Volver Inicio

Si lo prefieres, puedes ir a la versión web

XIII Concurso de Poemas Temáticos Red Social de Poesía: "Amigos de los Mayores"

Estado: cerrado. Votación abierta.
Fecha: 01/04/2016 - 31/05/2016

El "XIII Concurso de Poemas Temáticos Red Social de Poesía" tiene como temática "Amigos de los Mayores". Con esta temática se pide que se envíen poemas relacionados con una persona mayor de su entorno o bien inspirado en la vejez como etapa de vida vista desde un punto de vista positivo y alejado de clichés negativos. (ver bases).

¡ENVIAR POEMA A CONCURSO!

Vota hasta el día 14 de junio (incluido) tu poema favorito

Poemas ordenados del más al menos votado:

Ordenar: más votados | más recientes

Marina Sevillano

  -   Publicado el Sábado, 09 Abril 2016

POLIGONAL

Regresé a mi tierna infancia,
apoyándome en las dunas de una leche que amamanta,
encogido el corazón, anclado, sin esperanza,
bajo un cielo azul perdido, resquicios de luna amarga,
rodeado de jazmines, pensamientos que me espantan.
Lenguas de mar que peinan cabellos, como hilos de telarañas,
cuevas profundas, vacías, no miran, no dicen nada.
Quiero que al mecerme cantes, susurres nanas...

Tras dos largas primaveras, la marea ya no avanza,
otros pintan en la arena los surcos tus pisadas.
Marcaste bien los senderos a fuerza de pico y pala,
cavaste pozos eternos mientras yo te contemplaba
cinco puntitas de estrellas, como una noria giraban.
Duerme lucero del alba, la hiel no me sabe amarga.

Gotas de rocío, por tus mejillas resbalan,
al llegar a su destino, como por arte de magia
se pierden en ese cosmos,
una galaxia lejana.
Tu siempre susurrabas nanas.

Quiero que al mecerme, cantes, susurres nanas...
¿Quién es el niño ahora jugando en sábanas blancas?
a ver ¿quién escucha ahora, cuando casi asoma el alba
las voces que se disipan, que se escurren, que resbalan?
Quiero que al mecerme cantes, susurres nanas...

Beso tu tibia frente, y poso en ella mi mano.
Si fuera yo el azimut, la guía de tu mandala,
el génesis, principio y fin de esta llaga mal curada...
descansaría tranquilo.
Poligonal cerrada.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 553

Jorge Alfonso Ruiz Galindo

  -   Publicado el Domingo, 10 Abril 2016

Diez de Mayo

En postales citadinas

En rutinas como escenario

Ignoramos vidas que son divinas

Invisibles en un terrario

 

Yo recuerdo un día de mayo

En la esquina que pise mil veces

A una anciana que sin desmayo

Ofrecía algunas nueces

 

No existe cosa comprada

Que compense a una madre

Pero esta anciana no tiene nada

Y ni así, hay algo que la acobarde

 

Con un poco de rencor razono

¿Dónde estarán sus hijos?

Cuando al ofrecer noto el tono

De quien no vende en sus gritos

 

De repente al fondo de la calle

Se ve una pequeña silueta

La anciana le grita madre

Y recoge de pronto inquieta

 

Entre lo oscuro que ya se asoma

Toman rumbo las dos ancianas

Y el destino que se acomoda

Entre ellas y sus vidas ya brindadas

 

Equivocado al ver a una madre prolija

Y el motivo de su venta sin desmayo

La anciana era solo una buena hija

Preocupada un diez de mayo

 

                                                       Jorge Alfonso Ruiz Galindo

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 415

PABLO ALONSO RODRIGUEZ

  -   Publicado el Sábado, 16 Abril 2016

Sosegada calma

En la estancia de tu última morada

cuando los recuerdos entristecen

y la vida sutilmente languidece

evocas a la persona amada

El destino tiene rumbo inexorable

los brillos poco a poco palidecen

pero nuestro mundo aún algo ofrece

Y es el cariño irrefrenable

un manantial fino de alegría

una savia que fluye pura

el rincón misterioso del alma

que anega en profunda armonía

el manar de la vida futura

la pacífica y sosegada calma

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 247

Pablo Antonio Alvarado Moya

  -   Publicado el Lunes, 30 Mayo 2016

Vetusto

Vetusto de cabello blanquecino , vetusto lleno de sabiduría

que en su juventud hizo muchas cosas que hoy ya no podrías

Tú senil hombre que tiene mil experiencias vividas , te agradezco por

tus consejos , por tu sabiduría.

 

Oye tu Jóven , escúchame un momento ,¿ Porqué dejas que ese

hombre longevo pierda el aliento?

ese que te crió , ese que te mantuvo, ese que dió todo por tí hasta lo

que no tuvo.

 

Valóralo en vida , ahorita que puedes , luego solo habrá recuerdos , por

mucho que a Dios  ruegues.

Ahora dime! ¿Porque abandonarlo? ¿ Porqué herirlo? ¿Porqué juzgarlo?

Busca como consertirlo.

 

No es culpa suya ser víctima de ese alzhéimer destructivo , comprendelo

y hazle recordar lo que es estar vivo , no es culpa suya haber sufrido

ese derrame espantoso , apoyalo , que el esta pasando momentos

doloros , no es su culpa tener muchas enfermedades , comprende que

ese vetusto está pasando por muchas dificultades.

 

Amigo mío , piensa y reflexiona un momento,¿ es justo que a ese

vetusto le quites el aliento?.

Él dió todo por tí , ahora tú dá todo por él .

 

Y por último si tienes a ese añoso vivo siente orgulloso y altivo , al

mismo tiempo se con el un hombre comprensivo porque recuerda que

ese vetusto es tu sangre y no lo puedes dejar en el olvido.

 

Ámalo , valóralo , recuerda que nada es para siempre así que demuestrale a tu vetusto tu amor en el presente.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 91

Ana María Gómez

  -   Publicado el Martes, 05 Abril 2016

ella decide.

números de dos y tres cifras 

que intentan marcar su edad,

ha visto a jóvenes viviendo como ancianos,

a ancianos reír como niños,

y ninguno que la pudiera superar.

 

se mira en el espejo,

cada arruga es una carcajada pasada,

cada cicatriz un cuento viejo,

cada sonrisa el recuerdo de una vida

que por su puesto aún no ha acabado,

ni acabará hasta que ella lo diga.

 

Sale a pasear, 

a bailar, a gozar,

porque esto es lo que ella quería,

llegar a su edad 

pero seguir con la misma que tenía hace 30 años,

sus amigos, sus risas,

sus cantos.

 

Nadie se va a librar de sus ganas de vivir,

y menos aquellos que le querían negar 

el poder decidir.

 

Sal ahí a fuera y cómete el mundo,

que el ser mayor no significa 

que puedas permitirte perder un solo segundo

de esta vida tan magnífica.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 45

Jhon Deivy Torres Vidal

  -   Publicado el Martes, 12 Abril 2016

SI EN LA VEJEZ ME RÍO (tres voces a un tiempo)

Si  en la vejez me rio

Es porque el tiempo

A  distancia se ve

Como festivo río;

La catarata final es un enigma

Y ese misterio ¡ay! tanto me anima.

("Juego y resisto y respiro risas.

Nado, corro, oculto, exudo versos.

Vierto mis libros en mis blancos sueños,

Sueño tranquilo y mis nervios sueñan

Con un vigor que se filtró en los días.

Trazo una línea que poco recuerdo,

Pero mis nietos y mis hijos

Retozan y recitan, siluetas de mi vida")

-No soy mi alma derramada, nieve y oro,

No soy mi frente solamente, no,

Nos soy mis canas destellantes de vejez.

No soy el viejo a quién buscar su herida.

No soy mi sapiencia o candidez,

O el adagio que semeja, enhiesto,

Un bastón que renguea en otro tiempo.

Soy el caudal humano que serás

En distintos matices y aguas fijas-.

Me emociona siempre el inconstante río

Que avanza con mis pies y mis palabras

Y a veces duda y cae con mis olvidos.

("Muevo mi esqueleto y mi alma suelta

En la dirección más sólida y tupida,

Mis pies hacia las vidas múltiples

Que placen del festín danzado a ciegas.")

-Ahora el día es para mí un año niño

Y el año un día que se ocupa solo

De bruñir mi conmoción recóndita,

De madurar con soles de otra música...

También un río que confluye en otro,

Y a más en otro... hasta la pausa única-.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 45

María Elena Colmenares Magallanes

  -   Publicado el Domingo, 01 Mayo 2016

LOS OJOS DE MI ABUELA

Normal 0 21 false false false FR X-NONE X-NONE He visto tus ojos vidriosos últimamente

Y tus cabellos vestirse de gala

Con su mejor telilla blanca.

¡Luces tan reluciente!

Como acordeones, tu piel entona ciertamente

una  melodía extraordinaria

de  olvidos y de recuerdos

que colapsan tu memoria.

La incertidumbre colma neciamente

tus tiempos de miedos y alegrías,

ocurrencias inocentes

y de tercas despedidas.

Vi el miedo asomado en la alcoba recientemente

y tomo tu mano, y creo

que mi fuerza te acompaña.

Y yo te siento tan valiente.

Y tú, que sabes actuar disimuladamente

Y vestir tu confundida cara

De dulces y cálidas miradas

Y de alegres sonrisas pertinentes.

Y tú, siempre tan complaciente

y tan fuerte bobamente

le haces creer a la gente

que no está pasando nada.

Pero  tu voz temblorosa te desmiente

y me sopla el viento los secretos

de tu cruel desasosiego

que te confunde sagazmente.

Los años resienten lentamente

tu paso pacato y torpe,

tu ánimo presente

y tus contadas diversiones.

Aférrate a mi mano fuertemente;

aquí estaré yo fielmente

para devolverte complaciente

muchos días relucientes.

Y enfrenta valientemente

observando con regocijo

con esos ojos tan lindos

sonrisas agradecidas

hasta la hora de tu muerte.

María Elena Colmenares /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:"Tableau Normal"; mso-tstyle-rowband-size:0; mso-tstyle-colband-size:0; mso-style-noshow:yes; mso-style-priority:99; mso-style-qformat:yes; mso-style-parent:""; mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt; mso-para-margin-top:0cm; mso-para-margin-right:0cm; mso-para-margin-bottom:10.0pt; mso-para-margin-left:0cm; line-height:115%; mso-pagination:widow-orphan; font-size:11.0pt; font-family:"Calibri","sans-serif"; mso-ascii-font-family:Calibri; mso-ascii-theme-font:minor-latin; mso-fareast-font-family:"Times New Roman"; mso-fareast-theme-font:minor-fareast; mso-hansi-font-family:Calibri; mso-hansi-theme-font:minor-latin;}

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 34

Carlos Barranco

  -   Publicado el Domingo, 24 Abril 2016

MISIÓN CUMPLIDA (“Vida, nada me debes…vida estamos en paz.” Amado Nervo.)

Aunque duela admitirlo, estoy cansado. El vigor y el empuje se me fueron

quedando en los caminos. Se perdieron en no-sé-qué momentos del pasado.

Fue agradable el ascenso, no lo niego. Subir es revestirse de coraje

y hay que avanzar y continuar el viaje, porque eso es parte sustancial del juego.

Caer y levantarse con porfía. Mirar albas y ocasos igualmente.

Vivir el hoy y ahora intensamente, viviendo con afán el día a día.

Fue duro a veces, áspero, el camino. La adversidad fue por momentos, mucha.

A veces quise abandonar  la lucha ante lo inexorable del destino.

Sin embargo aquí estoy. Miro añorante las brechas, los senderos, los caminos

que anduvieron mis pasos peregrinos mientras miraba siempre hacia adelante...

Y hoy contemplo en verdad, desde la altura, mínimos los escollos superados

y en su real dimensión, las imponentes montañas que miraba en la llanura.

Sé que no fui un modelo de heroísmo, aunque luché en variadas ocasiones

en inferioridad de condiciones, contando nada mas conmigo mismo.

Pero... así es la existencia. Algunos seres al infortunio están encadenados,

mientras otros nacen predestinados al poder, a la gloria, a los placeres.

Cada quien con su cruz o su alegría. Cada cual su miseria o su fortuna.

Tenemos pre-asignadas tumba y cuna y una porción de hiel o de ambrosía.

Por eso, voy hacia el final, confiado. Con mi paso inseguro. Lentamente.

Se que se acerca inexorablemente el momento del "todo consumado".

Y es que las señas muestran su certeza en el cuerpo pesado y achacoso:

El paso torpe, lento y trabajoso y de canas cubierta, la cabeza...

Pero sigue el espíritu, animoso. El ánimo vital no se deprime

y en la cárcel de carne que lo oprime altivo permanece y orgulloso.

Y así con la materia en decadencia y en los linderos de la eternidad,

para no doblegar mi dignidad, tengo un gesto postrero, de insolencia:

Quiero mirar altivo, la postrera Luz solar, cara a cara, frente a frente.

No importa si al final de mi carrera deba quedarme ciego de repente..

Y al final, como extrema despedida  diré,-cuando mi ruta esté completa-

lo que en un trance igual dijo el poeta: "Confieso que viví"...     ¡Misión cumplida!

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 27

jose Ferrer

  -   Publicado el Domingo, 10 Abril 2016

Libro mítico de la vida

No te conozco, pero deseo hacerlo...
Eres un libro basta de historias ¿Cómo no querer leerte?
Eres la cascabel que suena, la lluvia que cae,
sin conocerte puedo delirar sobre tus ideas,
sobre tus sueños.
Te asgo de la mano y me brindas calma,
la persona más segura...
te sorprende lo nuevo y a mí lo de antes.
Déjame fotografiar esas líneas llenas de palabras para decir,
regálame esos ojos.
No te conozco, no sé quién eres, ni cuál es tu nombre.
Solo quiero escuchar esas experiencias vividas y por vivir.
Mañana saldrás de viaje a conocer lo que no has conocido,.
por la mañana llegarás y me contarás todo;
de qué color eran los pájaros,
cuantos mares conociste,
cuantos deseos pediste a las estrellas fugaces ,
cuantas canciones bailaste en aquella noche celeste.
Me asirás de la mano y me dirás que vaya contigo esta noche.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 16

Moisés Edelberto Alvarez Monroy

  -   Publicado el Viernes, 22 Abril 2016

Al Tranco Tranqueando

El Sol penetra el cristal,

Abrazándome en mi lecho,

Despacio pongo derecho,

mi estructura colosal.

Ahora que soy ancestral

Y con surcos en mis manos,

Mi tiempo en reloj romano,

Se goza en cada momento,

Son lentos mis movimientos,

Feliz de ser un anciano.

 

El tiempo no pasa en vano,

Tengo surcos en mi piel,

Que es dulce como la miel,

tan frágil como un gusano.

Hoy quiero sentir tu mano,

Recorriendo con dulzor,

en este tiempo de amor,

que palpita como antaño,

¡Como han pasado los años!,

ya soy adulto Mayor.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 16

natalia aleiram

  -   Publicado el Viernes, 08 Abril 2016

Por existir

Con todo este sufrimiento no sé cuántos lleguemos a viejos...
sin ellos... Otro eslabón perdido...

¿Has visto cuantos niños andan por allí muriendo?

Jubilación, júbilo, felicidad.

¿Cuantos años hay que pasar para ser feliz?

¿Cuántas transformaciones físicas? Tan extremas como míticas.
Envejecer debe ser ascender a Dios. Volver a empezar una vida en otro cuerpo plagado de recuerdos. Recuerdos que te erizan la piel, te hacen llorar. Empiezas a amar de verdad, a extrañar de verdad.

Sientes la soledad plasmada en el mundo con cicatrices

¿Soy acaso el único que lo siente?

Estoy solo...

Siento los días tristes.

Hay metas que cumplir,  y llegar al júbilo es una muy importante... Hoy no sé cuántos jóvenes conozcan esta magnificencia.

¡VIVID!

Vivid por tus hijos,
Vivid por tu madre,
Vivid por tu padre,
Por los nietos,
POR LO QUE AMÉIS,
Vivid con amor,
y cuando toquéis despedidos hacedlo con gracia y armonía, siempre con una sonrisa.
Iluminen este camino para que podamos llegar a él,
para sentir como vosotros la vida, ayúdenos a apreciar este hermoso paseo.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 13

Néstor Quadri

  -   Publicado el Martes, 12 Abril 2016

Mi Buenos Aires de ayer

El ritmo tanguero fue mi emoción,

en aquel Buenos Aires de esplendor,

y recordar la época de mi flor

me hace latir con fuerza el corazón.

 

Cuando oigo llorar al bandoneón

añoro el bodegón con el cantor,

y esas calles teñidas de color

entre yuyos y el fango del zanjón.

 

El tiempo ya ha borrado ese portón,

pero aún mis ojos detrás de un velo

ven los carros entrar al corralón.

 

Pero si hoy elevo la vista al cielo

y una piba se asoma en el balcón,

sueño una serenata y me consuelo.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 11

Gleide Ribeiro Omena

  -   Publicado el Sábado, 09 Abril 2016

BALANCE DE VIDA

Gleide R.Omena

BALANCE DE VIDA

 

Me miro al espejo,

Veo claro el camino de mil lágrimas.

Tajo hondo,

Línea tortuosa,

Vista abajo,

Hasta el fin de mi cara.

 

Agua salada,

Que no alisa,

Que erosiona,

Dejando la rosa,  gris,

Surcos oscuros opacos a la luz.

Visión aterradora  de hoy,

Reveladora del ayer.

 

¿Por qué me marcaste tanto, tiempo?

Inexorable registrador de mi alma,

Contable de mis llantos,

Tesorero de mis risas,

En un deber y haber,

Sin cobros positivos.

 

Por la profundidad de estas marcas,

Le digo que mucho lloré,

Le digo que mucho reí.

 

¿Más sufrí?

¿Más gocé?

 

¡Más  viví!

 

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 8

Natalia Daysi Pérez González

  -   Publicado el Martes, 12 Abril 2016

Vejez, edad divina

Qué triste
es la vida, cuando al pasar de los tiempos

Yo continúo
asumiendo lo que mis ojos están viendo

Es algo que
no entiendo y por día está consumiendo

Y se están
ensombreciendo como un agujero negro

Con los
años van luciendo y en su piel está creciendo

El devenir
de los tiempos y el sufrimiento eterno.

Es muy
triste lo que siento cuando te veo en el lecho

Cuando veo
deshecho un mundo transitado, uno forjado

Con angustias y pesares, quisiera resurgir los andares

De un mundo
de ensueños, e introducirme en tus sueños

Y mirarte
por dentro y notar tu sufrimiento perpetuo

El que
ensombrece tu aliento, y se queda en tu mirada

Perdida, en
una angustia extendida, en una mirada fija

Es una vela
encendida que se va desgastando en silencio.

Realzo los ojos al cielo y noto un gran trasiego de luces

Siento
volar las codornices posándose de rama en rama

Siento como
se derrama tu vida como la cascada y llamas

Sin recibir
la respuesta segura, una que te augura ser feliz

En el medio
de la nada, donde aquellos que te aclaman

Donde
aquellos que te aman de una manera desmedida

No desean
ver tu partida, solo necesitan saber que te animas

Cuando en
sus rostros reaparece una sonrisa excesiva,

Una sonrisa
de amiga, que puede alegrar tu alma.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 8

Pedro Antonio Segura

  -   Publicado el Miércoles, 11 Mayo 2016

VEJEZ

 

Vejez:

Haber vivido y seguir viviendo

Haber amado y seguir amando

Haber surcado y seguir sembrando

Haber sentido y seguir sintiendo.

 

Caminos andados

Huellas gastadas

Rostros marcados

Vidas amadas.

 

Vivir en la vida

Vivir el momento

Vivir sin herida

Vivir con aliento.

 

Vivir en la luz de una sonrisa

Vivir  en el amor de un "te quiero".

 

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 8

© 2017 Soypoeta.com
Joomla! is Free Software released under the GNU General Public License.
Mobile version by Mobile Joomla!