Elena Shirokikh - Miércoles, 25 Enero 2017

Calor robado

Los sueños entumecidos,

al borde de la hipotermia,

el espejismo del asilo

envenenado de burocracia,

los dedos temblorosos

al tocar la pantalla

y una sonrisa infantil en su adulto rostro:

"Mamá, estoy bien, he llegado".

 

Abrazos exhaustos,

zapatos empapados

que han recorrido Dios sabe

cuántas calamidades,

todas sus pertenencias 

y sus aspiraciones,

papel mojado.

 

Y mientras entre mis manos

sostengo el pie helado

de uno de los niños,

en mi mente no hay lugar

para ternura ni reflexiones:

lo único que pienso ahora

es que merecen

que se les devuelva

el calor robado.

¿Te gusta? Dale tu voto:
Votos: 1

Comentarios (0)

Déje un comentario

Usted está comentando como invitado.

Cancelar Enviando comentario...

Publica tus poemas
Difunde tus eventos
España e Hispanoamérica

Únete a la más importante...

Red Social de Poesia

Suscríbete al Boletín

museos-200-01

blog-soypoeta-home-200-01

Banner

Mario Benedetti

 

Publicidad gratuita:

Publica tu libro con Bubok

Casa del libro