Soypoeta.com

Información cultural especializada en poesía. Red Social de Poesía

FacebookTwitterLinkedinRSS Feed

Ainara Rodríguez - Martes, 02 Agosto 2016

Llorando te versé, y amaneció un gran día.

Hoy va ser un gran día,

y hoy van a ser todos los dias.

Sonríe entre cortada a la luz del sol 

como si un ser supremo rezase por ella.

Decide amarrarse a la sonrisa de quien siempre

hace que la tenga.

Lleva doscientos dieciséis versos en su piel,

y aún dice que no sabe pintar.

Abre el alma de par en par 

y lleva el coraje de armadura.

Sabe que nadie puede herirla 

y aunque a veces se sienta de cristal, 

es ella, puede cortar.

Besa a la luna y se come al lobo que llore por ella.

Amanece, que no es poco

y mientras unos juegan a matar

ella vive a morir.

Está creando mundos paralelos en otras costillas

que no son las mías

Esta soñando tener alas,

y yo juro que es ángel caído.

Se aferra a la vida, 

a la huida de quien siempre vuelve.

No sabe lo que quiere,

pero tiene claro lo que no.

No nos damos cuenta,

y es que a veces es mejor salir por la salida de emergencia

porque esa puede ser la puerta grande.

Aunque yo, por muchas puertas que se me abran

sigo prefiriendo quedarme 

rompiéndome los dedos en la ventana 

del que mira con esperanza para a fuera,

pero se queda contigo. 

La manía de ser naufragos,

poetas,

cuando sabemos volar entre párrafos,

cometas.

Atentado de tercer grado contra tu pecho,

noto un corazón que late a compás del mío...

No dejes que se rompa.

Atrévete a soñar, pero despierto.

Hay que ser cobarde

y volver,

hay que ser valiente

y nunca irse.

Llorando te versé,

queriendo(te) besé

y aunque las estaciones cambien

siempre amanece.

No necesitas motivos si se trata de tu sonrisa

mira al cielo 

el suelo siempre va a estar en tus pies.

Mañanas que parecen cruzigramas

y tu mirada fusilandonos el alba

-o el alma- 

Atrévete a vivir, 

porque morir será rutina.

Cambia tu pierna izquierda y levántate siempre con la derecha.

Acaricia el alma de quien te guarda,

en la ignorancia de no saber que estás en estos renglones,

con la conciencia de ser tú mi talón de Aquíles. 

Vence, 

guerrera no desistas,

de los rotos más abiertos

nacen artistas.

Clávale tu mejor sonrisa a quien diga que no puedes,

ríete de tus problemas sin dejar que lo hagan ellos antes.

Confía,

hoy es un nuevo día

amaneció

abrí la ventana 

y eras tú quien venía.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 54

Comentarios (0)

Déje un comentario

Usted está comentando como invitado.

Cancelar Enviando comentario...

Publica tus poemas
Difunde tus eventos
España e Hispanoamérica

Únete a la más importante...

Red Social de Poesia

Suscríbete al Boletín

museos-200-01

blog-soypoeta-home-200-01

Banner

Mario Benedetti

 

Publicidad gratuita:

Publica tu libro con Bubok

Casa del libro