Soypoeta.com

Información cultural especializada en poesía. Red Social de Poesía

Inicio Especiales Concursos Temáticos XVI Concurso de Poemas Temáticos Red Social de Poesía: "Refugiados"

XVI Concurso de Poemas Temáticos Red Social de Poesía: "Refugiados"

Estado: cerrado
Fecha: 01/01/2017 - 28/02/2017

El "XVI Concurso de Poemas Temáticos Red Social de Poesía" tiene como temática "Refugiados". Para este concurso se piden poemas relacionados con la crisis de los refugiados que estamos viviendo en Europa, desde un punto de vista de apoyo, solidario o de crítica social. Cualquier poema que suponga un menosprecio a los refugiados, será eliminado. (ver bases)

VOTACIONES HASTA EL 14 DE MARZO (incluido)

Poemas ordenados por mayor número de votos:

 

Ordenar: más votados | más recientes

Ydalia De La Cruz

  -   Publicado el Lunes, 16 Enero 2017

¿Refugiada Soy?

¿Soy,  la pequeña refugiada?

Inmadura e indomable

que  reía desafiante

entre románticos versos.

Llegando a  una humilde muchedumbre

con libertad y con miedo.

Cuando el tiempo no

acurrucó mis sueños

altiva no di paso a la espera.

Con amarga experiencia soportaban

mi encono entre escasez de luz

dejé dormidos sentimientos y penas.

Recorriendo espacios, soportando sus reglas

con reflejos de angustias, como una ave segura

extendía mis alas y daba ruta a mis vuelos.

Encontré cookies que dormitaban con sonrisas

y lagrimas, entre aves astutas que se posan

y duermen, en un tronco batido

por tormentas y truenos.

Continúe inmigrando entre escasez de

tierra sin firmeza ni dueños,

esperando siempre lo que no

llegue o lo que siempre viene.

Hoy, la mujer de antaño, la inmigrante.

de corazón en calma, la voz opaca por

tornados y truenos  por el frío y la nieve

en una bella esquina recuerda que

algún día le amaron.

En un diván su cuerpo, un pincel en la mano

soportando mil quejas, sus pasos no se agitan,

por trazadas líneas rectas sobre sus cienes ha

soportado el sol para olvidar las penas, su pelo

gris brilla al elevar un rezo, mirando al infinito

por ser ella una estrella.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 409

Amras Alucard Van Blood

  -   Publicado el Lunes, 23 Enero 2017

Ocúltate en mi corazón

No debes de llorar, que caminar en el intenso frío y navegar el mar bravío no te haga decaer, más no recordarás que viviste el ayer si en un amanecer se te pinta un mejor mañana y temeroso verás la hazaña del hombre que matando alimenta su poder.

No debes de parar, piensa en que podrás, sigue así y llegarás, justo a senderos floridos y que del desierto el alarido ya jamás escucharás.

No debes de temer, ten paciencia, ten coraje, que la ayuda está contigo, la confianza de un amigo en los puertos hallarás, y a la hora de zarpar no dejes la pelea pues hoy fue una gran marea y mañana la bondad.

No debes de recordar, aprende que las guerras pertenecen a tu olvido, si recuerdas lo sufrido sólo llorarás, y tu alma drenará esas lágrimas del pasado, tú no estás abandonado porque en mi hombro reposará tu cansada travesía, no recuerdes que un día por poco pierdes libertad.

No debes de creer, que nunca acabará, pues si lo hermoso tiene un fin, la tragedia mucho más.

No debes de pensar, que el hombre hace daño, son sólo ermitaños que buscan la maldad y que dañan sin piedad causando desolación, pues en nombre de ninguna religión tu existencia no es bastarda, más errada y retarda la que en sus leyes pida que el fin de una vida es la solución.

No pierdas la esperanza, que las bombas callarán, que los ríos fluirán y que tu futuro espera, sólo reza por el que hereda estos páramos de sangre, que la suya no derramen bajo el filo de una organización, ni siquiera un vil ladrón merece esa tortura, mucho menos una criatura que empezaba a existir, que la palabra "morir" no pertenece a su diccionario, sino estar a diario entre juegos y sonrisas que como una suave brisa es agradable a quien la ve.

Ahora vive y no te calles, que tu voz sea oración que genere prosperidad, con versos y detalles en poemas hablarás que no hay pelea, no hay batalla que extinga la felicidad.

Aquí hay armonía, aquí hay paz, no sientas desesperación, cantaremos juntos una canción en honor a la esperanza, nuestra alegría alcanza para compartir la emoción y recuerda sin pavor que si escuchas a la alarma que trae la destrucción, tendrás en mí refugio y que no eres una carga, para cuando el fuego arda ocúltate en mi corazón...
¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 72

Kamir Cortes

  -   Publicado el Jueves, 19 Enero 2017

Aunque te vayas refugiado a otras tierras

Aunque te vayas refugiado a otras tierras

Te vas veo que sí,                                                                                                                                       de tu tierra amada.

Ya que existe guerras armada,                                                                                                                 y tú en medio de un caos sin fin.

Te pregunto si algún día volverás,                                                                                                        a esa patria hoy dejas, no porque quieras,                                                                                         sino porque estas contiendas,                                                                                                                                                              te obligan a ira para otras lejanías.

Vas llorando a cada paso quedas,                                                                                               dejando todo atrás.

Tu infancia, tu adolescencia, tu vida, tus amigos y familiares,                                                                                                              que nuca volverás a ver más,                                                                                                                                                            ya que la muerte los ha llevado al más allá.

Ora igualmente refugiado, aunque hayas pasado mil males,                                                                                                                   y soportar  en dolores en otros suelos terrestres.

No dejes caer tu fe,                                                                                                                                                                              ni esperanza viviente,                                                                                                                                                                         que alguna mañana de sol ardiente,                                               estarás otra vez en tu tierra querida.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 63

Johan Cladheart

  -   Publicado el Lunes, 16 Enero 2017

Tierra de por medio

Hubo un día

en el que un hombre puso una etiqueta

a un trozo de tierra.

Y en la etiqueta se pintó un nombre.

Y no hay hombre sin precio.

 

Después los hombres

ondearon la etiqueta

de su tierra.

Y en el aire se pintó orgullo.

Y no hay orgullo sin guerra.

 

Los hombres mataron y murieron.

La etiqueta o la vida.

La raza o la vida.

La religión o la vida.

Entierros vestidos de etiqueta.

 

Tierra con fecha de caducidad,

resquebrajada

por odio y por dinero.

Diáspora de semillas buscando siembra,

tierra de por medio.

 

Manos de agricultores cansadas.

Sangre que riega la sangre.

Bienvenidas ásperas:

no hay hueco para tus raíces

en el pinar de mis abuelos.

 

Después de la tormenta

que riega la indiferencia,

después del fruto de la guerra

la cosecha del odio:

la tierra de por medio.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 44

Milimar

  -   Publicado el Lunes, 06 Febrero 2017

Línea de Tiempo del Refugiado

Con hidalguía encapsulada en las flictenas de los pies

lacerados de infortunio, guerra, muerte. Exhaustos, náufragos...

¡Sobrevivientes!

Con hambre de futuro, rescatados, estresados, sus ojos lloran para limpiar

esas imágenes que, con cada lágrima, en suelo extranjero buscan sepultar.

¡Esperanzados!

Incomprendidos, insultados, etiquetados, cosificados,robados,

maltratados, violados, discriminados, moribundos...

¡Desoídos!

Marginados, calumniados, aislados, degradados, estigmatizados

deshumanizados, usados, negados de justicia...

¡Invisibilizados!

Retenidos, sin derechos, indocumentados, rechazados,

objetados, deportados, maltratados, abusados...

¡Olvidados!

¡Relegados! a esos campos donde el llanto no es de pena, ni de rabia,

es de turbio amanecer, por la espera prolongada de un mañana

que fue ayer.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 32

Ariel López

  -   Publicado el Lunes, 23 Enero 2017

Refugiados

Refugiados

Ahí entre los escombros, entre el polvo, con llanto en el alma y frío en sus hombros, acurrucado, hambriento, temblando, sudando, pensando en tanto, y el dolor se adueña de su encanto.

A tan corta edad, un niño; tan siquiera, grande, con su ingenuidad; se pregunta ¿Por qué sus heridas sangran? y ¡no comprende! ¿Por qué tanta oscuridad?.

Pequeño, descalzo sufre su hambruna, hurgando en sus recuerdos llora; por el golpe de la escena dura, que desgarra y huye entre la basura, buscando que comer, sin ternura, deja de correr y con premura se refugia... pues le teme al anochecer.

Su húmeda mirada se nubla sin razón, quebrando su corazón, el sufrimiento se interrumpe nuevamente por una explosión; de nuevo hay acción, el ruido infernal se desata; cual maldición, ¡no entiende!, ¡no comprende!, ya no hay techo... ¿Qué paso?.

No hay más remedio, llorar es la solución, ya no hay compasión, sin madre no hay consuelo, su dolor crece y su miedo lo entorpece, ella se marchó al amanecer con su hermano en brazos, besó su frente; entre sollozos fríos desapareció, el comprendió, y tan pequeño su calvario comenzó.

Sus manos tiemblan, sin ver, su erizada piel azulada y sangrienta, una pequeña mano reconoce, el horror desnuda su alma sin pudor, aquel ruido ensordecedor de ayer provoca hoy el más grande dolor, sus gritos; estremecen al testigo, y el silencio ahoga, un nudo en su interior, descubrir, luego de sufrir aquella eterna noche anterior, porque su madre no regresó; ¿Por qué? solo su rebozo rojo ¡envuelve el resto de aquel que tampoco volvió!, su razón no es suficiente para entender la emoción, sus cinco añitos perturbados por la conmoción.

¡No puede ser! ¿Mamita por qué? ¿Por qué saliste? Si ya había comido ayer, ¡ahora que te fuiste para no volver! ¿Qué voy a hacer?...

Yo solo quería jugar y a mi hermanito poder cargar, ya no tengo ropa, ni zapatos y no se para dónde caminar, ¡tal vez con la gente que huye por el mar!, sí recuerdo; oí a mamita hablando de un lugar, ella lloraba y rogaba que un día lo pudiera lograr.

Durmiendo brinca y cae de la cama, llorando otra vez, maldita pesadilla, no lo deja ni hablar, solo se sacude, su vos se enrreda y tiembla cuando el recuerdo llega...el trauma y las escenas llegan por decenas y su corazón se acelera. ¡Mamita cuanto te extraño! ¿Por qué te hicieron daño? Te necesite en el barco hace un año, ni tapando mis ojitos olvido aquella oscuridad que viví solito la primera vez.

Acá no hay guerra, ahora puede jugar con tierra; no hay juguetes pero encontró un alma que deseaba, un sueño cumplir, ¡que los niños dejen de sufrir!, aunque vive clandestino, para unos es un crimen, para él libertad.

Aunque lejos, esta; no olvida cuando él, le trajo aquí, en sus brazos vivió, dejo allá los destellos, la calle, lágrimas y sus murmullos, aun los puede escuchar, y le hace llorar y le dejan sin aliento, el silencio es el cómplice de esos instantes que arrastra al dormir y que le impiden vivir.

Quien le trajo aquí, aquella vez, ¡Le dijo! Que nunca estuvo ahí, pero en sus ojos vio lo que vivió y le acompaño con su ruego, le ayudo y salió de aquel lugar y aunque descalzo todavía está, ahora puede correr, su corazoncito aun sangra al pensar en su hermanito, y en ella, su Madre y piensa... ¡Aunque no estés presente! tu corazón está aquí, junto a mi................ ¡Refugiados!

 

Ariel López.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 28

ANA MARIA SOLANO

  -   Publicado el Martes, 17 Enero 2017

EN UN SILENCIO DE LOBOS...

Llantos regalan al aire

coronas de espuma negra

flautas amargas rebufan

gemidos entre tijeras.

 

La nieve viste de blanco

campos desnudos de arena.

 

Palomas blancas sin alas

se abaten en las tinieblas

y un mar enlutado escupe

flores de leche a la tierra.

 

La nieve cubre despacio

campos de muerte y miseria.

 

Sueños en zarzas de alambre

encadenados a estrellas

ocultan niños azules

en mantos de luna llena.

 

Y en un silencio de lobos

bombas de ignominia truenan

el viento asusta a los niños

refugiados de la guerra.

 

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 14

DANIELA ESPINOZA

  -   Publicado el Viernes, 24 Febrero 2017

HORIZONTE RENACIENTE

Renace con fuerza,

en la profundidad del pensamiento,

toma fuerza en la quietud del firmamento,

cierra por unos segundos tus ojos y respira,

siente las sensaciones que transmiten los sentidos,

vuelve a tomar un camino,

pero no permitas la derrota.

 

Sea tu esperanza el abrigo de la vida

sea tu luz el resplandor de un nuevo día

abraza con alegría,

la frondosa tierra que poseen ahora tus pies.

 

Abre tu mirada a lo inesperado

llénate del vigor de la naturaleza

recuerda con pasión tus anhelos

aquel amor que solo tu comprendes

cuya verdad se extiende y transciende

más allá de lo real.

 

Gózate en la virtud de incierto

como las flores en primavera,

como la nieve en invierno

y como aquellas hojas de colores cautivadores

que caen lentamente en otoño.

 

Camina con firmeza y cruza sin temor

vence con lagrimas

pero no retrocedas

fíjate en lo sutil, en aquellos detalles de cada día

en los atardeceres que sorprenden

en los paisajes que enamoran.

 

Camina junto a tus amados

lucha por aquello que no termina

pues lo grandioso es dado a los que se atreven

a poseer lo imposible

a los que en vez de fracaso miran oportunidades.

 

Si tu corazón siente debilidad

no lo escuches,

y si las voces en tu mente te dan temor

no las obedezcas,

solo mírate por un momento

y sabrás que en ti

y solo en ti

hay suficientes razones para continuar

y suficientes argumentos para batallar.

 

Si todo depende de lo material,

entonces para qué sirve el oxigeno

entonces para qué sirve la atmosfera

entonces para que fueron creadas las montañas, los mares y la inmensa naturaleza.

 

Vuelve a renacer como las mariposas

triunfa por la paz y logra encontrarla

paz y paz

que calma el alma y los corazones heridos

que no se la encuentra en las calles sino en la humanidad.

 

Creados para vivir

creados para amar

creados para apoyar

pero quienes escuchan el llamado de la unión

quienes responden a esas voces que gritan sin consuelo.

 

OH caminante

si tu haz decido

dar abrigo al necesitado

amor al abandonado

agua al sediento

alimento al desamparado

sepas pues que tu galardón es más grande que el oro

y más eterno que la riqueza.

 

Hazlo con fervor

hazlo de tal forma que conquistes y derrotes ideologías que lastiman

la existencia de la humanidad.

 

Vuelve a respirar sin lágrimas derramadas en tus mejillas,

la incontenible dicha de la vida

en un corazón que palpita

en una piel que siente

en unos ojos que miran

en unos oídos que escuchan

no te detengas delante de las rocas

ni tampoco delante de la muerte

avanza sin mirar atrás

avanza con seguridad

grita con tus acciones la injusticia

apoya con tus pensamientos a la equidad

contempla el fruto de la solidaridad.

 

Sé cómo el viento tan imponente y frágil a la vez

como la lluvia de indispensable.

 

Horizonte, horizonte

que da paso a los caminantes

en busca de esperanza

que muestra miles de senderos

y solo unos son elegidos para caminar por él,

que aquel seas tu

pues en ti esta la vida y también la muerte.

 

El amparo del Creador sea guiándote

y su fortaleza consolándote,

dicha que no todos la tienen

pues a algunos les enfrenta una muerte repentina

mientras que a otros un pesar incalculable

atiende a la ayuda de un Dios que es Todopoderoso

atiende al llamado de la hermandad,

pero nunca tu corazón olvide

que en ti hay más poder

que en las impetuosas olas del mar.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 11

Roberto Ramón Díaz Blanco

  -   Publicado el Viernes, 24 Febrero 2017

REFUGIADO

Escapo mochila al hombro

Me alejo de una trifulca que no es mía

porque son los señores de la guerra

los dueños de las bombas

que abren el vientre de la tierra.

Muchos caminos se abren ante mi

pero no se donde hallar un refugio,

alguien que reciba a mi mujer y mis hijos,

quiero un rincón, solo un rincón de paz

a salvo de las balas. No quiero pelear,

no soy un perro al que azuzan y reparte mordiscos.

Soy un hombre que ha aprendido a agradecer,

amo el trabajo,

las flores,

el sabor de una fría cerveza compartida

con amigos. No es mi obligación ser

un desdichado. Ayudame a quebrar el suelo

del tiempo, tiéndeme tu mano y sere raíz a tu lado.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 9

Natalia CDR

  -   Publicado el Viernes, 20 Enero 2017

No hay derecho a no poder volar

Dices que es fácil ser persona

quejas de tus motivos a cualquiera

eres carne débil

mientras allí lloran por perder la tierra

que les alumbraba.

 

Imagina. Un día eres todo,

al día siguiente nada

como un matrimonio decimonónico que se rompe

como si fueras cáncer para tus raíces.

 

Llegas y a las puertas tocas

y ellos que eran tus sonrientes

te miran y dicen: no te quiero.

 

¿Y Derecho? No hay derecho

pactan los defensores de la Persona

que te devuelvan como si fueras cosa

ahí donde tu tierra arde

donde su tierra fue perdida entre bombas.

 

¿No lo ves? Responde,

El hombre es libre de ser hombre

es libre de volar a donde le plazca

es libre de ser digno.

 

Porque nadie nadie, ni tú

desea huir de la luz que bañó su cuerpo toda su vida

de los ojos que vieron hacerle alguien de provecho

de los caminos que le llevaron a sus historias.

 

Nadie, ni tú

querría huir del mundo que le dio a luz.

Nadie ni tú

querría ser rechazado por el mero hecho

de intentar estar vivo un día más.

 

 

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 6

Esteban Alejadro Silva Pino

  -   Publicado el Lunes, 02 Enero 2017

Somos semillas buscando la tierra nuestra

 

Nacimos en una tierra que no nos pertenece
y en cada estación migramos como las aves.

Los muchos caminos que nos guían de noche,
nos dejan vestigios de estrellas en los ojos.

La ilusión que nos une, brilla como la flor de fuego,
que extiende  sus alas en nuestros sueños de niños.

Hemos crecido añorando la libertad que perdimos
y  el beso amigo del viento en nuestros rostros.

El hogar que dejamos al partir, también nos llora
y en el destierro nos buscamos como amantes.

Somos como hijos  apartados de su madre fiel,
que anhelan vivir y morir en su amada tierra.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 4

Blanca B

  -   Publicado el Martes, 10 Enero 2017

"Yo no soy refugiado"

Soy emigrante de un país rico

habitante de uno contaminado

 

No, no soy refugiado

 

"Calurosos bienvenidos" lee esta pancarta

"Refugees welcome" colgaba de mi ayuntamiento.

 

Infla un globo de palabras

de aceptación, de bienvenida, de acogida

y suéltalo al viento

para que todos lo vean

 

No, yo no soy refugiado

 

Como aire en aire, el globo se desvanece

todos lo sueltan, nadie lo ha atado

los medios ya lo han soltado

y es que aún nadie lo ha atado

 

Inventamos, divulgamos

para avanzar y solventar

los problemas que creamos

 

Como globos que llenamos

con pulmones contaminados

buscamos cómo tirarlos,

pero nunca cómo atarlos

 

Tantos globos de palabras

van llenando y vaciando

el aire que respiramos

pero no, ninguno dice:

 

"Yo no soy refugiado"

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 4

Cande Montañez

  -   Publicado el Martes, 10 Enero 2017

Sin presente ni futuro.

Camino entre ruinas, temblando, perdido,

entre los escombros de ésta, mi ciudad,

entre calles bañadas de sangre,

por la sinrazón y la crueldad.

Camino abatido, casi sin sentido,

dejando a mi espalda todo mi bienestar,

hoy ya convertido en miseria y hambre

por la codicia y la mezquindad.

Camino en silencio, increpando al destino,

mirando al futuro con incredulidad,

y el presente, que ante mí se abre

me muestra con ira la cruel realidad.

Camino callado, triste, dolorido

sin saber a dónde podré yo llegar,

no tengo familia, ni padre, ni madre

en este camino quedaron atrás.

Camino temblando, con miedo, aturdido

en medio de una guerra que no quiere parar,

donde cada día es una incertidumbre,

donde cada hora es un día más.

Camino sin rumbo, sin rumbo camino

siendo extranjero en cualquier lugar,

al que un día dejaron sin patria ni nombre,

solo unos vestigios del que mi hogar.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 4

Alejandro Guardiola Pardell

  -   Publicado el Lunes, 16 Enero 2017

ENTRE

Entre las nieblas inciertas de la noche perdida

bajo la luz de la luna que bañandole llora

perdido entre las sombras camina un peregrino

perdido entre las sombras solo al Señor implora

 

Se sienta en una piedra al borde del camino

los párpados mojados como de haber llorado

recordando aquel ayer en que murió su alma

recordando aquel ayer en que perdió la calma

 

Y un sollozo profundo escapa de su garganta

con un grito ahogado que pugna por salir

le llegan recuerdos de la tumba y de su amada

que la otra noche allí presente vio morir

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 4

Francisco Alfonso Juan Mata

  -   Publicado el Miércoles, 04 Enero 2017

La paz existe

LA PAZ EXISTE

Con rostro bruñido del negro color que da el sol

ya está en la patera que busca la luz de la aurora.

Tal vez allá encuentre el refugio de paz y de amor

que algún misionero avisara: ¡Ve ya, sin demora!

Pagó su pasaje con todo su ajuar, sus ahorros,

fruto del trabajo, sudor, privación y penuria.

Conserva una cruz plateada que oculta en el forro,

de un traje cosido mil veces y roto con furia.

Se adentra la exigua en el mar, frente a mil corrientes,

ufana su proa de madera tras yunta de viento.

Tras borrascas que apagan su sol con muerte silente,

gruñe el mástil, se quebranta y cae sobre un harapiento.

Ora el silencio, brama el peligro a la tempestad.

Alguien pelea por un mendrugo, otros se han ido.

Muchos dejaron entre las olas su soledad,

se han arrimado formando grupos, como en un nido.

A unos que quedan, supervivientes de aquella guerra,

les mata el frío, la sed o el hambre.  ¡Maldito trío!

Son hombres libres, seres que buscan alguna tierra

de un mundo justo que Dios llenara, y no esté vacío.

El universo, que al cielo oculta tras sus estrellas,

brinda esperanza y rasga las sombras de noche triste.

No estaban lejos brazos de humanos, la Europa bella.

Calman sus penas, honran sus cuerpos. ¡La paz existe!

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 3

Publica tus poemas
Difunde tus eventos
España e Hispanoamérica

Únete a la más importante...

Red Social de Poesia

Suscríbete al Boletín

museos-200-01

blog-soypoeta-home-200-01

Banner

Mario Benedetti

 

Publicidad gratuita:

Publica tu libro con Bubok

Casa del libro