Red Social de Poesía
Un servicio de...
Soypoeta.com
Discusión iniciada por Isidoro Cabra Limón, el día 06 Diciembre 12:04
Una de las técnicas que los surrealistas practicaban para conocer el subsconciente fue llamada la escritura automática, esto es escribir simplemente lo que brota sin pensar en el resultado o en su coherencia, he pensado que podría ser una buena experiencia, la de fabricar un poema entre todos de esta forma, como no hay que pensar en nada, no creo que nos resulte demasiado difícil confeccionar nuestro primer poema surrealista grupal, para que dejemos la mente volar.


El viento ruge por la mirada,
sillas rojas me acompañan,
el sonido del viento es inoperante,
la barca que sondea el estertor.

No sabes darme lo que te pido,
hay dioses esperando en la calle,
critico en tu puerta morada,
hueles a vino compartido....    
    
               
Respuestas
Tendrá que ser un miembro de este primer grupo antes de enviar una respuesta.
Isidoro Cabra Limón
Me alegro.
Domingo 11 de Diciembre de 2011 19:35
 
Héctor Antonio Cavazos Reséndiz
Si si me gusto y mucho en serio, es com oun hijo y a los hijos no se le miran defectos.
Sábado 10 de Diciembre de 2011 20:59
 
Isidoro Cabra Limón
Espero que te haya gustado como quedó
Viernes 09 de Diciembre de 2011 20:54
 
Héctor Antonio Cavazos Reséndiz
Si estoy de acuerdo contigo, solo un favor Luis en el último verso que dice

y ojos anhelantes tener un favor.

cambialo a

y ojos anhelantes de tener un favor.

es que me comí esa preposición
Miércoles 07 de Diciembre de 2011 18:07
 
Isidoro Cabra Limón
Bueno....yo creo que tenemos el primer poema del grupo, gracias por participar en esta grata experiencia. Emulando a mi tocayo pasaré publicarlo como noticia si estáis de acuerdo.......Saludos.
Miércoles 07 de Diciembre de 2011 16:30
 
Héctor Antonio Cavazos Reséndiz
El viento ruge por la mirada,
sillas rojas me acompañan,
el sonido del viento es inoperante,
la barca que sondea el estertor.

No sabes darme lo que te pido,
hay dioses esperando en la calle,
critico en tu puerta morada,
hueles a vino compartido....

mal de muchos no me remedia
instinto y ganas
mañana me escapo
flores en la montaña

y en su cima pido una copa
que caliente un pecho helado
las se incrustan en mi ropa
puliendo un instante anhelado

No descarto huir eternamente
perder la distancia, encontrar
los olvidos que nos merecen
de tanto que nos retamos.

En ese reto salimos heridos,
por espinas llenas de veneno;
dagas tiradas al son de aullidos,
matan a uno en camas de heno.

Seda blanca tapa el intelecto
una lobréga celda y espera
al veneno que ansía hacer efecto.
Las almas puras quedan fuera.

¡Detente! de tanto en tanto
detente. Escucha mi espanto
...Termina con el adelanto
de los que no oyen mi canto

Oídos cerrados a la armonía,
de esas notas llenas de terror,
son bocas llenas de utopias,
y ojos anhelantes tener un favor.
Martes 06 de Diciembre de 2011 17:06
 
Ángel Rodríguez Fernández
El viento ruge por la mirada,
sillas rojas me acompañan,
el sonido del viento es inoperante,
la barca que sondea el estertor.

No sabes darme lo que te pido,
hay dioses esperando en la calle,
critico en tu puerta morada,
hueles a vino compartido....

mal de muchos no me remedia
instinto y ganas
mañana me escapo
flores en la montaña

y en su cima pido una copa
que caliente un pecho helado
las se incrustan en mi ropa
puliendo un instante anhelado

No descarto huir eternamente
perder la distancia, encontrar
los olvidos que nos merecen
de tanto que nos retamos.

En ese reto salimos heridos,
por espinas llenas de veneno;
dagas tiradas al son de aullidos,
matan a uno en camas de heno.

Seda blanca tapa el intelecto
una lobréga celda y espera
al veneno que ansía hacer efecto.
Las almas puras quedan fuera.

¡Detente! de tanto en tanto
detente. Escucha mi espanto
...Termina con el adelanto
de los que no oyen mi canto

Martes 06 de Diciembre de 2011 16:50
 
Héctor Antonio Cavazos Reséndiz
(Un error, mercen no, merecen si)

El viento ruge por la mirada,
sillas rojas me acompañan,
el sonido del viento es inoperante,
la barca que sondea el estertor.

No sabes darme lo que te pido,
hay dioses esperando en la calle,
critico en tu puerta morada,
hueles a vino compartido....

mal de muchos no me remedia
instinto y ganas
mañana me escapo
flores en la montaña

y en su cima pido una copa
que caliente un pecho helado
las se incrustan en mi ropa
puliendo un instante anhelado

No descarto huir eternamente
perder la distancia, encontrar
los olvidos que nos merecen
de tanto que nos retamos.

En ese reto salimos heridos,
por espinas llenas de veneno;
dagas tiradas al son de aullidos,
matan a uno en camas de heno.

Seda blanca tapa el intelecto
una lobréga celda y espera
al veneno que ansía hacer efecto.
Las almas puras quedan fuera.
Martes 06 de Diciembre de 2011 16:24
 
Héctor Antonio Cavazos Reséndiz
(Un error, mercen no, merecen si)

El viento ruge por la mirada,
sillas rojas me acompañan,
el sonido del viento es inoperante,
la barca que sondea el estertor.

No sabes darme lo que te pido,
hay dioses esperando en la calle,
critico en tu puerta morada,
hueles a vino compartido....

mal de muchos no me remedia
instinto y ganas
mañana me escapo
flores en la montaña

y en su cima pido una copa
que caliente un pecho helado
las se incrustan en mi ropa
puliendo un instante anhelado

No descarto huir eternamente
perder la distancia, encontrar
los olvidos que nos merecen
de tanto que nos retamos.

En ese reto salimos heridos,
por espinas llenas de veneno;
dagas tiradas al son de aullidos,
matan a uno en camas de heno.
Martes 06 de Diciembre de 2011 12:53
 
Ángel Rodríguez Fernández

(Un error, mercen no, merecen si)

El viento ruge por la mirada,
sillas rojas me acompañan,
el sonido del viento es inoperante,
la barca que sondea el estertor.

No sabes darme lo que te pido,
hay dioses esperando en la calle,
critico en tu puerta morada,
hueles a vino compartido....

mal de muchos no me remedia
instinto y ganas
mañana me escapo
flores en la montaña

y en su cima pido una copa
que caliente un pecho helado
las se incrustan en mi ropa
puliendo un instante anhelado

No descarto huir eternamente
perder la distancia, encontrar
los olvidos que nos merecen
de tanto que nos retamos.
Martes 06 de Diciembre de 2011 12:03
 
Ángel Rodríguez Fernández
El viento ruge por la mirada,
sillas rojas me acompañan,
el sonido del viento es inoperante,
la barca que sondea el estertor.

No sabes darme lo que te pido,
hay dioses esperando en la calle,
critico en tu puerta morada,
hueles a vino compartido....

mal de muchos no me remedia
instinto y ganas
mañana me escapo
flores en la montaña

y en su cima pido una copa
que caliente un pecho helado
las se incrustan en mi ropa
puliendo un instante anhelado

No descarto huir eternamente
perder la distancia, encontrar
los olvidos que nos mercen
de tanto que nos retamos.
Martes 06 de Diciembre de 2011 10:43
 
Héctor Antonio Cavazos Reséndiz
El viento ruge por la mirada,
sillas rojas me acompañan,
el sonido del viento es inoperante,
la barca que sondea el estertor.

No sabes darme lo que te pido,
hay dioses esperando en la calle,
critico en tu puerta morada,
hueles a vino compartido....

mal de muchos no me remedia
instinto y ganas
mañana me escapo
flores en la montaña

y en su cima pido una copa
que caliente un pecho helado
las se incrustan en mi ropa
puliendo un instante anhelado
Martes 06 de Diciembre de 2011 00:32
 
Raquel Monzó
El viento ruge por la mirada,
sillas rojas me acompañan,
el sonido del viento es inoperante,
la barca que sondea el estertor.

No sabes darme lo que te pido,
hay dioses esperando en la calle,
critico en tu puerta morada,
hueles a vino compartido

Mal de muchos no me remedia
instinto y ganas
mañana me escapo
flores en la montaña

Martes 06 de Diciembre de 2011 00:28
 
Héctor Antonio Cavazos Reséndiz
El viento ruge por la mirada,
sillas rojas me acompañan,
el sonido del viento es inoperante,
la barca que sondea el estertor.

No sabes darme lo que te pido,
hay dioses esperando en la calle,
critico en tu puerta morada,
hueles a vino compartido....

mal de muchos no me remedia
instinto y ganas
mañana me escapo
flores en la montaña

y en su cima pido una copa
que caliente un pecho helado
las se incrustan en mi ropa
puliendo un instante anhelado
Martes 06 de Diciembre de 2011 00:27
 
Raquel Monzó
mal de muchos no me remedia
instinto y ganas
mañana me escapo
flores en la montaña
Martes 06 de Diciembre de 2011 00:12