Red Social de Poesía
Un servicio de...
Soypoeta.com
DÉBORA POL
Tengo la camisa....:

Tengo la camisa blanca.
Manchada con la sangre derramada
de los justos,
Heridas de una guerra
de la que yo no fui;
ni balas,ni aviación,ni trinchera,
solo lo un muro de corazones.
Donde quedaron gravado los cañonazos.
como ecos de otra época.

Tengo la camisa quemada.
por la rabiosa ceniza,
Que mordió las sienes de los niños.
que duermen acurrucados
junto a los pechos calcinados
de sus madres muertas.

Tengo la camisa sucia.
De las miserias de los hombres.
y de los churretes de sal iba seca
de los animales dormidos,
sobre sus vientres de paja.
Hasta consumirse en un sollozo.
Que tenga, arena en su garganta,

Tengo la camisa rota.
por el filo de las lágrimas,
que perforaron
los corazones de los esqueletos de barro.
que duermen en las cunetas.
Mirando con sus ojos abiertos,
la lluvia de metal
Que caen sobre su frente perforada.

¡Madre!.
ya no tengo camisa
porque la camisa, era mi piel.
y yo...
me la rasgué,
como hacen los gitanos.
para regar, con mi sangre fresca.
Como agua de un manantial,
fluyendo.por mi espalda abierta.
los campos de ceniza ,
En donde crecen las palomas de acero.
con las alas extendidas.
Domingo 21 de Diciembre de 2014 11:56
 
Paco Ballesteros
Aquel sueño de verano
que parece tan lejano
aquel sueño adolescente
libertario e impertinente
hoy parece más cercano
sueño más y más ingente

Parece que se acerca el día
que instaure con gran sorpresa
en lo alto de la mesa la rebeldía

El miedo ya no es una excusa
puede que sea ahora o nunca
fuera por fin las ominosas cadenas
fuera la letanía de nuestras penas
sabemos que las culpas son de ellos
de los mismos que azuzan el miedo

P@CO 2014
14/12/14
13:45:00

https://fotovideopoesia.wordpress.com/2014/12/14/aquel-sueno-de-verano/
Domingo 14 de Diciembre de 2014 18:10
 
DÉBORA POL
Hay un silencio:

Hay un silencio
que grita con voz de lluvia.
por las calles olvidadas.
Las blancas paredes de la ciudad sin nombre
ocultan en su interior,
imágenes prisioneras en sus retablos.
Almas ocultas dentro de unos color sepia.
Cuyos paisajes congelados en el tiempo
Esconden, las risas eternas de los niños .
que jugaban al escondite,
Entre las columnas de arcilla y arena.

Hay un silencio
Que susurra en el remolino de las hojas.
Mil voces muy pequeñas
dormidas en los tonos cobrizos del otoño.
Que llora la nostalgia,
de una primavera teñida de gris.
Que el viento de un brochazo pinto con niebla,
tapando las ventana de los viejos edificios
por donde asoman..
Las memorias olvidadas,
De aquellas familias que dormían entre las trincheras,
donde los sacos de abono
Tapan sus cuerpos calcinados
por una lluvia de cenizas y metrallas.

Hay un silencio.
En los labios de los muñecos de trapo,
cosidos por los alambres del holocausto
cuyos ojos. son botones con pupilas azules,
en donde nadan peces muertos
dentro de sus pestañas.
y en esas muñecas blancas
que sostienen entre sus manos de porcelana.
un ramo de palomas

Hay un silencio.
Que quiere romper
la barrera de los sueños.
para atravesar el muro de la realidad.
& inmolarse siendo un millón de esquirlas pequeñitas,
Que se claven en los ojos de los niños.
Que se esconden tras las ventanas cerradas.
Donde la infancia es;
La sombra de un caballito de madera
que se balancea con sus patitas rotas
por el golpe seco de una guerra.

Que partió en dos.la columna de una madre,
que agoniza tumbada sobre una cama de soles metálicos.
sujetando el cadáver de su hijo.
Entre sus brazos de ceniza,
Mientras llora con lagrimas de sangre
y caliente metralla.
sobre el corazon de la escarcha.

Hay un silencio
en todo cuanto grita
atravesando la barrera del tiempo.
en aquellas hojas otoñales,
arrancadas con saña del árbol muerto.
En los fantasmas de los que gimen encerrados
como insectos atrapados en ámbar,
entre los cristales herméticos
de las viejas fotografías.
que se volvieron agua entre mis dedos.
Y en todo aquello...
Que quiere salir de las entrañas de la vida.
y solo cabe en un verso.
Domingo 07 de Diciembre de 2014 12:37
 
Kalena Hwang
Nadie tiene la verdad absoluta
unos piensan que si,
otros que no
Aquellos creen tenerla
otros piensan en hacerla
La llama enciende a los carbones
Pero recuerda
demasiada los consume.
Los mortales creen en dos caminos
en mi mundo es solo uno
ambos fusionados
en completo equilibrio
Los mortales siguen argumentando
de la existencia del blanco
y el negro
acércate, te invito a conocer los colores.
Sábado 06 de Diciembre de 2014 14:47
 
Fernando Salvador Bañuls Pérfez

Sin libertad no habría arte ni poesía siquiera.
Domingo 30 de Noviembre de 2014 13:36
 
<< Inicio < Anterior 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Siguiente > Fin >>