Red Social de Poesía
Un servicio de...
Soypoeta.com
Martes 20 de Diciembre de 2011

Estamos trabajando como encontrar la parte surrealista, a través de la escritura. Los cinco magníficos, ejem entre ellos yo,hemos creado de la nada esta segunda lectura, poema orientado hacía el surrealismo. En mi opinión el resultado no deja de ser interesante, al igual que en el grupo hermano Poesía Social, son constructivos los frutos de esa interacción, pero en este grupo vamos un poco a ciegas, lo cual a pesar de ser un handicap puede ser un incentivo para adentrarse en lo desconocido y en las nuevas experiencias. Deseando que nuevas voces se unan al grupo para aportar más riqueza de objetivos os dejo este nuestro segundo hijo que por poco no nace en plena Nochebuena......Os deseo un féliz año y que sigamos creciendo como personas y como pequeños poetas. Gracias por colaborar una vez más.

 

Vida y obra de las sardinas

 

Las sardinas plateadas hablan,
en un estuche he guardado un ojo,
una bayeta amarilla, un limpiacristales,
llegó el solsticio de verano.

Conocí las rutas básicas,
la imponderable fuerza marina,
los adornos sobre la fruta,
el cristal malva de la risa.

Conocí también tristezas espontaneas
escondidas entre una lata de atún
celosas estan las risas contemporaneas
que suavizan su enojo con algo de betún.

A la diestra de un sucio contenedor
vi una silla destartalada, sola,vieja
como mi alma. En una ruidosa fiesta
la dejé. Feliz en su nuevo recibidor.

Nuevos lugares aguardan
no conocí paisajes distintos
mi alma ansiosa de vida
se fue a la fiesta con la silla.

Los cuchillos muerden el polvo
en el bulevar de las pasiones
donde las ratas dan de beber
aguardiante a las mariposas
hartas de ver mar tan solas

De esa soledad broto la nostalgia
que archivaba un dolor en bruto
su pesar se volvió una lumbalgia
que muto su vitalidad en absoluto.

no callan las sardinas
viajan en busca de la risa
tristes sillas antiguas, hogar
harta y sola en busca del mar
la nostalgia embriagada halló un camino.

En el camino encontró la sardina
la sabiduría de aceptar su destino
en un feretro bañada en tomate
el pescador le gano un combate
entre la ruecas de un molino
sus huesos yaceran en alba harina



Julio Sánchez

Héctor Cavazos

Raquel Monzo

Ángel Rodríguez

Luis Salares