Red Social de Poesía
Un servicio de...
Soypoeta.com
Discusión iniciada por Luis Ezquerra Escudero, el día 01 Febrero 10:35

Los derechos humanos existen porque existen personas. Los derechos humanos no  protegen a las personas, somo nosotros los que tenemos que gritar que el más bien más preciado es la persona y proteger este bien máximo en su íntegridad, y esto dará lugar a los derechos humanos.

Cuando no se respetan los derechos humanos es porque se ignora a a la persona o se la degrada a otra condición.

Un saludo a todos.

Luis Ezquerra

 

Respuestas
Tendrá que ser un miembro de este primer grupo antes de enviar una respuesta.
Luis  Ezquerra Escudero
Cierto Raquel.

Cada vez estoy más convencido de que las personas no avanzamos en dicha condición, repetimos las mismas masacres, las mismas guerras, las mismas explotaciones del hombre por el hombre. La diferencia sólo son las formas, ahora tenemos más tecnología para hacerlo.

Un fuerte abrazo.
Jueves 28 de Agosto de 2014 11:43
 
Raquel Monzó
Hablando de economía, o de intereses económicos -o simplemente de economías más poderosas que otras- y su relación con los Derechos Humanos. Hoy en "eldiario.es": "Decenas de niños heridos necesitan ser trasladados fuera de Gaza para sobrevivir".

http://www.eldiario.es/internacional/heridos-necesitan-trasladados-Gaza-urgentemente_0_293621015.html
Domingo 24 de Agosto de 2014 17:12
 
Luis  Ezquerra Escudero
La economía debería ser también el alma mater para que los derechos humanos no sean demasiado rígidos, no sea que puedan impedir su crecimiento o desbaratar sus costes. Incluso debería poner precio a cada uno de los sentimientos expresados en cada poesía y crear un impuesto o una tasa.
Lunes 21 de Julio de 2014 19:41
 
Luis  Ezquerra Escudero
¿Pueden existir los derechos humanos sin personas que defendamos su existencia y su aplicación?. Supone esto una relativización de los mismos.
Domingo 06 de Julio de 2014 15:13
 
Raquel Monzó
Puesss... articúlalo y lo veamos Luís E., no digo que no.
Lunes 19 de Mayo de 2014 21:22
 
Luis  Ezquerra Escudero
Sigo insistiendo, Cien poesías de protesta al Congreso. Hagamos algo.
Lunes 19 de Mayo de 2014 18:45
 
Luis  Ezquerra Escudero
Vivir cada día la impotencia que nos lleva a la indiferencia es triste.

Domingo 11 de Mayo de 2014 15:51
 
Raquel Monzó
Hablas de indiferencia, Luís E... A nivel del vecino, del allegado, de la red básica de lo cercano funcionamos (más o menos). Pero a nivel de armar una protesta social continuada y bien hilvanada me temo que sí.

Aunque aquí una muestra más de pequeñas utopías hechas realidad:

http://www.eldiario.es/andalucia/Corrala-Utopia-simbolo-reivindicacion-vivienda_0_247076088.html
Sábado 12 de Abril de 2014 11:14
 
Luis  Ezquerra Escudero
Y quizás seamos un país indiferente, incluso ante este drama.
Jueves 03 de Abril de 2014 22:08
 
Raquel Monzó
Por seguir como íbamos, hoy en "eldiario.es": "España es el segundo país de la UE con más pobreza infantil"

http://www.eldiario.es/sociedad/Espana-segundo-UE-pobreza-infantil_0_243225996.html
Jueves 27 de Marzo de 2014 18:37
 
Luis  Ezquerra Escudero
Gracias Raquel, tu voz siempre resuena en toda cuestión, sino fuera así quizás muchos debates moriría por inanición.

Coincido contigo, dentro de las dudas que nos hacen avanzar, creo que la poesía desnuda las fibras de la persona y su relación con lo que le rodea. La universalidad de los sentimientos es incuestionable.

Un cordial saludo.
Sábado 22 de Marzo de 2014 00:03
 
Raquel Monzó
Luís, me quedo con lo de que dices de que "la verdadera revolución de la poesía es que penetra y descubre la esencia de las personas y cosas", aunque sea como meta.

Y volviendo al inicio de esta discusión -y por seguir aterrizando derechos fundamentales que están siendo pisoteados- comparto la siguiente noticia: "La cooperación al borde del abismo" (que hoy publica "eldiario.es").

http://www.eldiario.es/intermonoxfam/cooperacion-borde-abismo_6_240135999.html
Miércoles 19 de Marzo de 2014 09:33
 
Luis  Ezquerra Escudero
Yo creo que la verdadera revolución de la poesía es que penetra y descubre la esencia de las personas y cosas. La pasión, el amor, el odio, la indiferencia etc., es patrimonio de la persona como entidad o ser universal. Y la poesía en su sencillez descubre tal realidad, suprime las máscaras, las formas de imposición u opresión, la negación de las personas.

Si nos movemos por iguales sentimientos, por iguales afanes, el canto a los mismos supone una voz que rompen toda negación de esta realidad.

Toda persona, todo ser humano puede cantar sus sentimientos en el marco de sus realidades. Y las realidades quedan detrás de los sentimientos que generan. Y cuando se cantan estos sentimientos, las realidades que hemos creado artificialmente se desvanecen y aparece el ser humano.

Es lo que pienso, no sin ciertas dudas.

Miércoles 12 de Marzo de 2014 20:10
 
Raquel Monzó
Para poder tratar de contestar a tu pregunta Luís, tengo que reformulármela, y discúlpame.

Para mi la pregunta sería qué es poesía y qué no. Y en mi profana opinión, lo único que define a la poesía es la honestidad. Pero la honestidad con uno mismo. He ahí la dificultad... y por tanto el verso. La poesía tiene que transmitir, y difícilmente lo hará quien escribe con mano ajena.

Y en la línea, respecto de tu última pregunta, si "llega", si supera esa barrera ante quien la recibe, se producirá, como en todas las artes, ese "pequeño" impacto, esa "pequeña" revolución, aunque sea personal.

Al respecto sirvan estos versos:

"Cuando la poesía"

"Cuando la poesía abre sus puertas
uno siente que el tiempo nos abraza
una verdad gratuita y novedosa renueva nuestro manso alrededor

cuando la poesía abre sus puertas
todo cambia y cambiamos con el cambio
todos traemos desde nuestra infancia
uno o dos versos que son como un lema
y los guardamos en nuestra memoria
como una reserva que nos hace bien

cuando la poesía abre sus puertas
es como si cambiáramos de mundo."

M. Benedetti "Biografía para encontrarme" (imprescincible libro póstumo)
Miércoles 12 de Marzo de 2014 19:26
 
Luis  Ezquerra Escudero
De todas formas quiero hacer una pregunta. ¿La poesía que escribe sentimientos es apolítica, es amoral, es neutra, refleja sólo al ser humano sin aditivos, donde todos somos iguales?.

¿Es ésta la verdadera revolución de la poesía?
Domingo 09 de Marzo de 2014 07:50
 
Luis  Ezquerra Escudero
Yo, Julio, creo que las personas somos poliédricas, somos diversidad en una cierta uniformidad. No creo que exista la persona poeta, abogado, revolucionario, etc, como un aspecto que la define.

Es quizás cierto que la poesía cuando no es mera musicalidad de letras y palabras, y contiene la forma de expresar nuestra forma de entender la alegria, la tristeza, el ardor, fuego, pasión, nuestra propia decandencia o resurgimiento, etc., nos refleja en nuestra diversidad y uniformidad. Y por esto yo creo que un poeta es ante todo una persona que se descubre, que cree tener derecho a decir lo que siente o con libertad para expresar esos sentimientos que son parte de las personas. En este sentido, tienes parte de razón, Ángel, cuando dotas a la poesía de una cierta transcendecia objetiva, pero más bien es la naturaleza de ésta. Cuando uno acude al sentimiento, a la esencia de la persona es cierto que no hace falte enarbolar bandera alguna.

Y Raquel, gracias por tu eterno aliento.
Martes 04 de Marzo de 2014 22:58
 
Raquel Monzó
Sí, es cierto. Cuando Luís E. abrió de nuevo esta "Discusión" no tenía claro que me apeteciese volver a ella. Sin embargo he de admitir que cada vez se pone más interesante.
Martes 04 de Marzo de 2014 21:48
 
Ángel Rodríguez Fernández
Que buenas Luis, José Luis y Raquel vuestras aportaciones en una discusión que va cogiendo forma distinta a la de partida, como la poesía misma.

Y grande Julio, una seguridad que todo irá bien viendole por aquí, saludos

Volviendo a la discusión, creo en lo que Luis dice de que la poesía no deja de ser un medio, y por tanto a expensas de sus usarios, del poeta. Pero si venteamos la poesía y le quitamos adornos como nos aconsejaba León Felipe, tal vez encontramos un medio sí, pero también un estadio especial donde los sentimientos ocupan un lugar privilegiado por encima del autor.

¿Y esto como influye en la poesía revolucionaria, social?. Bueno creo que la hace huir de esterotipos, de cliches de banderas. Y construye por si misma utopías y encuentros. Le quita manidos tópicos de izquierdas y derechas cuando somos (Y hablo como humilde autor) capaces de encontrarnos sin añadidos con la poesía desnuda.

Bueno, eso creo.
Domingo 02 de Marzo de 2014 16:17
 
Julio Sánchez
El poeta es poeta
El revolucionario es revolucionario
El revolucionario puede ser poeta
El poeta es poeta.

Para mí, la sensibilidad, la forma de percibir la vida (interior y exterior), el dominio de las palabras, el ritmo, la musicalidad, el verso en la sangre forma parte intrínseca del poeta y de sus poemas (lo digo desde la admiración de quien solo escribe poemas).

El afán revolucionario, cambiar el mundo, luchar contra la injusticia es propio de cada ser humano, en cada momento de su vida o en ninguna a lo largo de ella.

Miguel Hérnandez abrazó la lucha con sus poemas..¿Hubiera sido revolucionario si la República se hubiera consolidado en un periodo de paz? Sí y no, las circunstancias delimitan muchas veces tus actuaciones.

Poetas que hablan de poesía social, ¿puede ser tachados de revolucionarios? ¿Más que el que dedicó su vida a retratar los sentimientos y amores?

Puede ser, pero ambos son poetas. Es el sustantivo. Revolucionario es el adjetivo.

Me imagino que así pensamos los que creemos que la poesía debe ser un vehículo de la denuncia social. Y si no, perdonad este espasmo literato que he tenido.

Un abrazo a todos y especialmente a mis amigos Raquel y Ángel, que andan por este grupo.
Domingo 02 de Marzo de 2014 10:59
 
Luis  Ezquerra Escudero
Excelente poesía de Nicolás Guillén, destila aspectos de la diversidad de los que llegan y la no dicha triste uniformidad de los que los recibimos, excepto matices.

De todas formas José Luis, creo que no debemos admitir realidades objetivas ajenas a la persona, la poesía tiene una virtud que puede llegar al sentimiento profundo de la persona, su visceralidad e intentar cambiarla o suavizarla, pero no deja de ser un instrumento a voluntad de la persona. Sigo sin poder compartir que un medio, el que sea, es revolucionario por esencia o naturaleza.

Un saludo.
Domingo 02 de Marzo de 2014 08:04