ELENA CORINA MARINESCU - Martes, 28 Mayo 2013

YO Y UNA ROSA ALBAR

Nací a la orilla del mar

En un día primaveral;

En el agua pura de cristal

Nació también una rosa albar.

 

Mis padres me miraban con ternura

Acariciando con amor mi mejilla,

Susurrándome al oído

Palabras suaves, con mucho cariño.

 

Los pájaros comenzaron a cantar

Los grillos salieron de sus cuevas,

Las mariposas volando de flor en flor

Empezaron alegres unas felices fiestas.

 

Así nací yo, en un día primaveral,

A la orilla del puro mar,

Envuelta en la aureola ancestral

Al lado de una hermosa rosa albar.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 26

Comentarios (0)

Déje un comentario

Usted está comentando como invitado.

Cancelar Enviando comentario...

Publica tus poemas
Difunde tus eventos
España e Hispanoamérica

Únete a la más importante...

Red Social de Poesia

Suscríbete al Boletín

museos-200-01

blog-soypoeta-home-200-01

Banner

Mario Benedetti

 

Publicidad gratuita:

Publica tu libro con Bubok

Casa del libro