Victor Bonilla - Viernes, 10 Mayo 2013

Mar

      En un recuerdo desde las entrañas y la vida del interior sabanero.

 

Cuando esté a tu lado cerraré los ojos

sin temor me acostaré en tu bruma,

me arrastrarás despacio y para cuando mis ojos abran

tirarás tan fuerte que estaré flotando en la mitad de tus venas.

 

Soy una hoja en tu regazo

una huella en tu arena

una sonrisa en tus aguas.

 

Estoy silente escuchando el arrullo del viento

y tu humedad acaricia mis pupilas

esas que están untadas de tu recuerdo

de tu cuerpo mojado

junto al mío ahora convertido en sal.

 

No te apartes de mi playa,

si es preciso quédate jugando,

soy como un niño a tu lado

y dejo al hombre para tu ensueño,

para correr detrás de tu arrullo

el arrullo de tu fiesta

ese arrullo que se escucha de tu grandeza.

 

No te quedes tirado aquí en mi arena

no persigas más mis huesos

no me aceches más con tu sonrisa de aurora

con tus brumas de paraje y el agua de tu sangre.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 2

Comentarios (0)

Déje un comentario

Usted está comentando como invitado.

Cancelar Enviando comentario...

Publica tus poemas
Difunde tus eventos
España e Hispanoamérica

Únete a la más importante...

Red Social de Poesia

Suscríbete al Boletín

museos-200-01

blog-soypoeta-home-200-01

Banner

Mario Benedetti

 

Publicidad gratuita:

Publica tu libro con Bubok

Casa del libro