Soypoeta.com

Información cultural especializada en poesía. Red Social de Poesía

FacebookTwitterLinkedinRSS Feed

J.M. Almecija - Sábado, 08 Julio 2017

COMEDIA OLOROSA

- Tic-tac, tic-tac, tic-tac era la siniestra melodía

  que en una mañana de verano me venía,

  del vigilante que en la pared colgante

  que intimida al caminante,

  que sentado espera a ser elegido

  para dar sentido a una vida que no entendía.

 

- ¡El lugar! Inhóspito, fantasmagórico, vacío

   de alegría tribiana

   que adornara el solitario sitio,

   aunque miento si digo solitario lugar

   porque estatuas adornaban los bancos,

   también miento si digo estatuas

   ya que los habitantes de la trémula sala

   eran presos del aburrimiento.

 

- Sentados, de pies, acuclillados, sujetadores

  de paredes, se podía ver la variedad

  del postureo gratuito, y porque no decir

  que gemelos facialmente esperaban su turno

  tener.

 

- Un murmullar de lejos venia – yo en el paro quede;

   Mi mujer ciega un solotone necesitar;

   Mi suegra coja y sorda unas gafas querer;

   Mi hija ser abogada quiere aunque rica fruta

   ofrece desde su estrado en la frutería de la esquina;

   y por último mi pobre hijito, que quejarse no se queja

   por su peso en el cuero del salón dejar,

   día si otro también pero futbolista quiere ser,

   aunque su timidez solo le deja ver su sueño

   en la pequeña pantalla que  colgada en la instancia

   esta... –

 

- Un olor a asno muerto robo mi olfato

  sacándome del murmullo que ya lejos se extendía,

  haciendo a los ocupantes del lugar

  buscar al culpable por desayunar habichuelas en ayuno,

  incluso el dueño del tímido bufido

  silencioso no iba a delatarse en esta actuación.

 

- En segundos la banda se animo y olores comenzaron

  a surgir en el ambiente misterioso,

  sin aviso me rodearon  en un instante

  violando mi olfato inocente,

  en un momento todos eran actores

  en esta comedia olorosa.

 

- Las miradas se cruzaban como sables por doquier

  sin herida alguna,

  pues no penetraban más que el sentimiento

  que rompió el mudo lugar sin querer,

  el cuchicheo pronto subió

  y de la nada la humanidad surgió...

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 7

Comentarios (0)

Déje un comentario

Usted está comentando como invitado.

Cancelar Enviando comentario...

Publica tus poemas
Difunde tus eventos
España e Hispanoamérica

Únete a la más importante...

Red Social de Poesia

Suscríbete al Boletín

museos-200-01

blog-soypoeta-home-200-01

Banner

Mario Benedetti

 

Publicidad gratuita:

Publica tu libro con Bubok

Casa del libro