FacebookTwitterLinkedinRSS Feed

Yann Javier Medina - Martes, 28 Agosto 2018

Poema muerto

Últimamente, buscando lo auténtico perseveras,

dejándote engullir por el río que brolla desde tu vientre,

intentando transformar el ruido y la rima que sin fortuna

nublan tu mente y te arrastran por desfiladeros amargos y desesperantes.

Perseveras, recurres a tu peregrino incansable

que desgasta a su paso las regias losas de siglos pasados

con la esperanza señalada de un destino, la estación postrera

para arribar a la mañana perfecta de un lejano día.

Silencioso, como el torrente en agosto, va tu anhelo,

recorriendo las ciudades en busca del milagro que lo consagre,

antes que un nuevo otoño se lleve la esperanza de sus verdecidas hojas.

Sabes que no brotará en ti poesía

y no será por falta de pena,

tu amargo canto desconsolado intentará arrastrarte

hacia versos melancólicos y soñolientos

para seguir inacabando sutilmente el poema muerto de tu vida.

No volverá nunca la primavera, no conocerás la milagrosa,

la alegría tuya nunca sabrás tras la escombrera.

Ya no eres aquel veinteañero: tan entero, tan dispuesto

y de puro ingenuo, tan atrevido...

Tanto polvo en el camino has pisado

tantas lunas prometedoras han brillado para ti en el cielo

y ahí sigue la inamovible losa sobre tu alma...

dime, libro con alas que serás devorado,

dime, maestro de las humanas profundidades,

dime, dios de los ríos silenciosos,

o dímelo tú, dueño de ti mismo,

dime, sin verso y sin rastro de compasión,

adultamente... ¿qué levantará este muerto?

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 8

Comentarios (0)

Déje un comentario

Usted está comentando como invitado.

Cancelar Enviando comentario...

Publica tus poemas
Difunde tus eventos
España e Hispanoamérica

Únete a la más importante...

Red Social de Poesia

Suscríbete al Boletín

museos-200-01

blog-soypoeta-home-200-01

Banner

Mario Benedetti

 

Publicidad gratuita:

Publica tu libro con Bubok

Casa del libro