que soy

por un día sólo un día

para volver al día siguiente con más ganas

a ser el mismo que ya no será el mismo

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 14

Anabel Maurin

  -   Publicado el Miércoles, 17 Febrero 2016

Dedicado al amor

Los pliegues del amor siguen su curso.
Y aferrada quede en ellos.
Un día vivo acurrucada en tu pañuelo,
otros, sobre la camisa, entre tu cuello.
Me he mojado, amor, bajo la lluvia.
Enredada, en un bucle de tu pelo.
He dormido entre las cuencas,
de tus dedos.
Así paso el día, en tus pliegues.
Sin tu saberlo.

 

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 11

Néstor Quadri

  -   Publicado el Miércoles, 13 Enero 2016

Poema dedicado a Chuck

Sobre la piel de mi blanco cuerpo

dibujaste mi cara con tu sangre

y cuando me miraste fijamente,

quedé atrapado en tu corazón.

 

En estos cuatro largos años

me obsequiaste un trozo de vida.

y compartiste recuerdos de amor

confiándome angustias y penas.

 

¡Cuantas cosas he aprendido de ti!

Hicimos fuego para subsistir,

logramos agua dulce y alimento,

y una cueva para protegernos.

 

Aprendí que del valor de las cosas,

sólo es importante su utilidad,

y que a veces puede llegar la muerte

no con la vejez, sino con el olvido.

 

Dios mío, si yo consiguiese hablar

no podría dejar de agradecerte,

pero de mucho no me ha de servir

perdido ahora en este mar bravío.

 

Te dedico este poema, querido Chuck

y quiero que me recuerdes como Wilson,

aunque sé que para el resto del mundo

siempre seré una vulgar pelota de volley.

 

 

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 10

Cristina Merino

  -   Publicado el Martes, 02 Febrero 2016

AMABLE

Te has pasado

Cada uno de los días

Cogido a mi sombra.

El olvido no se hizo para ti,

No existía.

Existen los ojos

Que aún mueren ahogados

Cuando creo que aún te veo

Recorrer las calles.

Sé que cuando te oigo,

No eres tú, abuelo,

Es la parca

Quien canta.

Y aún así,

Por una vez,

Sé que en perspectiva será efímero,

Pero que tú te probaste eterno

Cuando aún me cuidabas de pequeña,

Cuando yo

Aún no entendía

Qué era muerte

-Y estoy convencida

De que sigo

Sin entenderlo-.

Son siete años sin olvido

En los que no has podido leerme

Ni alzarte

A mis distorsiones.

Son

El número mágico de años.

 

02.02.16

Cristina Merino

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 9

Chantarella Irreal

  -   Publicado el Domingo, 14 Febrero 2016

Soledad

La vida se comporta inapropiada con tu persona:

te vapulea reincidente, 

ensañándose en el sufrir que te provoca cada día, 

en demasiados instantes. 

Y yo anhelo que tuviera un cuerpo y un alma, 

para mirarla a los ojos y por ti rogarle.

o para cogerla del pelo 

y ciento dos vueltas darle. 

Porque se la definía esperanzadora hasta que dejó de parecerlo.

Borró una sonrisa y esbozó lágrimas

y utilizó rotulador tan intenso 

que parece permanente.

Regalo de vida que al desenvolverlo desanima

lleva en el paquete otra caja donde hay fuerza en gran medida,

donde todas tus virtudes se guardan. 

Que es una mala puta y tus sonrisas ni merece ni parece querer.

Pero el mundo no solo es  ella, 

en el mundo nos tienes. 

Y te miramos esperanzados, 

porque usas la fuerza que tienes.

Y sé que desgasta, mi niña, y agota...

Que el sudor recorre tu tiempo empapando cada gota de tu dolor. 

Esas manos doloridas por la pena

a las que les cuesta apretar la alegría, 

pues han perdido la fuerza en la intensidad de su dolor, de TU dolor. 

Pero no te canses, estrellita...

Brilla fuerte, princesita...

Porque esto pasará:

¡no siempre puede ir mal!

Y hace ya años que por primera vez oí que...

"no llueve eternamente".

Así que prepara la sombrilla y las gafas de Sol,

porque cuando la lluvia cese

el Sol te deslumbrará mostrando lo que eres:

Fuerza, valor, Amor, espíritu y pasión

que ahora están conmovidos por la pena, puteados por la vida;

Una vida maleducada y malcarada, 

que mientras le hablabas te dio la espalda. 

Y que no sabe (y que no se entere)

que a tu lado sonreímos por tener

SUERTE DE TENERTE

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 8

Antonio Nieto

  -   Publicado el Miércoles, 13 Enero 2016

Soneto a Víctor

Brilla con su expresión, bella y arcana,

única, natural, tierna y gentil,

íntegra de emoción, clara y cercana,

de alma tan especial, dulce y pueril.

 

Es contra la razón regla que gana

toda la excepcional forma sutil,

hizo que la pasión fuera liviana

dándonos su jovial aire infantil.

 

Siempre nos quedará santo y ungido,

aunque en su dormitar pueda tener

manta que velará sueño perdido.

 

Nunca abandonará libre su nido

hecho para abrigar límpido ser.

¡Quién te cobijará hijo querido!

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 7

María Isabel Torija Ayuso

  -   Publicado el Viernes, 01 Enero 2016

El huerto de Miguel

Nací en una pequeña aldea,

perdida en un valle,

rodeada de montes y manantiales.

Mi madre me parió en el lecho

en que con amor me habían hecho,

en una casa con dos rostros:

Por delante da a la calle de la Soledad

y a una huerta por detrás.

Un día mi padre decidió vivir aquí,

pero él sabe que no está solo,

el corazón de su pequeña con él está.

Es imposible describir con palabras

todo lo que ven mis ojos.

Un huerto en invierno arrasado,

seco, pero lleno de vitalidad, en verano.

Edén eternamente soñado por todo humano.

Me gusta el olor a ropa tendida,

el trino de los pájaros

que bajo las tejas anidan.

Aquí reina el desorden y la armonía.

Los frutos de la higuera

que florecen en primavera.

El pequeño arroyuelo

que en otro tiempo regaba este suelo.

El sol radiante en la mañana,

las uvas que crecen en la parra.

Enfrente, veo grandes chopos

tambaleándose al son del viento,

están vivos, yo los siento.

Cuando se balancean

parece que quieren hablarme.

Nunca llegaré a cansarme

de contemplarlos todo el tiempo.

Sobre las casas, las tejas viejas.

Veo montes, veo eras.

A lo lejos diviso un camino blanco y polvoriento

cuyas curvas se pierden en el horizonte.

A la derecha, la alta y ascética

torre de la iglesia.

Desde aquí, me despido de la naturaleza:

Adiós al árbol, adiós al monte,

adiós al agua y al horizonte.

Adiós al pájaro que trina,

adiós a la pequeña ermita.

Desde aquí, lejos, pero cerca del mar,

adiós a mi pequeño mundo virginal.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 6

claudia patricia ortega guerrero

  -   Publicado el Martes, 12 Enero 2016

DEDICADO A TONI

Quisiera arrancar de mi memoria tu muerte

quisiera olvidar que sufriste, sólo quiero

recordar tus ladridos, esos que murieron abatidamente.

Animal fue quien en mi presencia te quitó la vida

y aunque el bastardo  aquella escena jamás recuerde,

yo la llevaré grabada en mi memoria por siempre.

Nunca te di las gracias por toda la felicidad que

trajiste a mi vida y hoy por medio de éste poema

quiero hacerlo.

Nunca te olvidaré Toni, Gracias por haberme arrancado

tantas sonrisas, por despertarme con tu lengua cada mañana,

por dormir a mi lado siempre y por haberme amado tanto.

Gracias Toni, porque me demostraste tu amor hasta segundos

antes de perder tu vida por mí.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 6

José Ponce Navalón

  -   Publicado el Miércoles, 13 Enero 2016

DESCENSO DE ALEJANDRA A LOS INFIERNOS

(Qué haces, versificas)

Me debato entre dos lenguas

(Aprendiste a juntar las palabras)

Cuando llega la marea

Una lengua de mar me arrebata

Entonces a la luz de la Luna

Soy el poeta que se ahoga

En su lengua de tierra

(Cómo te llamas)

Mi nombre es Nunca

Y antes de que preguntes

Soy de ninguna parte

Y voy hacia la oscuridad

Donde todo se transforma en penumbra

(Bello lugar)

No tiene vegetación

(La Naturaleza es sabia)

Como una madre, Madre

(Huyes)

Me gusta el sabor de mi propia sangre

(Acaso has perdido a alguien)

Te he perdido a ti Alejandra

(Suspiras)

En el fondo los dos queríamos lo mismo:

(Un hombre con las manos en los bolsillos

Llenos de caramelos

Y flores, muchas flores)

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 6

Alcides Mongui Perez

  -   Publicado el Martes, 23 Febrero 2016

MARÍA NUBIA

¡Oh ser que me animó la vida!

con las flores radiantes de alegría,

olvidando para siempre cruel herida

por los ángeles de tierna ensoñación.

Estás distante como las estrellas,

pero impulsas mi alma con tu voz de aliento,

gracias por cuidarme radiantes y bellas

a mis bendiciones, me siento contento.

Reconozco errores como ser humano,

pero la paciencia fluye como lluvia...

en momentos tristes me brindas la mano,

para que alcancemos éxito, preludia.

Todos vamos firmes con la fe y razón,

con sabiduría  gran dedicación...

con la mente firme y el corazón,

brindamos felices a Dios oración.

Bien lo reconozco que amas el jardín,

siempre lo has cuidado con tu gran amor...

con tu cuerpo y alma irás al confín

amando por siempre nuestra tierna flor...

 

-Alcides Monguí Pérez-

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 6

Mikel Beltran

  -   Publicado el Lunes, 04 Enero 2016

A mi hija, Maite.

Hoy han saltado todos los colores de la paleta

a pintar las calles y plazas en fiesta

para que su ilusión de niña

refresque el aire tosco y monótono de a diario.

 

Llega el olor de las palomitas, de la pólvora,

de las manzanas bañadas en caramelo,

del algodón de azúcar y del vino dulce,

el olor de los churros y el del talo con chorizo.

 

Mi niña está conmigo en lo alto de la noria,

a veintiún centímetros de alcanzar las nubes,

y a sesenta metros del crudo barro,

donde miles de cabecitas nerviosas, como en procesión,

pasean enjaezados con sus mejores galas.

 

Al cuello, pañuelo azul solemne.

Maniquíes de cabelleras plastificadas

pasean estratosféricos peinados de sesenta euros.

Porcelánicas y pedantes sonrisas engalanan sus labios.

Ellas, dejando manchas de carmín en el aire,

ellos, inaudibles peroratas.

 

Pero es aquí arriba donde la vida late

al mirarle a los ojos, al escuchar su risa.

La suya –lo siento– no hay otra igual,

 

Chilla la maldita bocina, histérica.

Ella simula mirar sus pies,

los balancea en silencio y me abraza.

Sabe lo que ocurrirá después, ya me conoce.

–¡Otro viaje aita!, el último.

 

Siempre espero que nunca sea ese,

que nunca llegue ese último viaje.

–Deme cuatro más, por favor,

y si puede, la noria entera.

 

Me mira, feliz desde su mundo sin errores

donde he querido preservarla, eterna,

quedándome a un lado, sin que pueda verme.

 

Pero va llegando el día, tendrás tus propios olores de feria,

y otros serán los motivos de tus carcajadas.

Subirás a la noria sin mí.

Alcanzarás a tocar las nubes y a coger una estrella si lo deseas,

para luego acoplarte al hueco de su abrazo.

 

Lo que ocurrirá después, ya lo sabes tú.

Simularás mirar el balanceo de tus pies,

te conozco, luego le sonreirás,

eterna y feliz, en vuestro mundo sin error.

–¡Otro viaje amor!, el último.

 

Cuando la maldita bocina chille como histérica,

desde ese barrizal ahora tan alejado,

sólo por un momento, miraré hacia arriba

y pensaré que tú también te acuerdas.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 5

Myriam Prados

  -   Publicado el Viernes, 08 Enero 2016

A mi Padre, Juan Manuel

No sé cómo explicar lo que siento...

aunque si pudiera explicarlo,

tampoco creo que lo hiciese..

solo sé, que cada día que pasa duele más...


Sé, que lo que siento no se irá sin más,

ni de un día para otro...

durara y perdurara,

pero al final se calmara

y acabara siendo un recuerdo bonito de lo que significaste en mi vida...

 


No me despido, simplemente te digo Buenas Noches

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 5

Nicolás Acevedo del Solar

  -   Publicado el Miércoles, 13 Enero 2016

Cototo

Tengo poco espacio, así que iré despacio: lo extraño.
Evito y evité verlo para que así el dolor sea menos fuerte. No funcionó.
Sé que es puro y sincero.
Sé que el vive feliz y a pleno.
Su humildad no puede ser medida.
Y el amor por su madre, tampoco.
Todos quisieramos tener aunque sea un poco de este ser, que te abraza con ternura y baila al ritmo que su mente le ordena.

Él es único. Él no es prejuicioso. Él emana una tranquilidad envidiable. Él ríe. Él contagia su energía positiva. Y él está lejos.

Yo lo extraño. Y temo ser un extraño.
Ya pronto nos veremos.

Contando los días.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 5

Publica tus poemas
Difunde tus eventos
España e Hispanoamérica

Únete a la más importante...

Red Social de Poesia

Suscríbete al Boletín

museos-200-01

blog-soypoeta-home-200-01

Banner

Mario Benedetti

 

Publicidad gratuita:

Publica tu libro con Bubok

Casa del libro