Red Social de Poesía
Un servicio de...
Soypoeta.com
Mara Komukai
 

Datos técnicos

Informacion Basica

Tipo:
Poeta
Nombre
Mara
Apellidos
Komukai
Fecha de Nacimiento
23/11/1994
País Actual
México
Género
Mujer

Amigos

FacebookTwitterLinkedinRSS Feed

Día dos:

Reconozco que dormí muy sabroso anoche, me faltaron unas horas más de sueño y hubiese sido el descanso perfecto. Me levanto una llamada de mi abue a las nueve treinta y tres de la mañana para recordarme que tenía que ir a trabajar. Qué bueno que me marcó porque no sé en qué momento apague mi alarma...

No recuerdo haber soñado nada en la noche, pero descanse como cuando me quedo dormida con las piernas y los brazos al rededor de ti y amanezco volteada pero contenta de estar a tu lado.

Salí corriendo de la casa, llegue un poco pasado de las diez al trabajo, no había nadie. Espere afuera con un cigarro, llego Emmie, abrió, entramos, me metí directo a la oficina, abrí la lap, puse el documento en el que debí trabajar ayer, y me puse a mandar memes en Instagram. No me pude contener y te envié unos tres, olvidé por completo que no era buena idea hacerlo. Espero que tú no me mandes nada porque no soporto tener un mensaje sin ver, lo vería tarde o temprano pero de ese día no pasa. Volví a concentrarme en el trabajo, me di cuenta que no corregí todo como lo decía en él acta, estaba bastante distraída, tarde y no hice ni el 60% de las correcciones. Intenté ponerme en marcha de nuevo, con el mismo éxito de la primera vez, me sentía más cansada que ayer que solo dormí una hora. Mientras pensaba en la razón de mi cansancio, caí en cuenta que estaba cabeceando, sopesé mucho la posibilidad hasta que me vencí y me acurruqué a lado de la lap, estaba empezando a quedarme dormida cuando escuché el tacón de una bota. Sarain entró golpeando los talones como de costumbre, un caminar muy distintivo de él, revisó mi "avance" no me dijo nada con respecto a que no había avanzado, solo me dijo que termináramos esto y que lo acompañaría al juzgado.

Nos fuimos al juzgado, todo muy aburrido como siempre, aunque me da mucha curiosidad saber cómo cosen los juicios de demanda, son tomos de más de setecientas hojas y por mas viejos que estén no se rompen las páginas.

De vuelta al despacho pasamos al mercado de Teran, recordé que muero por traerte a desayunar a sus pasillos. Volvimos y faltaban treinta para las tres y yo solo pensaba como podía dormirme un rato sin que se dieran cuenta. Creo que ese sería mi superpoder si tuviera que elegir uno... pensándolo bien, sería poder teletransportarme y así poder darte un beso de buenas noches.

Llegue a la casa, sin ánimos de cocinar pero con un hambre infernal, así que tuve que escoger entre dormir y comer. Adivinaste, comí, me recosté un rato en el sillón esperando dormirme y llego Mayda exigiendo comida. Me levante, le serví, subí a mi cuarto. Escribí otro poco para mi preciosa, estoy pasando en limpio aquellas palabras que me ayudaste a plasmar para su cumpleaños, al fin tengo un papel bonito, y una pluma que hace que mi letra parezca impresión. Apenas llevo tres hojas, me faltan cinco más, pero me está quedando bastante bien. Creo que valdrá la pena el año de espera.

Me cambié para ir a correr, convoqué al squad, curiosamente nadie podía. Pero Mayda ya estaba al pie del cañón. Nos fuimos a las seis veinte a caña hueca, calentamos, caminamos una vuelta y la anime para que trotara unas vueltas sin parar. Se quejó todo el camino, pero logró dar dos vueltas trotando a su ritmo, yo iba y venía. Definitivamente ayer aguanté más. Mi marcador dice que ayer habían sido siete kilómetros hoy apenas logré cinco. Aún no puedo creer que haya hecho siete kilómetros con una hora de sueño.

Volvimos a la casa, "hice cena", pan tostado con panela y aguacate. El primer aguacate que partí ya estaba viejito, me hice una mascarilla con el para el cabello. Cenamos, tomé té de menta, me senté a la mesa, revisé mis redes sociales, noté que le diste like a unos tweets míos, sentí bonito. Luego vi unos tweets tuyos que no entiendo, sentí feo. Debería cerrar Twitter. Es tuyo. 

Subí, me bañe, te extrañé, canté en la ducha. Me puse la pijama, te extrañé, me puse crema, te extrañé, me senté a escribirte y te volví a extrañar. Intenté una nueva fuente, me gustó, necesito practicar más para hacerte algo lindo. Te extraño, estoy cansada y te extraño. Me iré a la cama, también ahí te extrañaré.

  • Nota:
    Te amo. 
  • Tematica: Libre
  • Tipología: Libre
  • Chiapas, Mexico   -   Ver Mapa
  • Idioma: Español
  • Año de creación: 2019
  • Unable to get map center coordinates, please verify your location! (Chiapas, Mexico)

Comentarios (0)

Déje un comentario

Usted está comentando como invitado.

Cancelar Enviando comentario...

Novedades de usuarios destacados

¿Quieres ser un usuario destacado?
friends
Hace 145 días
friends
Hace 329 días
profile
Hace 334 días

Concurso de Poemas Temáticos 'Red Social de Poesía'