Soypoeta.com

Información cultural especializada en poesía. Red Social de Poesía

Inicio Especiales Concursos Temáticos XV Concurso de Poemas Temáticos Red Social de Poesía: La mañana era fría

XV Concurso de Poemas Temáticos Red Social de Poesía: "La mañana era fría"

Estado: cerrado
Fecha: 01/10/2016 - 30/11/2016

El "XV Concurso de Poemas Temáticos Red Social de Poesía" tiene como temática "La mañana era fría". Este concurso debe comenzar obligatoriamente con el verso "La mañana era fría", que servirá para inspirar el resto del poema, que será libre más allá de esta frase, tanto en el contenido como en el título. (ver bases).

Hasta el 14 de diciembre puedes votar tu poema favorito

Poemas ordenados de más a menos votos:

 

Ordenar: más votados | más recientes

Víctor Monsalvo

  -   Publicado el Domingo, 30 Octubre 2016

Huesos de fantasma

La mañana era fría,

nadie en el sendero más que mis lágrimas,

el corazón ardiente de deseo y la piel quebrada de recuerdos,

tus ojos vacíos de miradas,

tus latidos, golpes fondeando mi barca,

tus pasos esfumándose en nostalgia

y yo mirando pasar la nada.

 

No pude retenerte en la memoria,

no pude gastar espacios de infinitas caracolas,

no supe atreverme, no tuve tus agallas,

el vidrio destemplado me desvaneció como un fantasma.

 

En la esencia de mis huesos, amiga,

quedará petrificado como una marca

de fuego y de dolor, de pálida fragancia,

que dejé irte, vital, sublime,

convirtiéndome en cobarde y en canalla.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 5

maria josefa estevez

  -   Publicado el Martes, 08 Noviembre 2016

Soledad

La mañana era frìa,

como tantas otras que recuerdo

a travès del tiempo.

Estar en soledad,

solamente con pensamientos

que en el diario discurrir

no puedo olvidar.

El despertar a tu lado

la caricia,el beso de la mañana.

Nada existe,sòlo recuerdos

de momento fugaces

que se pierden en el tiempo.

Sigo adelante envuelta

en la nostalgia de aquellos instantes.

Me ayudan a aceptar,

el frìo diario del destino.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 5

María Cruz Pérez Moreno

  -   Publicado el Miércoles, 09 Noviembre 2016

Empapela de abrazos

La mañana era fría,

gélida como mi alma

debido a tu distancia

que provoca agonía.

 

Y te grito ven, vuelve

empapela de abrazos

mi triste corazón

te continúo amando.

 

Y no entiendes ni escuchas

no paso la distancia

creada por tu marcha

y, no acaban mis lágrimas.

 

La congoja es mi dueña

no vislumbro esperanzas

no hay llamadas ni cartas

nada, no tengo nada.

 

María Cruz Pérez Moreno -acnamalas-

Derechos de autor reservados.

09/11/2016 Madrid. España.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 5

Juan Carlos Varas

  -   Publicado el Miércoles, 16 Noviembre 2016

Habitantes de la madrugada

La mañana era fria

en la calle mil formas aparecen

En este despertar llevan prisa

el noble diarero con su anuncio aspira

llevar el pan a su hogar este día. . .

 

De pronto por allá irrumpiendo

una silueta femenina de sensual mirada

Con su abrigo, a lo mejor sus penas cubriendo

retornando quizás de su noche samaritana...

 

Luego aparece el barrendero con su palma

Limpiando calles, a lo mejor piensa,

que le deparara esta mañana

ojala menos aflicciones y menos cargas ...

 

Por esta vereda una pareja extraña:

Dos ancianos conversan abrazados

A lo mejor de las buenas añoranzas

o también de los sacrificios realizados...

 

Y van y vienen los personajes que cada día

me los encuentro en mi andar cotidiano

para recorrer estas calles frías

tendrán todos ellos un existencial motivo...

 

Todas estas vivencias compartidas

Somos habitantes de las  madrugadas

Sumergiéndonos en cada jornada

En la vorágine de la vida,

pero todos aun con esperanzas . 

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 5

Santiago Andres Coraglia

  -   Publicado el Martes, 29 Noviembre 2016

Mi naufragio

La mañana era fria,

Suave brisa, acaricias mi alma triste.

Consuelo de los astros, que brillan,

tratan de iluminar mi alma,

vencida, oscura, sin vida.

 

En silencio, recostado sobre el bote de mi vida.

Aroma de agua dulce, suave noche.

No encuentro consuelo, no encuentro el camino.

No encuentro la fuerza, para seguir remando la vida.

 

Solo observo, la oscuridad,

mi reflejo, tal vez.

Me dejo guiar por esta marea de penas,

sin rumbo, ¿A donde me han de llevar?

 

Y pienso, naufrango, en tristeza.

Soledad, silencio, reflexion.

Sigilosa, luna hermosa,

apareces en mi cielo.

 

Envuelto en tu luz, dama blanca de la noche,

mi mente se calma, tu consuelo me alivia.

Encuentro paz, en tu manto de brillo quiero descansar.

 

En silencio, recostado sobre el bote de mi vida,

tu luz universal, golpe de gracia,

llevan mis ojos a reposar.

 

¿Estoy muriendo, o estoy viviendo?

¿Mueren mis sueños, o voy a su encuentro?

¿Quien sabe?, ¿Quien soy?, ¿A donde voy?

 

En silencio, recostado sobre el bote de mi vida,

madera, agua y viento,

noche, estrellas y luna,

no encuentro respuestas, naufrago de este triste poema,

¿Muere en mi esta noche oscura?, ¿Amanecera en mi un nuevo dia?

¿Quien sabe?, ¿Quien soy?, ¿A donde voy?

 

Santiago Andres Coraglia

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 5

Daniel Tena Chaves

  -   Publicado el Miércoles, 30 Noviembre 2016

A la sombra de un árbol.

Me falta el aire.

Cada día, un poco más.

No dejo de pensar en todas

las desgracias mundiales.

La guerra, el mal, el hombre, el hambre,

el deshielo de nuestros glaciares...

Si te digo la verdad, me da miedo hasta

respirar, porque no sé cuándo será

la última vez.

A los pájaros ya les da miedo volar,

porque puede que sea la última vez

que vean su hogar.

Si estás sentado, leyendo o descansando

a la sombra de un árbol, disfruta

de su sombra, respira hondo, acaricia su tronco y

acaricia sus hojas, porque puede que algún

día lo vayan a talar.

Y a nuestros pulmones les faltará el aire.

Cada día, un poco más.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 5

Andrea Sanjurjo

  -   Publicado el Domingo, 02 Octubre 2016

Me faltas

La mañana era fría,

tan fría como tu alma.

 

Tan fría que la envidiaban

hasta tus más gélidas

y perpetuamente helantes palabras.

 

Tan fría

como la punta de mis yemas;

esas que cada día escribían sin descanso

sobre la historia de este destino incierto.

 

Yo me tornaba sumida en melancolía;

ya rendida,

seguía rebuscando una razón

entre las trizas

de todo ese amor que quizás nunca existió.

 

Una razón

para darle sentido a la situación

que nos hizo caer

en este tan turbio y a la vez arduo duelo.

 

Porque ya no sé si tu recuerdo

se limita a matarme

con sus constantes

cortantes realidades;

o a la vez intenta influirme

para al fin devolverme a la vida.

 

No sé si alguna vez volveremos a ser nosotras

o continuaremos perdidas

preguntándole al camino

por qué tantas piedras seguidas.

 

Porque todo en mí

gira en torno a ti.

 

Porque tú

y solamente tú

le das sentido a cada resquicio de mi cuento.

A cada verso,

a cada deseo que pido cuando fugazmente

te veo brillar.

 

Porque eres mi mentora,

mi pilar fundamental

y te necesito tanto

como un lector su capacidad de soñar.

 

Sólo espero que reflexiones,

que te des cuenta

de que estar así no es lo ideal.

 

Que quizás no lo sepas,

pero yo jamás te dejaré de amar.

 

Autora: Andrea Sanjurjo Martínez

Pseudónimo: Andy da Fonte

DERECHOS RESERVADOS

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 4

Praxedes Pariente

  -   Publicado el Sábado, 08 Octubre 2016

La mañana era fría

La mañana era fría y allá me fui, sin ver el amanecer

con el redoble de la lluvia el viento marca el compás

al apoyar con fuerza sus gotas enormes,

en los cristales de la ventana.

Las campanas perdidas en la lejanía y disciplinadas en el tiempo

dan las seis... ¿o acaso las siete? Que más da, si no las conté!

Diría que no me interesaban y por tanto, yo bien sabía,

yo conocía bien la hora exacta

Con las cerradas nubes, el alba no se despierta

miro apresurada el reloj y una sola ojeada me basta

para sacudir mi soñolienta pereza

como indomito corcel en desemfrenada carrera.

Con pié ligero y tierna acogida, el Tiempo

va regando su camino de rosas y erizadas espinas

y va ganando poco a poco, la cima de su zenit enrojecido

El Tiempo, relámpago que esparce las frías cenizas de la vida

ola estrellada contra la roca y envuelta en esfimera espuma

es mariposa, que incendia al sol los colores de sus alas

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 4

Maximiliano Sacristán

  -   Publicado el Martes, 25 Octubre 2016

Sensación térmica

“La mañana era fría”, así debería comenzar todo poema de aquél que en la matriz misma del invierno y de su hogar no pudo pagar el gas. El calefactor es un cadáver cual robot Arturito vuelto atrezo tras la escena. La chimenea es decorativa y la estufa a kerosene en el galpón es un inoloro mártir de la lucha contra el Progreso. Por eso me acerco a la ventana como una oruga en su crisálida de mantas y desempaño el vidrio para descubrir que la jornada es otra vez un afanoso hormiguero de nucas obedientes ante su destino: hoy tampoco habrá Revolución. Observando la vida pasar por la vereda de enfrente pienso que una mañana fría debería ser suficiente estímulo poetizable para el ocio del desempleado activo. ¿A cuánto cotizará la hora del poeta tiritante balbuceante ayunante? En fin qué más da aún la fuerza pública no me ha confiscado este cuaderno ni este lápiz. Puedo seguir con el curso auto asistido de grafomanía para engañar al frío de los huesos. Aunque la muñeca dude y el trazo tembleque inquiete a mis exégetas del porvenir yo sigo escribiendo en sesión privada de grafoterapia dispuesto a auyentar el vapor de los malos pensamientos y al ogro Invierno confabulado con el paso de las horas.
¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 4

Nahuel Rías

  -   Publicado el Sábado, 29 Octubre 2016

Te extraño

Te extraño

    Te extraño,
mi tesoro de amor
aunque sé que te hice daño
y te provoqué un profundo dolor.

    Que vos no merecés
porque sos buena conmigo
y además muy feliz me hacés
mientras cambiás de parecer mi desdichoso destino.

    Pero yo me arrepiento
de ofender a esa cosita hermosa
que lo juro, no miento
cada día la veo más preciosa.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 4

silvia arone ocaña

  -   Publicado el Miércoles, 09 Noviembre 2016

Historia de Dos...

La mañana era fría

nadie  imaginaba lo que pasaría

se percibe un olor funebre en la ciudad

aquella noche se desataría la tempestad.

 

Noche a noche,beso a beso se unieron

los dos hasta el fin se quisieron

tiernas y dulces caricias se ofrecían

pero ese cariño no les pertenecía.

 

Tras la sombra se ocultó ,

el padre en pleno abrazo la humilló

gritos de dolor y clemencia imploraba

tanto sufrimiento por sentirme amada.

 

A él matarlo deseaba ,

pronto al fin su cuerpo descansaba

antes de su pronta muerte clamó

juro que mi corazón siempre te amó

y murió.

 

Al enterarse la joven sobre el suceso

pronto a su mente vino un receso

beber de un trago extraño a pensado

bebió del trago y su huida logró

llamándola estaban mas no despertó.

 

En la tarde la llevan al sueño eterno

la tormenta cae por ser invierno

en la oscuridad las dos almas se buscan

extienden sus manos y se juntan.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 4

Clara Alcolea Galilea

  -   Publicado el Domingo, 13 Noviembre 2016

La sonrisa como abrigo

La mañana era fría;

el espejo veía

su falsa sonrisa...

 

Decididamente,

la mañana era fría.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 4

jeison sibrian

  -   Publicado el Miércoles, 16 Noviembre 2016

Hoy hace mil días.

     La mañana era fría, tanto que se percibía en sus coloradas mejillas; su aliento era una neblina cálida que descansaba en mi almohada.

     El único testigo de su genuina belleza, aparte de mi propia existencia, es un ténue rayo de sol que encuentra su final entre las oscuras hebras de su cabellera; pinto suaves caricias sobre su cara hasta que con la mirada me pregunta "¿me amas?".

    Hoy hace mil días la mañana era fría, hoy hace tanto te tengo solo entre mis fantasías, y hoy hace tanto te fuiste sin escuchar cuánto te quería.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 4

Noelia Bermúdez

  -   Publicado el Lunes, 21 Noviembre 2016

Palabras del caminante

La mañana era fría

Y yo bebía de su coraje,

Pues me levanté, como acostumbro,

Sin el mío.

 

Se despertó la vida

En tan cotidiana imagen,

La de un pueblo

En un invierno frío.

 

La noche había dejado

Fantasmas de risas

En las esquinas,

Insonoras ya.

Los dueños ya dormían.

Yo caminaba.

 

Lunes era.

Me dispuse a buscar la belleza

En un mundo donde yo soy la presa.

Así anduve entre recuerdos

De mi antigua lozanía

Que a mi paso se perdían

En la niebla de aquella,

Una mañana cualquiera.

 

Dibuje una sonrisa en mi rostro

Como tantos otros

Que al pasar miraban de reojo.

¿Quién sabe qué demonios batallan,

Como en mí, detrás de sus ojos?

Tales males hoy los pusimos a dormir.

Es lo que haces si quieres vivir

Y un día más tu alma inhibir.

 

Así vagamos esa mañana,

Y hoy y ayer, y mañana al alba,

Con tal lúgubre compaña,

A saber: sueños rotos y dolor en el alma.

Mas mis pies siguen la marcha

Cual el tic tac del reloj,

Pues mi cuerpo que ya es máquina

Funciona pese a mi corazón.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 4

María Zenaida Santana Medina

  -   Publicado el Miércoles, 23 Noviembre 2016

A tu ausencia (seguidillas)

La mañana era fría,
lienzo de escarcha
y tus manos ausentes,
ventanas blancas.

El lodo en el camino
huella de plata,
el destino vagante
bajo mis alas.

Y el suspiro de lluvia,
la casa helada,
llanto de nuestro jardín
de madrugada.

Eras como el cerezo,
nubes en rama,
ahora eres el frío...,
fría mañana.

En la senda del valle
eras mi sombra,
ahora eres el frío...,
ahora nada.

La caja de Pandora...
¡vientos al alba!
Eras abrigo, mi piel...
¡ahora nada!


 

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 4

Publica tus poemas
Difunde tus eventos
España e Hispanoamérica

Únete a la más importante...

Red Social de Poesia

Suscríbete al Boletín

museos-200-01

blog-soypoeta-home-200-01

Banner

Mario Benedetti

 

Publicidad gratuita:

Publica tu libro con Bubok

Casa del libro