Soypoeta.com

Información cultural especializada en poesía. Red Social de Poesía

Amras Alucard Van Blood - Lunes, 23 Enero 2017

Ocúltate en mi corazón

No debes de llorar, que caminar en el intenso frío y navegar el mar bravío no te haga decaer, más no recordarás que viviste el ayer si en un amanecer se te pinta un mejor mañana y temeroso verás la hazaña del hombre que matando alimenta su poder.

No debes de parar, piensa en que podrás, sigue así y llegarás, justo a senderos floridos y que del desierto el alarido ya jamás escucharás.

No debes de temer, ten paciencia, ten coraje, que la ayuda está contigo, la confianza de un amigo en los puertos hallarás, y a la hora de zarpar no dejes la pelea pues hoy fue una gran marea y mañana la bondad.

No debes de recordar, aprende que las guerras pertenecen a tu olvido, si recuerdas lo sufrido sólo llorarás, y tu alma drenará esas lágrimas del pasado, tú no estás abandonado porque en mi hombro reposará tu cansada travesía, no recuerdes que un día por poco pierdes libertad.

No debes de creer, que nunca acabará, pues si lo hermoso tiene un fin, la tragedia mucho más.

No debes de pensar, que el hombre hace daño, son sólo ermitaños que buscan la maldad y que dañan sin piedad causando desolación, pues en nombre de ninguna religión tu existencia no es bastarda, más errada y retarda la que en sus leyes pida que el fin de una vida es la solución.

No pierdas la esperanza, que las bombas callarán, que los ríos fluirán y que tu futuro espera, sólo reza por el que hereda estos páramos de sangre, que la suya no derramen bajo el filo de una organización, ni siquiera un vil ladrón merece esa tortura, mucho menos una criatura que empezaba a existir, que la palabra "morir" no pertenece a su diccionario, sino estar a diario entre juegos y sonrisas que como una suave brisa es agradable a quien la ve.

Ahora vive y no te calles, que tu voz sea oración que genere prosperidad, con versos y detalles en poemas hablarás que no hay pelea, no hay batalla que extinga la felicidad.

Aquí hay armonía, aquí hay paz, no sientas desesperación, cantaremos juntos una canción en honor a la esperanza, nuestra alegría alcanza para compartir la emoción y recuerda sin pavor que si escuchas a la alarma que trae la destrucción, tendrás en mí refugio y que no eres una carga, para cuando el fuego arda ocúltate en mi corazón...
¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 72

Comentarios (0)

Déje un comentario

Usted está comentando como invitado.

Cancelar Enviando comentario...

Publica tus poemas
Difunde tus eventos
España e Hispanoamérica

Únete a la más importante...

Red Social de Poesia

Suscríbete al Boletín

museos-200-01

blog-soypoeta-home-200-01

Banner

Mario Benedetti

 

Publicidad gratuita:

Publica tu libro con Bubok

Casa del libro