FacebookTwitterLinkedinRSS Feed

Tadeo Bardella - Jueves, 09 Agosto 2018

Nocturna discordia

Últimamente

estoy irritado.

Sin paz

en solitario

(los ecos de todas formas suelen interferir

con el aparente silencio

que quiere envolverlo todo.)

Me dispongo

de buena gana entonces

a ofrecer,

para mi deleite

una reunión con mis pensamientos ...

y  para ello me alisto .

primero

acercándome demasiado al humo

lo quiero nítido sobre mis sentidos

( como si estuviera  socorriendo a el)

justo  este

intangible, invisible, y prófugo pasajero

se trasforma  en la única, compañía...

Al carajo, sigo voy a aprovechar el tiempo

Necesito un título,

vamos, un principio:

"Vigilia de viernes 4. AM"

Es sorprendente lo  estúpidos en que podemos

llegar a transformarnos,  irremediablemente, cuando no deseamos  sobre nada esforzarnos .

"Una vigilia "

Sencillo y de alcance

¿porque no? ¿ vale para un lector medio?

Reafirmo, continuo ...

Bienaventurados

Ahora les pido a todos

su atención!

Llegaron los vicios

puntuales

leales

puros sabuesos  ,

armas de guerra

para estos maniáticos comercios en los que suelo emprenderme.

Me pongo serio

mi actitud ha mutado,

no lo puedo evitar...

Modulo el tono de voz

y empieza el  semblante  de mi faz

a perder color  gradualmente:

todos los días recuerdo

el sonido de los añicos

(eso me debilita

no me agrada de mi )

Ahora pasen :

regocijasen  sin vanidad

pero no se amontonen

ustedes,

malditas penas

sentencio entre sollozos .

ahora si, estamos todos...

Se me escapo una carcajada

(Ya desvarió, lo siento quizá fue un mal coctel)

Recuerdo

(creo siento eso que confunden con nostalgia)

Mi abuela que a gritos  decía siempre

los domingos

" las penas son mochilas pesadas así que las déjenlas  afuera  si quieren comer livianos acá "

Profética mujer en ejecución .

Ahora confieso , apelando prácticamente a la integridad psíquica con la que puedo contar

tengo una finalidad  pactada para esta noche

donde un  Seudo relato me animo a vivir  :

Estoy buscando comprender

o mejor

pensar para ver

socavando  también,  quiero descreer

o aunque sea

para con mentiras mantenerme  de pie

Y de serlo necesario oponerme,

con las fuerzas que resguarden ya el cristal

A un conocimiento

A un cuento   que no vale tiempo , ni energía , siquiera razón negar :

El suelo

Las calles

Los  refugios recreados

Los hogares

La familia

El amor

La existencia misma, la vida propiamente hablando

Es solo fuego acaecido sobre  condenados.

He leído la sentencia.

"Las lagrimas del aire desterradas no trascenderán ",

decía el mural que era duro y frívolo .

De todas formas no se vuelvan

Como siempre ustedes ,

tan temerosos

o empequeñecidos de fe

y  confianza...

Voy a embellecer y  aclarando mejor la moraleja:

Doy testimonio porque les he contemplado

Quedando cautivado en verdad

Por  mágicas

muchas de estas almas

Que repudiando evidentemente tal calamidad

Por sus ojos

Han podido  a pesar de  su condición

Involuntaria y sin sentido

amar  y vivir

cantar y reír

Asi

transfigurarse

De  sombras opacas

En fuentes capaces de  refractar la oscuridad posada  sobre sus anchas

Con la belleza de sus almas

Van dicen los que mucho hablan,

Aguardando por los bosques

Cultivando calidez

Destellando alguna fría noche

Donde todavía no se conocen los techos

Ofrecen ademas

mas bien

regalan

alivios para soñar  a los que mas nos cuesta

Siguen  estando,  muchos

Pero muchos mas de los que se cree

(Aunque sorprenda)

Por el mundo .

Estos agradables seres

Que caminan

Los mas valientes

A mi entender

Entre los  murtos del fuego...

Quizá puedan revivirlos

A los que sin calma

Como yo andan

O quizá   puedan

Solo acompañarnos a ver mas de cerca

El fuego.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 0

Comentarios (0)

Déje un comentario

Usted está comentando como invitado.

Cancelar Enviando comentario...

Publica tus poemas
Difunde tus eventos
España e Hispanoamérica

Únete a la más importante...

Red Social de Poesia

Suscríbete al Boletín

museos-200-01

blog-soypoeta-home-200-01

Banner

Mario Benedetti

 

Publicidad gratuita:

Publica tu libro con Bubok

Casa del libro