bettysia alvarez - Lunes, 27 Mayo 2013

LÁGRIMAS SALADAS

A orillas del mar estaba,

llorando por aquél hombre, 

él no se imaginaba,

lo que por él ya sentía, 

y todo lo que pudo hacer,

fue sentarse a ver el agua, 

hasta ver amanecer,

con sus lágrimas saladas. 

No paraba de llorar,

le dolía el corazón, 

presa de su amor estaba, 

hasta perder la razón, 

por eso ella lloraba. 

No me dolió verla llorar,

mas cuando no tenía más lágrimas,

empezó a subir la marea, 

las lágrimas ya eran saladas.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 1

Comentarios (0)

Déje un comentario

Usted está comentando como invitado.

Cancelar Enviando comentario...

Publica tus poemas
Difunde tus eventos
España e Hispanoamérica

Únete a la más importante...

Red Social de Poesia

Suscríbete al Boletín

museos-200-01

blog-soypoeta-home-200-01

Banner

Mario Benedetti

 

Publicidad gratuita:

Publica tu libro con Bubok

Casa del libro