Enric Hidalgo - Viernes, 03 Mayo 2013

Mediterráneo

Te ha prestado, el cielo, su color,

se está bañando la luna en tu piel.

Su reflejo ilumina mi corazón.

No sé en que momento dejó de llover...

Vienes y te vas, acariciando mi alma,

regresas de nuevo y te vuelves a marchar.

Yo espero en la orilla, respirando tu aliento,

sentado en mi lecho de arena y sal.

Me sosiega tu calma, aunque hoy,

necesito tempestad...

Traigo la mente ofuscada,

quiero romper el silencio

y ocultar con mis gritos el murmullo de tu furia.

O que me abraces con tus olas

y me alejes de esta bahía

hasta el rincón más profundo y oscuro

de tu horizonte infinito.

Pero mantienes la calma

y me adormeces con tu brisa

hasta que la primera luz del alba

abre mis ojos besando sutilmente mi mejilla,

envolviéndome con tu aroma a salitre.

Y así, empieza un nuevo día, a tu lado

y así, quiero vivir mi vida, siempre...

a tu lado.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 3

Comentarios (0)

Déje un comentario

Usted está comentando como invitado.

Cancelar Enviando comentario...

Publica tus poemas
Difunde tus eventos
España e Hispanoamérica

Únete a la más importante...

Red Social de Poesia

Suscríbete al Boletín

museos-200-01

blog-soypoeta-home-200-01

Banner

Mario Benedetti

 

Publicidad gratuita:

Publica tu libro con Bubok

Casa del libro