Red Social de Poesía
Un servicio de...
Soypoeta.com
DÉBORA POL
Sacrificio:
Yo me ofrezco al sacrificio
de las esperanzas.
Y que mi cuerpo sea devorado vivo
por una piara de cerdos escuálidos.
Que mi sangre sirva
para regar los campos,
donde crecen arboles que dan como fruto
cabezas de alondras disecadas.

A ser quemada viva
en una pira de niños famélicos.
O que mis ojos sean tragados por las mil bocas
que duermen bajo la tierra.
Para que coman sus raíces de mis lágrimas secas.
Y que mi piel sea el manto,
que cubra a los perros que mueren
con la noche entre sus patas.

A que me arrojen de cabeza
al barranco de los tristes.
A que me pisen el estomago,
una estampida de miles de caballos metálicos
y que coman de mis entrañas,
las bestias cornucopias
con mil dientes en sus astas.

A que me corten los brazos,
como las alas de una paloma.
A que quemen cigarrillos en mi garganta.
Para que no pueda gritar mi angustia
a ser fusilada ochenta veces,
una por cada año de silencio y por cada muerte olvidada.

Pero sobre todo.
y por encima de todas las cosas.
Me ofrezco a al sacrificio
de los que sufren por las libertades,
con una cadena de sangre en las muñecas.
y teniendo en el ojo una bala.

Por ellos solamente por ellos.
Por los olvidados en el paraje del tiempo.
Por los que son arena entre el barro.
Por los silenciados por la noche
Por los que lloran con lágrimas de cristal.
Y por los que gimen con sollozo de plata.

Por todos ellos merece la pena morir,
y ofrecerme como mártir al sacrificio
de los que son, de la noche su sombra.
de los que agonizan, en el páramo triste de la historia.
Y de aquellos que perdieron sus alas
intentando alcanzar el alba.
Miércoles 06 de Mayo de 2015 21:20
 
Paco Ballesteros
Era aquel un tiempo
de muy extensos espacios
ausente de los constantes
avisos instantáneos
era el suyo un ritmo
más pausado e inhumano

Estaba el más rápido nexo
a la mesa o pared anclado
incapaz de certeras llamadas
que persigan sin descanso
el lento contacto transitaba
al rostro del tirano adosado

Era aquel un tiempo casi mudo
más que a color en blanco y negro
ahíto de muertos y silencios
pleno de miseria y miedo.

P@CO 2015
20/03/15
21:55:00
Viernes 20 de Marzo de 2015 23:56
 
Manuel Rodríguez
No pedimos más,
no suplicaremos ante
ídolos o gobernantes,
será el yugo aberrante
roto por mil esperanzas,
sueños de mi gente.

Recogemos el testigo libertario,
harto de ser invisibles
contra el burgués impasible
alzaremos nuestras manos.

Ante el pasado funesto
se abrirá un presente sangriento
donde habrá guerra para cosechar paz,
un futuro que será presente nuestro,
emancipados en libertad.
Jueves 12 de Marzo de 2015 12:47
 
Paco Ballesteros
Oculta belleza

alejada de la vista

del acoso resguardada

sin asomo de carisma

Nunca exhibe sin pudor

su pureza verdadera

ni pone en venta sus sueños

por aplausos o promesas

Oculta belleza

difícilmente la encuentras

no luce en las pasarelas

le dan igual las encuestas.

P@CO 2015

08/02/15

19:05:15
Lunes 09 de Febrero de 2015 21:50
 
DÉBORA POL
El poema del llanto sordo que grita:

Caben todas las olas
de todos los mares y océanos
en una sola lágrima.
Todas las pulsaciones ocultas en la tierra.
en un solo latido.
y todos los suspiros de los montes,
en un pequeño jadeo.
oculto en la voz de mil cigarras.

Caben todos los rayos del sol.
en una bombilla diminuta.
todo el amanecer en la cabeza de un alfiler.
el brillo de un millar de estrellas,
en el interior de unos ojos

Cabe el sonido de cien campanas.
dentro de una cajita de música.
que suena con melodía de aguanieve y plata.
y un bosque de espejos,
en donde se vea el corazón de una estrella.
dentro, de una efímera flor de porcelana.

Caben todos los vientos,
de los cuatro puntos cardinales
en un pequeño molinillo de papel.
y la inmensidad de universo en pleno
Dentro de un mapa cartografiado
sobre la escama de un pez.

Pero no cabe la miseria del hombre.
Ni el llanto de una madre.
sosteniendo entre sus brazos derrotados
a su hija muerta.
Ni el hilo de voz lejana,
en el que se ha convertido
el grito del pueblo.
Ni los dientes, acumulados de los esqueletos.
que fueron arrancados de su boca
(Cuando gritaban:¡libertad!)
por unas tenazas de barro.
para que la luna se hiciera un collar con ellos.
Ni los llantos de los de los huérfanos
abrazados a la silueta recortada de sus padres.
Ni los gritos roncos de las sirenas.
Antes de cantar con melodía de sangre
su canción siniestra.

Cabe lo imposible dentro de una flor abierta.

Pero no cabe.
todo lo que quiere gritar el mundo.
En este poema.

Porque es pequeño. tan pequeño.
En comparación con el llanto.
Que se escapa de las paredes de una casa
Construida sobre las cenizas
De los que fueron masacrados.
Con una lluvia de metal caliente y de lumbre fría.
Y de la sangre todavia fresca que chorrea por los montes.
Y riega los campos con ella.
Que haría falta, que se abrieran
todos los poros ocultos. en la piel de la tierra.
Para que cupieran dentro de ellos.
Un solo suspiro...
De los que se escapa de la voz moribunda
De mis letras.
Cuando atravieso mi pulmón con la punta de una pluma.
y dejo mi alma abierta.
Para que las carcasas de paloma
Aniden.dentro de ella.

Debora pol.
Martes 20 de Enero de 2015 10:54
 
<< Inicio < Anterior 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Siguiente > Fin >>