Soypoeta.com

Información cultural especializada en poesía. Red Social de Poesía

Inicio Especiales Concursos Temáticos I Concurso de Poemas Temáticos en la Red Social de Poesía: "El mar" MISIÓN CUMPLIDA (“Vida, nada me debes…vida estamos en paz.” Amado Nervo.)
FacebookTwitterLinkedinRSS Feed

Carlos Barranco - Domingo, 24 Abril 2016

MISIÓN CUMPLIDA (“Vida, nada me debes…vida estamos en paz.” Amado Nervo.)

Aunque duela admitirlo, estoy cansado. El vigor y el empuje se me fueron

quedando en los caminos. Se perdieron en no-sé-qué momentos del pasado.

Fue agradable el ascenso, no lo niego. Subir es revestirse de coraje

y hay que avanzar y continuar el viaje, porque eso es parte sustancial del juego.

Caer y levantarse con porfía. Mirar albas y ocasos igualmente.

Vivir el hoy y ahora intensamente, viviendo con afán el día a día.

Fue duro a veces, áspero, el camino. La adversidad fue por momentos, mucha.

A veces quise abandonar  la lucha ante lo inexorable del destino.

Sin embargo aquí estoy. Miro añorante las brechas, los senderos, los caminos

que anduvieron mis pasos peregrinos mientras miraba siempre hacia adelante...

Y hoy contemplo en verdad, desde la altura, mínimos los escollos superados

y en su real dimensión, las imponentes montañas que miraba en la llanura.

Sé que no fui un modelo de heroísmo, aunque luché en variadas ocasiones

en inferioridad de condiciones, contando nada mas conmigo mismo.

Pero... así es la existencia. Algunos seres al infortunio están encadenados,

mientras otros nacen predestinados al poder, a la gloria, a los placeres.

Cada quien con su cruz o su alegría. Cada cual su miseria o su fortuna.

Tenemos pre-asignadas tumba y cuna y una porción de hiel o de ambrosía.

Por eso, voy hacia el final, confiado. Con mi paso inseguro. Lentamente.

Se que se acerca inexorablemente el momento del "todo consumado".

Y es que las señas muestran su certeza en el cuerpo pesado y achacoso:

El paso torpe, lento y trabajoso y de canas cubierta, la cabeza...

Pero sigue el espíritu, animoso. El ánimo vital no se deprime

y en la cárcel de carne que lo oprime altivo permanece y orgulloso.

Y así con la materia en decadencia y en los linderos de la eternidad,

para no doblegar mi dignidad, tengo un gesto postrero, de insolencia:

Quiero mirar altivo, la postrera Luz solar, cara a cara, frente a frente.

No importa si al final de mi carrera deba quedarme ciego de repente..

Y al final, como extrema despedida  diré,-cuando mi ruta esté completa-

lo que en un trance igual dijo el poeta: "Confieso que viví"...     ¡Misión cumplida!

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 27

Comentarios (0)

Déje un comentario

Usted está comentando como invitado.

Cancelar Enviando comentario...

Publica tus poemas
Difunde tus eventos
España e Hispanoamérica

Únete a la más importante...

Red Social de Poesia

Suscríbete al Boletín

museos-200-01

blog-soypoeta-home-200-01

Banner

Mario Benedetti

 

Publicidad gratuita:

Publica tu libro con Bubok

Casa del libro